Cristiano es el ‘9’

El Madrid gana en Vigo con dos goles del portugués. Los blancos pudieron golear a la contra. El Celta se quedó a las puertas del empate en los últimos minutos.

Meses después, el Real Madrid parece comenzar a generar confianza en la Liga. Se llegaba a Balaídos con la resaca de Old Trafford aún en la cabeza, y aunque ya esté todo vendido en el torneo doméstico, los de Mou hicieron un partido serio.

El Celta de Vigo, con esa sensación de jugarse ya la vida en cada partido, presentó la lucha típica de quién se aferra a la Primera con una final por semana. Muy compacto intentó hacer daño desde el primer minuto, pero pronto se vio sobrepasado. Entre otros, por la genial actuación de Diego López, el cual augura un morboso debate en la portería cuando Casillas esté disponible en pocas semanas.

Y eso que el Real Madrid apareció por Balaídos con muchos suplentes. El repetido experimento Essien en el lateral derecho, Marcelo en el izquierdo, cuyo juego mejora a medida que su barriga reduce su tamaño, y el nuevo central suplente Pepe acompañaron a un Albiol que justificó su presencia ininterrumpida en el banquillo, con más de una acción de gran riesgo para la portería de Diego López.

Özil volvió a impartir una clase magistral jugando entre líneas, ayudado por la revolucionaria entrada de Xabi Alonso, donde realmente hace daño y Modric acertó cuando se le necesitaba, como el pasado martes. Pero si nadie descansa aunque le obliguen ese es Cristiano. Un gol al poco de iniciarse la segunda parte, y otro para adelantarse tras el tanto de Aspas y un penalti cometido sobre Kaka’.

Ronaldo ya no solo realiza su trabajo, la lamentable temporada de Benzema e Higuaín obligan al portugués en cada partido a realizar la función de ‘killer’. Ante el Celta, las ocasiones falladas fueron una muestra más a la lista de esta temporada. En el próximo verano, la primera decisión del presidente tras la contratación de un nuevo entrenador, será la de elegir un nuevo delantero centro. El francés y el argentino ya no compiten por un puesto en el once inicial, sino por continuar un año más en el club.

Y es que CR7 algún día fallará y el equipo no podrá reaccionar. Está bien que el portugués sea la estrella total y lo haga todo, pero un equipo que aspira a ganar la Champions necesita un plan B. Los recursos los tiene, pero no son efectivos por el momento.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies