El Real Madrid sentencia su pase a semifinales (3-0)

El Real Madrid se ha impuesto 3-0 en el Santiago Bernabéu al Galatasaray en la ida de los cuartos de final de la Champions League. En un partido de fútbol muy directo por parte de los turcos, el conjunto blanco sentenció la eliminatoria jugando a la contra.

Nada más comenzar el encuentro, el Galatasaray planteó un estilo de juego muy ofensivo. Las consecuencias de este planteamiento del técnico Terim fueron muy negativas en el punto de vista defensivo. Los visitantes parecían tener la clara intención de anotar en el Bernabéu para llegar con vida a Turquía, aunque finalmente su objetivo ha fracasado debido a la sólida defensa madridista y la seguridad del meta Diego López.

Terim declaró antes del encuentro contra el equipo comandado por Mourinho que “hasta un niño pequeño sabe a qué juega el Real Madrid”. No debió haber aprendido muy bien la lección, porque dejó todo el centro del campo vacío, y si al Madrid le dejas espacios… te mata sin piedad.

En la primera oportunidad que tuvo Cristiano Ronaldo, envío un balón picado al fondo de las mallas tras una genial asistencia de Özil. El lateral del Galatasaray Eboué se incorporaba constantemente al ataque, por lo que dejaba todo un carril para las arrancadas de Cristiano.

El Galatasaray no cambió su esquema tras el gol encajada y se apoderó más del balón. Sin embargo el centro del campo hacía aguas y en una incorporación de Essien, su centro llegó a Benzemá tras un clamoroso fallo de la zaga, que el francés se encargó de materializar ajustándolo al palo izquierdo de la portería de Muslera.

La eliminatoria se ponía muy de cara para un Real Madrid superior, que esperaba al conjunto rival intentando aprovechar a la mínima para realizar algún otro contraataque letal, y para ello permitían a los jugadores turcos llegar hasta la frontal del área de Diego López. Pero hasta ahí las concesiones, pues Sergio Ramos y sobre todo Varane estuvieron muy activos en las marcas de Drogba y Yilmaz. El único recurso del Galata eran los disparos de media distancia, que no incomodaban en demasía al arquero madridista.

Pasado el descanso el partido se durmió. El Real Madrid estaba más centrado en no encajar un gol en casa que de anotar el tercero en su casillero. Lo único destacado fue la entrada en el campo de Modric por Özil, y de Higuaín por Benzemá. Diez minutos después de pisar el césped, el ariete argentino ponía en la escuadra un cabezazo tras un saque de falta de Xabi Alonso. Es el primer gol del Pipa Higuaín en esta edición de la Champions.

También hubo polémica tras un penalti bastante claro de Ramos sobre Yilmaz que el árbitro sancionó con amarilla para el delantero por simulación. 

El Madrid perdonó más goles ante un Galatasaray flojo en líneas generales, el partido estaba finiquitado, y la eliminatoria con él. Sabedores de esta situación, primero Xabi Alonso y después Sergio Ramos forzaron la cartulina amarilla para cumplir ciclo y llegar limpios a las semifinales.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies