Salvar al soldado Mourinho

En Madrid se celebran unas 10 manifestaciones por día al año. Las hay de todo tipo y raza sin distinción. Por haber, el próximo 6 de abril se sumará a la lista una en favor de la continuidad de José Mourinho en el Real Madrid.

Twitter está incendiado. Hartos de ser cómplices de las muchas mentiras que se han narrado durante meses, la denominada ‘Yihad’ mourinhista ha dicho ‘basta’ y ha iniciado su particular cruzada contra el periodismo deportivo.

El problema está en que algunos no entienden de distinciones. Han marcado con la insignia amarilla a todo aquel que huele a periodista. Una caza de brujas en toda regla, sin importar condición, antecedentes o responsabilidades. Un homenaje póstumo a Hans Landa.

Decía hace unos días alguien de cuyo nombre no logro acordarme: “La de mentiras e informaciones interesadas que nos han tenido que colar durante décadas cuando no existía Twitter”. Y no le falta razón.

Que en el periodismo deportivo se ha vivido de rumores infundados, o que ha habido campañas en favor u en contra de alguien según determinados intereses, es algo tan clásico y tradicional como las procesiones que campan por España en esta semana de Pasión o Desesperación, según la condición religiosa de cada individuo.

No obstante, no es un mal endémico de la rama deportiva. El santo oficio del periodismo se ha visto profanado en numerosas ocasiones en sus múltiples formas. Hemos pasado de etiquetar a las personas por el famoso “y tú de quién eres” a hacerlo según sus preferencias informativas. Cope o Ser. El Mundo o El País. Antena 3 o Telecinco. Marca o Mundo Deportivo. La ideología queda patente gracias a un subjetivismo a flor de piel.

Sin embargo, hay que saber separar el grano de la paja. Oír la voz independiente dentro del altavoz del gran grupo. Tanto mal hacen los que desean la marcha de Mourinho del Madrid mediante mentiras o desinformaciones, como los que suspiran por el final del periodismo y la caza y captura de todos los profesionales que se ganan la vida con ello.

Busque, compare y, si encuentra algo mejor, cómprelo. Escuche todas las opiniones y forme la suya propia. Nadie, ni siquiera José Mourinho, tiene la verdad absoluta. Palabra de mourinhista.

Twitter: @NJSaez

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies