Desafortunada noche de Champions (2-2)

mundodeportivo.com

Fue un querer y no poder. El Barça intentó ganar el partido, le puso ganas, pero la suerte le fue esquiva, y eso que esta vez sí entró la pelota. Se adelantó por dos veces el equipo culé, y otras tantas igualó el marcador el PSG, la segunda con el partido prácticamente acabado. El Camp Nou volverá a dictar sentencia.

Mientras que en otras ocasiones, como ocurrió en Milán, el partido se atasca y no hay forma de encontrar espacios, esta vez no fue así, principalmente porque el PSG intentó jugarle de tú a tú al F.C. Barcelona, especialmente en la primera media hora de encuentro. Lavezzi, al poco de iniciarse el encuentro, disparó al palo, avisando del potencial del equipo parisino.

mundodeportivo.comTito volvió a sentarse en el banquillo, sin duda alguna fue la mejor noticia de la noche. Con el entrenador, Xavi y Jordi Alba en el campo, el Barça tenía bien armado el equipo, algo que no iba a terminar del mismo modo. Citando de nuevo a la fortuna culé, habiendo mencionado el palo de Lavezzi, también hay que nombrar a Valdés, que en los mejores minutos del PSG estuvo colosal.

Hubo un punto muy importante que cambió todo el encuentro, curiosamente fue el gol de Leo Messi. Como si de un mal fario se tratara, fue a partir de entonces cuando las cosas empezaron a torcerse. Alves, con el exterior, le puso un balón sublime al argentino, que definió a las mil maravillas. Era el minuto 38 y tan solo cinco minutos más tarde Messi se paró, dejó de correr y se tocó la parte trasera del muslo. Poco después se sabría que el problema está en su bíceps femoral.

marca.comLos peores presagios se cumplieron y Leo se tuvo que quedar en el banquillo tras el descanso. ‘La Pulga’ dejó su puesto a Cesc Fábregas.

Fue curioso ver al Barça jugar sin su crack, sin su punto de referencia. Por algunos momentos parecía que les faltara confianza para terminar la jugada, como si Villa, Alexis o el propio Cesc, no fueran suficientes. Quizás fue esta la razón por la que el Barça durmió el partido, comenzó a tocar la pelota de esa forma hipnótica que solo ellos saben hacer y dejó que se fueran esfumando los minutos lentamente.

El Barça logró acercarse a la portería de Sirigu, principalmente, por mediación del chileno Alexis, pero éste pareció contagiarse de la mala suerte culé, que se corroboraría minutos después cuando Mascherano y Jordi Alba chocaron violentamente, siendo el punto de arranque de una serie de jugadas en cadena y confusas que terminaron con el tanto del empate parisino. No podía ser otro que Ibrahimovic, que en fuera de juego, cazó un balón repelido por el poste tras un gran remate de cabeza de Thiago Silva, el árbitro no vio la posición ilegal y el sueco celebró el tanto.

as.comTodo parecía sentenciado, con 1-1, sin Messi y con el Barça conforme con el resultado. Fue entonces cuando Alexis provocó un penalti ‘in extremis’, llegando a tocar la pelota justo antes de que lo hiciera Sirigu. En ausencia de Messi, Xavi asumió la responsabilidad y, desde los once metros, convirtió la pena máxima.

El cuento había tenido de todo: comienzo agónico para los culés, gol de su crack, lesión del mismo, empate en fuera de juego de los parisinos, una lesión más y el justo premio culé en forma de penalti transformado. Pero en esta montaña rusa de emociones, no hubo final feliz para el Barça. En el último balón al área del PSG, Ibra bajó el esférico, Matuidi disparó a puerta, el balón tocó en Bartra y Valdés, a pesar de rozarla, no pudo evitar el empate final.

Declaraciones:

Al acabar el partido, las primeras impresiones de los jugadores culés fueron para criticar la labor arbitral. Busquets no se mordió la lengua ante los micrófonos y dijo: “Hasta que no han empatado el árbitro no se ha quedado tranquilo”. El centrocampista culé también hizo referencia al claro fuera de juego en el gol de Ibrahimovic: “Es imposible que no viera el fuera de juego de Ibra por uno o dos metros”.

Andrés Iniesta no quiso reparar mucho en las decisiones arbitrales, pero sí destacó las lesiones que mermaron al equipo: “Más allá de las decisiones y del empate, que deja mal sabor de boca, nos vamos con una buena sensación y dolidos por las bajas”.

En el otro lado del ring, tanto Ibra como Beckham quisieron avivar las opciones de su equipo de pasar la eliminatoria. El sueco dijo que “con el empate tenemos opciones de pasar”, mientras que el último fichaje parisino dijo creer haber merecido el empate final.

Twitter: @djm_9

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies