Se veía venir, es Italia ([2]0-0[4])

co.uk

La Italia menos italiana de los últimos años se mete en la segunda semifinal tras superar en la tanda de penaltis a una rácana Inglaterra. A pesar de que Montolivo mandó su lanzamiento fuera, el fallo de Ashley Young y de Cole, el acierto de Buffon y de Diamanti, hicieron el resto.

El partido empezó con mucho ritmo, con un zurdazo de De Rossi que se fue al palo y con un punterazo en el área pequeña pocos minutos después de Jhonson que sacó Buffon en una parada mitad suerte, mitad reflejos.

Pirlo se vistió de Xavi y empezó a repartir juego, pero Balotelli estaba quizás algo acelerado ante parte de sus compañeros en el City y Cassano aunque voluntarioso, no es el ‘talentino’ que un día fue.

co.ukInglaterra se limitaba a aguantar las acometidas italianas. Rooney juega mejor sólo que acompañado y apenas se le vio. Gerrard que ha hecho un torneo notable, sin embargo, anduvo algo gris. Sólo Parker tenía criterio entre los Pross.

Así fue la primera parte, con un vistoso partido que demostraba que esta Italia de Prandelli quiere jugar al fútbol, busca la asociación y deja de lado el catenaccio que tan bien ha definido su estilo durante años.

En la segunda mitad, más de lo mismo, tras alguna combinación italiana en la que Pirlo mandaba y Montolivo ejecutaba, Hodgson buscó el gol intentando huir de la prórroga y los posibles penaltis. Dio entrada a Carroll que en vez de apoyar a Rooney, le anuló y también a Walcott, que estuvo desaparecido.

Mediada la segunda parte, el partido se rompió y la posesión pasó a ser transalpina pero ni Cassano primero, ni Mario Balotelli después, consiguieron inquietar la portería defendida por un buen Hart en la que el defensa del Tottenham, Lescott estuvo colosal.

Prandelli también movió el banquillo y dio entrada a Noccerino y a Diamanti, que avisó varias veces que quería ser protagonista. Noccerino también asustó al poco del final con una gran ocasión.

co.ukCon ambos equipos bastante cansados, se llegó a la prórroga en la que Italia era un quiero y no puedo, mientras que los ingleses sabedores de su inferioridad en el que un balón apenas les duraba más de cuatro toques, buscaban llegar a la lotería de los penaltis.

Ésta fue épica, Ballotelli y Gerrard lanzaron los primeros para asegurar. Montolivo la echó fuera y Rooney adelantó a los británicos. Pirlo a lo Panenka no defraudó, pero se presumía que algo iba a pasar. De hecho decir esto es ventajista; siempre pasa en una tanda de penaltis y el marrón se lo llevó Ashley Young que tiró a romper y el balón golpeó el larguero de la portería defendida por Buffon. Nocerino cumplió y el otro Ashely, esta vez, Cole volvió a fallar. O Buffon la paró. Como prefieran. Diamanti no falló su disparo y metió a Italia en una semifinal que ya se le negó hace cuatro años en cuartos con el recordadísimo penalti de Cesc.

Ahora toca celebrarlo, descansar y preparar el partido frente Alemania. Si este partido era una final anticipada, la semifinal también lo es.

A priori, los germanos son mejores sobre el tapete, pero como se suponía, Italia ha ido de menos a más en el torneo y ya están en semifinales, y viendo cómo están… con un pie en la final.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies