Un Atlético de récords (2-0)

El Atlético se impuso al Levante en el otro derbi Madrid vs Valencia por 2-0, en un partido marcado por la lesión de Falcao, y un nombre propio: Javier Manquillo, que debutó como titular en el primer equipo, firmando un brillante encuentro.

El Atlético recibió al Levante en el partido de las 19:00 del domingo en el Vicente Calderón. Tras la victoria cosechada en copa frente al Betis por 2-0, los del Cholo Simeone prepararon el partido con el objetivo de seguir sumando en casa y aprovechar el tropiezo del FC Barcelona contra la Real Sociedad. Y así fue, sumando además récord de paso.

Los de Juan Ignacio Martínez se presentaron en el Estadio del Manzanares con el objetivo de poner fin a la racha rojiblanca en casa. Planteamiento marca de la casa: solidez defensiva, presión asfixiante y contras rápidas. Por su parte, Diego Pablo Simeone hizo gala de su fondo de armario. La ausencia del lesionado Juanfran fue cubierta por el canterano Manquillo, demostrando así que el proyecto rojiblanco confía en la cantera. Arda Turán y Diego Costa descansaron y empezaron el encuentro desde el banquillo. Cristián “el Cebolla” Rodríguez y Adrián fueron la apuesta del argentino en el once, que no pudo estar más acertado con las decisiones técnicas.

El partido arrancó sin un dueño claro. Dominaba el Atlético, pero sin crear excesivo peligro, culpa de la solidez defensiva de los blaugranas, que aprovechaban las contras para salir rápido. Pero el encuentro no tardó mucho en seguir el guión esperado. A la media hora de juego, Tiago, quien parece haberse hecho definitivamente con la posición de mediocentro defensivo, en detrimento de Mario Suárez, se hizo con el balón en el centro del campo. Leyó perfectamente el desmarque de Manquillo, que llegó a línea de fondo como una bala. El luso puso un balón milimétrico a espaldas de la defensa, directo al pié del canterano, que de primeras, asistió al segundo palo, donde Adrián la puso entre los tres palos sin apenas ángulo. Gran gol al primer toque, en el que fueron protagonistas dos de las novedades sobre el campo.

La nota negativa la puso Radamel Falcao. El colombiano estuvo desconectado durante todo el tiempo que duró sobre el terreno de juego. Ya en la segunda parte, se vio obligado a abandonar el partido tras quedarse tirado en mitad de una carrera hacia la portería rival. Saltaron las alarmas en el feudo rojiblanco. Entró en su lugar Diego Costa. Más tarde se daría a conocer el parte médico: lesión de grado I-II en los isquiotibiales del muslo izquierdo, que le mantendrá alejado del césped entre dos y tres semanas. Se perderá los partidos de copa y liga contra el Betis y el compromiso contra el Athletic seguro. Y quien sabe si alguno más.

El partido lo cerraría Koke. El canterano trazó una pared con Diego Costá, y le pegó de rosca de primeras. El balón describió una parábola perfecta que se coló por toda la escuadra de la portería defendida por Munúa.

De esta forma, el Atlético de Madrid suma unos números de escándalo como local: 18 victorias consecutivas y 948 minutos sin encajar un gol.

Corren buenos tiempos en la parroquia rojiblanca. Y por allí confían en que la racha perdure, aunque tenga que ser sin el Tigre en los siguientes compromisos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies