Que no cambie la historia

blogspot.com

Se cumple un ciclo para la Selección Española. Todo empezó un maravilloso 22 de junio, cuando Cesc Fábregas batía a Buffon en el penalti definitivo de una tanda en la que Casillas había sido protagonista. Superábamos la barrera de los cuartos de final, algo que pesaba como una losa en el fútbol español. Desde entonces, somos campeones de Europa y del Mundo, y hoy, frente a Francia, se cierra ese círculo, el cual queremos volver a realizar.

Muchas son las emociones enfrentadas en un partido en el que España tiene el papel protagonista, por los títulos cosechados en los últimos años y por la cantidad de elogios recibidos por todos los entendidos de este deporte. Hoy es el día en el que toca dar el callo, cuando hay que demostrar que ‘La Roja’ sigue siendo la mejor selección de Europa y del Mundo.

abc.esPara darle un poco más de morbo al choque, no podía haber tocado otro rival que Francia. La selección entrenada por Blanc tiene el punto histórico a su favor, y es que, España nunca ha derrotado en un partido oficial a los franceses. En nuestra memoria está ese gol de Platini que se le escapó a Arconada; el penalti fallado por Raúl en la Eurocopa del 2000, que a la postre se llevaron los franceses; o los goles de Zidane en diferentes épocas, pero que tuvieron mismo final: España fuera de una competición oficial. Y para qué engañarnos, eso escuece.

Por si no fuera suficiente motivación la de romper una historia plagada de desgracias frente a la Selección francesa, España tiene una batalla más pendiente, absurda, pero por la que parte de la ciudadanía clama venganza: los guiñoles franceses. Esos muñecos han hecho daño, han herido el orgullo español con sus burlas a nuestros mejores deportistas. Nadal, Gasol, Contador o Casillas han sido el blanco preferido de las bromas de los guiñoles franceses. Las parodias, acusando a nuestros campeones de doparse, no parece que vayan a cesar sea cual sea el resultado, pero una victoria de España sería la excusa perfecta para acallar esas estúpidas acusaciones.

zetaestaticos.comEn el ámbito deportivo y centrándonos en el fútbol desplegado por ambas selecciones en esta Eurocopa, podemos asegurar que el partido será disputado, pero España tiene más papeletas para llevarse el encuentro. La selección de Vicente del Bosque ha sembrado algunas dudas después de su último partido, frente a Croacia, pero lo cierto es que Francia está mucho peor. La selección entrenada por Blanc perdió su último choque de la fase de grupos, contra una selección que ya estaba eliminada, Suecia, cediendo la primera posición a Inglaterra y condenándose a encontrarse con España en los cuartos de final de esta Eurocopa.

Es evidente que cuando la pelota eche a rodar, los datos y los precedentes no sirven de nada, lo que cuenta son los 22 jugadores que haya dentro del terreno de juego. Las grandes estrellas de ambos conjuntos no faltarán a esta cita:

liderendeportes.comEn el lado francés, con Benzema en un nivel bastante discreto, el talento de este equipo nace de las botas de Nasri. Es el enganche entre el centro del campo y el ataque, con una visión de juego espectacular y con desparpajo suficiente para echarse al equipo a las espaldas. Cuidado también con Ribéry, el jugador del Bayern de Múnich es un puñal por la banda y sus internadas son un constante peligro.

En el lado español, nos encontramos al futbolista más en forma del torneo, Andrés Iniesta. El manchego es la llave para abrir cualquier defensa férrea, por lo que si a los franceses se les ocurre encerrarse, deben ser conscientes de que tarde o temprano Iniesta abrirá el candado. Lo del ‘9’ es una incógnita, por lo que dejaremos que Del Bosque nos vuelva a sorprender. El otro gran seguro de ‘La Roja’ es Iker, que como una vez dijo Xavi, ‘sabes que siempre queda Iker’, por lo que el portero de la Selección tiene la obligación de salvaguardar la portería, para que una vez más, volvamos a disfrutar de una semifinal europea.

Ahora empieza lo serio, quien pierda se va a casa. Hoy se para el reloj de gran parte de los españoles durante 90 minutos de infarto, de emoción, de nervios, pero sobre todo, de fútbol. Que no cambie la historia, dejadnos seguir soñando.

Twitter: @djm_9

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies