Justos vencedores (2-1)

El Bayern de Múnich superó con claridad al Valencia con goles de Schweinsteiger y Toni Kroos. En los minutos finales, Valdez marcó de cabeza el gol del honor en los minutos finales, poco antes de que Rami fuera expulsado y Diego Alves parara un penalti.

El plan del Valencia era más que arriesgado. Ni siquiera se esforzó mucho por disputarle el balón a los alemanes. Decidió esperar su oportunidad y salir, muy descaradamente, al contragolpe. Quizás no se esperaba que el asedio de los subcampeones de Europa fuese tan desmedido. Los levantinos presionaron bien, defendieron con un derroche físico más que aceptable y un buen posicionamiento. Sorprendió la actuación de Ricardo Costa, que estuvo muy por encima del nivel esperado.

El centro del campo valencianista era más que limitado a nivel defensivo. No nos pilla de nuevas. Dentro de lo que es una derrota aplastante a nivel de juego, es muy importante valorar el contexto en el que llegaba el conjunto che al choque, con las bajas de Gago, Albelda, Canales, Piatti, Mathieu y Banega. Muchos jugadores imortantes, las opciones en el centro del campo estaban limitadas, o bien a situar más adelantado a Rami (arriesgado) o bien alinear al canterano Portu (precipitado, aunque realmente desconozco su potencial).

Por ello, la casta y el esfuerzo de jugadores que no están acostumbrados a tareas defensivas fue aceptable. Y la defensa jugó un buen partido. los goles llegan, el primero desde el sector izquierdo tras pegar el balón el el muslo de Cisshoko y el segundo de tiro desde fuera del área de Kroos. Imparable, por cierto. Por ello hay que romper una rama a favor de un Valencia, que, a falta de que se recuperen sus estiletes, solo puede tener una tendencia ascendente a medio plazo. ¿Hasta entonces? Apretar los dientes. Esta idea es increíblemente unánime en todo el valencianismo.

Sobre el Bayern tampoco hay mucho por descubrir. Kroos está asentadísimo en una posición de ’10’ donde hace las delicias de Robben y Ribèry. magnífico partido del internacional. Muy buena labor defensiva de los extremos del Valencia, que consiguieron realizar unas ayudas notables. De ahí que la labor de Kroos sea tan llamativa. Por otro lado, la medular formada por Schweinsteiger y Martínez empieza a consolidar su candidaturas como una de las mejores a nivel mundial. Tremenda la vuelta de ‘Schweini’ tras una Euro más que cuestionable.

Mucho tiene que mejorar a nivel ofensivo el Valencia para poder competir en Mestalla. La afición será clave. La gran esperanza es, sin duda, Feghouli, que intentó escorarse hacía el interior mientras no desocupaba sus tareas. Tuvo bastante presencia. Con Banega, Canales y el argelino. ¿Se puede soñar al menos? Claro, siempre se puede.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies