El Madrid vuelve a las andadas (1-0)

Volvió la mala versión liguera de los de Mourinho. Al Granada le valió el tanto en propia puerta de Cristiano. Pésima imagen a diez días de la Champions.

El subidón producido por el partido ante el Barcelona se disipó en Los Cármenes traduciéndose en la misma sensación de los últimos meses. Una imagen vergonzosa que podría resultar entendible sabiendo que la Liga ya está perdida, pero que deja bastante que desear cuando se está defendiendo ese escudo. El Madrid apareció por Granada porque así lo requiere el calendario, sin ninguna otra intención.

Ni un tiro a puerta en la primera parte para comenzar el dantesco espectáculo. Özil no estaba por sanción, y Modric aunque le pone ganas no llega al nivel del alemán. El Madrid lo notaba en cada uno de sus intentos por crear ocasiones, y si en algún momento lo conseguía, Higuaín las echaba a perder. El argentino idolatrado para quedarse el pasado verano, tendrá que en el próximo convencer al club para que no hagan lo contrario.

Si hay otro jugador que este año no está a la altura de anteriores temporadas es Xabi Alonso. Mourinho ha retrasado su posición en exceso, y más que crear juego, su función ahora es la de destruir y sacar el balón jugado como sea. El tolosarra las pasó canutas durante todo el partido, pagándola más de una vez con la pierna del contrario.

Para colmo, el jugador al que se agarra todo el madridismo se equivocó de portería. Tras un corner sacado por Nolito, Cristiano Ronaldo peinó el balón hacia atrás sin que Diego López pudiese hacer nada. El portugués se quedó condicionado el resto del encuentro por esa acción, y aunque lo intentó durante toda la segunda parte, la falta de confianza en sacar el partido adelante se le notaba en las piernas.

En la segunda parte Mourinho sacó a Callejón por Khedira para irse al ataque. No era difícil superar lo hecho en el primer tiempo. Coentrao, en otro partido para olvidar, dejó su sitio a un falto de forma Marcelo. Y el cambio obligado de Benzema por Higuaín. De Guatemala a Guatepeor. El francés perdonó la más clara para los madridistas en todo el choque, mandando fuera un balón a puerta vacía. Algo de empeño en empatar le puso el Real Madrid en la segunda mitad, pero con un fútbol sin ideas y muy directo, incapaz de dar más de tres pases seguidos.

El Granada no tiró a puerta en todo el partido. Es el primer equipo en el siglo XXI que gana un encuentro sin hacerlo. Le fue suficiente con estar bien situado en defensa y crear algo de peligro de la mano de Rico y los puñales Aranda y Nolito. Alcaraz debutó con victoria con una victoria cuyo guión escribiría el mismísimo Clemente.

Por su parte, Mourinho atizó en la rueda de prensa a sus propios jugadores, a la prensa y a los que ponen los horarios en la LFP. El Manchester United acecha a la vuelta de la esquina, aunque si el técnico es capaz de motivar a los jugadores para ese día como ante el Barça (o motivarse ellos mismos), partidos como el de hoy quedarán en un plano secundario.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies