El motivador, desmotivado

‘A once puntos, con once jugadores de la cantera’. Es lo que la mayoría de los periódicos deportivos rezaban en las portadas, después de que el Barça completara el descalabro del Real Madrid en Sevilla, haciendo que el final de Liga esté casi finiquitado. Hoy ha hablado Mourinho, en una rueda de prensa dedicada a echar balones fuera a cada pregunta que le hacían los periodistas.

A nadie se le pasa por alto que el fracaso de Mourinho en lo que va de temporada es evidente. Con un Barça intratable en Liga, donde todavía no ha perdido ni un solo partido, y con un Atlético de Madrid en el mejor momento de los últimos años, el Real Madrid es una sombra de sí mismo. Es por ello que Mou se muestra esquivo a la hora de contestar las preguntas de ciertos periodistas que vaticinan una posible marcha del técnico.

El éxito o fracaso del Real Madrid depende de lo que haga el Barça, y viceversa. Al luso se le contrató para destronar a los culés, tanto en Liga como en Champions, y de momento, salvo los títulos de Liga y Copa del Rey, no se ha conseguido tal objetivo. Es más, si apuramos, tendríamos que decir que la misión de Mourinho era levantar ‘la Décima’, el trofeo más ansiado por el madridismo, y de momento nada.

Volviendo a la rueda de prensa y recordando el ‘peloteo’ que se traían Mourinho y los periodistas, el técnico ha dejado pequeños detalles para analizar, como por ejemplo cuando ha dicho que se marchó del Chelsea a mitad de temporada y sigue teniendo una buena relación allí, al igual que con el Inter. Quizás lo más reseñable en su aparición de hoy frente a los medios, quedando cierta duda de que si en los próximos partidos el Real Madrid se distancia más en la clasificación con Barça y Atlético de Madrid, Mourinho pueda abandonar el barco blanco.

Es cierto que Mourinho es un tipo que ha cosechado grandes éxitos en todos los clubes por donde ha pasado, ganando en ligas en todos esos países, incluso adjudicándose alguna que otra Champions que ha hecho que su prestigio como entrenador sea reconocido como uno de los mejores, pero en el Real Madrid ha sido diferente. Si el portugués es bueno en algo, incluso el mejor, es en el ámbito de la motivación. Aunque una cosa complemente a la otra, ser un gran motivador, no es igual que ser un gran técnico. Con esto quiero decir que Mou ha sabido complementar su gran virtud, con su carencia en el aspecto táctico, eso sí, hasta que le ha ido bien, ahora, en un momento difícil para el Real Madrid, la cosa se ha complicado mucho.

A pesar de que los entrenadores siempre se hacen responsables del mal papel de sus equipos (no suelen hacer lo mismo cuando las cosas van bien), en este caso, Mourinho no puede cargar toda la culpa del mal inicio de temporada del Real Madrid. Los ‘merengues’ han perdido casi los mismos puntos, que en toda la temporada de Liga pasada. Esto se debe principalmente a que el equipo no carbura, pero también, y principalmente, a que Cristiano Ronaldo no mantiene la efectividad goleadora de otros años, incluso la intermitencia de Higuaín y Benzema incrementa la carencia de goles que puedan ayudar a la victoria.

Sin duda alguna, el ‘match-ball’ que pareció salvar el Real Madrid empatando con el Barça en el primer duelo liguero entre ambos, lo ha perdido en otros campos, quizás de forma demasiado prematura para que alguien siga pensando que la Liga aún es posible para el madridismo.

Twitter: @djm_9

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies