Mourinho hablará el último

Se pensaba que la semana de partidos de selecciones apaciguaría por un tiempo el debate sobre la posible marcha de Mourinho del Real Madrid. Una vez más, no ha sido así.

Ser uno de los mejores entrenadores del mundo, como lo es el portugues, conlleva el poder elegir a los equipos a los que dirigir. Habría que recordar que así llegó al Madrid. Después de conseguir el triplete con el Inter, Moratti le prometió el paraíso, pero los insistentes rumores de su marcha al Madrid acabaron confirmándose. El Inter cedió, el Real pagó su cláusula. Quien quiera contar con los servicios de Mou tendrá que contar con estas circunstancias. Y el club blanco también.

Desde su llegada al Madrid, el portugués se ha visto relacionado con rumores que le situaban en otros equipos. El primero con su propia selección. A finales del 2010 ya se planteó la posibilidad de compatibilizar el cargo de seleccionador y el de entrenador del Madrid, idea que se descartó. Un año después, con Portugal jugándose el mundial en la repesca contra Bosnia, se repitió la situación, aunque esta vez tanto el club como Mou cerraron cualquier opción.

A partir de entonces no hay temporada en la que los rumores de la marcha del portugués del Real Madrid no provoquen un debate en un momento u otro. Estos rumores suelen partir en los medios, habitualmente extranjeros. Uno de los asiduos es el Sunday Times, que siempre saca a la luz las estancias de Mourinho en Londres. En Italia tambien suelen aparecer rumores frecuentes sobre su vuelta al Inter. Los medios franceses aseguraban un trueque entre Mou y Ancelotti, entrenador del PSG. Cada año se le sitúa como el sucesor de Ferguson en el United o de Mancini en el City… Y así una o dos veces al mes.

De estos rumores en la prensa extranjera se hacen eco los medios españoles. Todos los programas deportivos tienen uno o varios tertulianos que aseguran la marcha de Mourinho. El último en decirlo fue José Ramón de la Morena hace unas semanas. Poniendo otro grano de arena en el caso de la eterna marcha de Mou del banquillo blanco. No cabe duda de que en algún momento alguien acabará acertando, lo único que sabemos es que su contrato acaba en 2016.

Independientemente de lo que se pueda opinar del actual entrenador del club de Concha Espina, una cosa está clara: los excepcionales resultados que ha conseguido el portugués en todos los clubs que ha estado. Este hecho convierte a Mourinho en un entrenador atípico, siempre tiene la última palabra y los equipos a los que entrena le necesitan más que él a ellos. Nunca le faltarán ofertas en la élite que le den un cheque en blanco por contar con sus servicios. Lo que le convierte en un hombre impredecible. Sus palabras lo confirman, “hay cosas que están a punto de pasar y que nadie imagina”. Sólo él lo sabe.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies