Con buena cara ante la Champions (4-1)

Un paseo ante el Sevilla corroboró la mejoría del Real Madrid antes del partido de Champions del miércoles. Cristiano con otro ‘hat-trick’ puso al Bernabéu a sus pies.

Era un trámite anunciado digno de finales de temporada, el Madrid dio la cara en el Bernabéu por que así lo requiere la camiseta que defiende y el Sevilla pareció confirmar el querer agarrarse a la Copa para entrar en Europa la próxima campaña como única opción. El que fuese un partido con poco en juego, dejó paradójicamente varias cosas para analizar de cara a la madre de todos los partidos, el del miércoles ante el Manchester United.

Para empezar, en cuanto a los nombres propios, Mourinho dejó a Khedira y Özil en el banquillo, garantizando su titularidad ante los ingleses. En los puestos que más controversia pueden crear, parece que la pieza que falta por engranar en la defensa la ocupará Pepe. El portugués reapareció un mes después en la segunda parte, y lo hizo dejando sus habituales ‘muestras de cariño’ a los jugadores del Sevilla pero demostrando que está en forma para disputar 90 minutos. Varane sigue arrastrando algún problema físico y lo de Albiol como titular fue un modo de darle algún minuto esta temporada.

En cuanto al hombre que acompañará a Cristiano y Özil en esa línea de tres se abre el abanico. Di María ha sido señalado por el técnico, a Callejón le falta el pasito definitivo para convertirse en titular, por lo que Modric es la alternativa. El croata volvió a hacer de organizador con una seguridad en el pase que contagió la confianza perdida en Granada a sus compañeros. Lo de Kaka’ es un caso aparte. Tras meses sin jugar el brasileño dio más de una muestra de su calidad y dejó destellos, con sprints, sí, sprints, dignos de su época de Milán. Pero en una hora se apagó, no está para un equipo grande.

En la batalla del 9, Benzema e Higuaín prosiguen en esa eterna lucha por el puesto de delantero. Este año, a diferencia de otros, es el ‘menos malo’ el que se gana el puesto. Jugaron los dos de inicio, en una prueba a 90 minutos por el puesto ante el United. El francés, que seguramente iba por delante por su técnica, movilidad y su efectividad en Europa, lo refrendó con un gol para abrir la lata. El ‘Pipa’ acabó expulsado por primera vez en su carrera, no hace falta decir nada más.

Cristiano, en cambio, sigue encandilando al público con su juego. Otros tres goles y una asistencia provocaron una ovación como las de las grandes ocasiones. Ronaldo llega en el mejor momento, no sólo futbolístico, sino también mental al partido frente al Manchester. Es el único que no ha bajado el pistón en toda la temporada y es el líder dentro y fuera del campo.

El Sevilla, por su parte, poco pudo hacer ante el vendaval y contragolpe letal de los madridistas. Emery continúa con el fantasma de los partidos grandes a sus espaldas. Su equipo fue incapaz de plantarle cara al Madrid, algo de lo que ya se le acusaba en su etapa del Valencia. Sólo Navas destacó en un equipo que en ningún momento adelantó líneas y se atrevió a dar la cara. Le falta plantilla a este Sevilla, pero también algo de ambición.

Con la moral reforzada y olvidando el ridículo de Granada, el madridismo aguarda la gran cita de la temporada. Cristiano está listo, falta ver si los otros diez elegidos lo estarán.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies