El Barça pierde dos puntos pensando en el PSG (2-2)

Messi y Tello festejan uno de los goles (vía EuropaPress)

El Celta se agarra a la Primera División a costa de un Barcelona mermado por las bajas defensivas, y por las rotaciones de cara a la jornada de Champions de esta semana.

El Barça se presentaba en Balaidos con una defensa irreconocible. Las bajas de Jordi Alba, Puyol y Adriano ocasionaron que Tito tuviera que inventar una zaga compuesta por Alves, Piqué, Bartra y Montoya, jugando en el carril izquierdo. Además, en vista al choque de Liga de Campeones frente al PSG, el cuadro culé apostó por un centro del campo compuesto por Alex Song, Thiago Alcántara y Cesc. Otra de las sorpresas fue la presencia de Tello, que fue sin duda, el hombre más destacado del equipo de Vilanova y Roura.

Por su parte, el Celta partía también con un once en el que faltaban figuras importantes, como la de Krohn Deli, y sobre todo, Iago Aspas, el poderoso artillero celeste. Y aún así, el equipo de Abel Resino compitió a un gran nivel.

En los primeros compases de partido, en un encuentro sin dueño, con idas y venidas, el equipo gallego fue el primero en golpear. Sacaron partido de esa banda derecha, propiedad de Augusto Fernández, que pudo explotar gracias a la inexperiencia del canterano culé Montoya en el lateral izquierdo. Por ahí avisaría el cuadro celeste en un par de ocasiones, hasta que en una jugada desafortunada para la retaguardia blaugrana, Natxo Insa adelantaría en el marcador al Celta.

Tras el gol, el Barça no reaccionó como es de costumbre. Se volcó más en ataque, pero sin alardes en su juego. Un brillante Cristian Tello, que encontró en Leo Messi a su mejor socio, se encargó de tirar del carro catalán. De hecho, de esa sociedad nacería el empate, al filo del descanso. Un excelente pase al hueco del argentino que encontró un buen desmarque del canterano, le sirvió a Tello para poner las tablas en el marcador con una estupenda definición a ras del segundo palo.

De esta forma se llegaría al descanso. En el segundo acto, entraron Busquets, Iniesta y Villa, y el líder lo agradeció. Aquello se parecía más al Barcelona que todos conocemos. Messi marcaría el tanto que le daba la victoria momentánea a su equipo, asociándose de nuevo con Tello. El crack de la albiceleste firmó así un nuevo tanto en su cuenta particular, y estableciendo un nuevo récord. El 10 del F.C. Barcelona, con este gol, firma una vuelta entera marcando en todos los partidos (es decir, acumulando un total de 19). Parecía que el partido moriría con este resultado, pero en una nueva jugada desacertada de la zaga culé, llegaría el empate. Busquets regala el balón con un mal despeje, que le cae a Orellana. El chileno pone un centro al segundo palo, donde Borja Oubiña aprovecha otro desajuste defensivo del rival, y consigue el 2-2 final.

Así las cocas, el Celta consigue un empate que vale más que un punto. Pese a no haber logrado la victoria tan necesaria, el equipo de Resino consigue una inyección de moral impagable, algo que le vendrá genial en el sprint final de la liga. Por su parte, el Barça pierde dos puntos por el camino, ante los que Real Madrid y Atlético esperan sacar tajada. No les queda otra que olvidar, y centrarse en el partido en el Parque de los Príncipes contra el PSG esta semana.

Twitter: @ivanglez93

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies