Baile de estrellas a última hora

abc

Lo bueno se hace esperar. El mercado de fichajes internacional, aburrido y austero durante todo el verano, se puso patas arriba en las últimas horas. De contar los movimientos con cuentagotas, conforme se acercaba el cierre del plazo crecía la lluvia de traspasos. Milán, Juventus, Manchester City y Schalke 04 han sido los principales culpables de esta explosión de titulares. Mientras que Ibrahimovic, Robinho, Silva, Raúl, Krasic, Diego o Balotelli han protagonizado las incorporaciones más sonadas.

El 31 de agosto no defraudó. Como cualquier estudiante rezagado, todos los equipos con los deberes sin hacer sobrecargaron las líneas y quemaron los faxes. Decenas de tránsfers recorrieron Europa, algunos con cierta incertidumbre debido a lo justo de su hora. El más destacado en este caso, el de Rafael Van der Vaart, que no llegó a las oficinas de la Premier League a tiempo. El Tottenham ha alegado fallos en los servidores de sus oficinas y finalmente, tras varias horas de dudas, se ha confirmado la marcha del holandés a la liga inglesa.

Una liga inglesa donde ha primado la confianza en la plantilla actual. Todos los clubes se han abrochado el cinturón y apenas han acometido contrataciones. Todos, excepto uno, el faraónico Manchester City. Con 153 millones desembolsados en seis altas, ha sido el único que ha sembrado el miedo por su indiferencia a la hora de pagar el precio que sea. Silva, Yaya Touré, Kolarov, Balotelli, Milner y Boateng (el del Hamburgo) han potenciado al vecino de los Red Devils, convirtiéndolo en un candidato automático al título.

Sus rivales, Chelsea y Man Utd, apenas han optado por Benayoun y el Brasileño Ramires en Stamford Bridge, y por la revelación mexicana Javier Hernández (Chicharito) en Old Trafford. Algo así se puede decir del Liverpool, aunque no por la cantidad, sino por la calidad. Joe Cole, Jovanovic o Meireles son buenos fichajes, pero ninguno aumenta el nivel en Anfield, y menos con la salida de Aquilani camino del Calcio, el citado Benayoun o Riera rumbo a Grecia.

Entre el resto de equipos, a destacar el fichaje de Asamoah Gyan por el Sunderland o las incorporaciones de Zigic y Foster al Birmingham. Un Birmingham al que precisamente hoy le han denegado el traspaso del delantero búlgaro Ivelin Popov, ya que según el gobierno británico el jugador no ha disputado suficientes partidos internaciones con su selección como para jugar la Premier. Cosas de las islas…

Ya en el Mediterráneo, en Italia han sido Milán y Juve los dos que mejor han aprovechado el mercado, en especial sus últimas horas. Con la urgencia de recortar distancias frente al Inter (el cual por cierto no ha fichado nada), los rossoneros han pagado hasta 51 millones en Ibrahimovic (24), Papastathopoulos (7), Kevin Prince Boateng (2) y Robinho (18), otro fichado el mismo día 31.

La Juve, que ha llamado la atención por la sorprendente venta de Diego al Wolfsburgo, Poulsen al Liverpool o Molinaro al Stuttgart, también ha renovado sus caras. Jorge Martínez, Bonucci, Simone Pepe, Storari, Krasic, Aquilani, Quagliarella… Hasta 13 fichajes han llevado a cabo en Delle Alpi, sin contar a los chavales de la cantera que formarán parte de la primera plantilla.

En menor medida, la Roma también ha aportado algo de color haciéndose con el díscolo Adriano, Borriello y Burdisso. Al Genoa han llegado el portero mundialista Eduardo y desde Alemania el brasileño Rafinha. Precisamente, a la Bundesliga se ha marchado un grande de la Serie A, Camoranesi, que firma por el Stuttgart.

No ha sido el único. Otro de los equipos que más ha animado el mercado europeo es alemán, el Schalke 04. Además de la mediática e impactante incorporación del ex-capitán madridista Raúl, los de Felix Magath han fichado a Escudero, Metzelder, Huntelaar, Jurado o Papadopoulos. No obstante, también han vendido sin complejos: Kuranyi y Ze Roberto abandonan la Bundesliga, mientras que Asamoah y Zambrano se van al recién ascendido St. Pauli y Westermann al Hamburgo.

En el Allianz Arena, por su parte, han creído a pies juntillas en los finalistas de la Champions y no han presentado a nadie. El Wolfsburgo por su parte se ha traído de Italia a Diego y a Kjaer, además del internacional Friedrich procedente del descendido Hertha de Berlín. De la capital alemana también se ha marchado Kacar, rumbo al Hamburgo de Westermann.

La liga más aburrida a lo largo del verano, incluso durante las frenéticas 24 horas de ayer, ha sido la Ligue 1 francesa. Tan solo dos bombazos han copado alguna que otra portada, el fichaje de Gourcuff por el Olympique de Lyon y el de Gignac por el otro Olympique, de Marsella. A éste último se ha marchado también Remy desde Niza. Lo más importante quizás sea la llegada de dos españoles al campeonato francés, Azpilicueta al Marsella y Álvaro Mejía a un novato de la categoría, el Arles-Avignon.

Twitter: @NJSaez

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies