El Real Madrid golea al Levante (5-1)

El Real Madrid ha vencido en su compromiso de liga ante el Levante por 5-1 en el Santiago Bernabéu. El equipo madridista remontó un partido que comenzó con Cristiano Ronaldo en el banquillo, y en el que jugó con algunos de los menos habituales.

Junto a Cristiano en el banquillo estuvo Casillas, que volvió a una convocatoria desde que se produjera su lesión. La novedad más destacable en el campo fue la alineación de Benzemá e Higuaín juntos, y la entrada de Kaká en el once inicial.

Por el Levante resultó baja David Navarro por sanción, mientras que Barquero permaneció en el banquillo de inicio.

Nada más comenzar el encuentro, el Madrid se apoderó del balón con un Modric y un Kaká muy activos. El Levante esperaba atrás con dos líneas defensivas para salir rápido a la contra, así llegaría la primera ocasión del partido, un disparo desde la frontal de Acquafresca que despejó a córner Diego López.

El Real Madrid acechaba la meta de Munúa con disparos de media distancia de Kaká y Callejón principalmente, pero la sensación de peligro no era preocupante para los granotas, que en una rápida transición de ataque se adelantó en el marcador, merced a un tanto de Míchel que tocó en Pepe y despistó al portero gallego del Real Madrid.

La alegría duró muy poco al conjunto levantinista, que vio como el equipo local le daba la vuelta al choque en apenas 3 minutos. Primero fue Higuaín quien de forma acrobática transformó en un golazo un pase al primer toque de Xabi Alonso. Posteriormente una mano de Lell dentro del área originó un penalti, que Kaká se encargaría de introducir en las mallas al engañar al portero del Levante. Con el 2-1 se llegó al descanso.

En la reanudación Callejón se quedó en el banquillo y Cristiano entró en el campo sustituyéndole.

La segunda mitad empezó con el Real Madrid jugando más rápido y más combinativo, pero sin ocasiones claras de gol. Poco a poco la intensidad fue decayendo y el Levante se atrevió a salir de su propia área y adelantar líneas. La consecuencia directa de este cambio táctico del Levante se tradujo en una mayor libertad de movimiento para los atacantes blancos, que aprovecharon los espacios para disponer de muchas más oportunidades para anotar el tanto que cerrara el encuentro. No obstante, la falta de definición unas veces, y las intervenciones de Munúa en otras evitaron varias veces el tercer gol de los locales.

Pero el tercer gol llegó y lo hizo acompañado del cuarto y el quinto. Higuaín en línea de fondo asistió a Cristiano Ronaldo para que fusilara sin piedad a Munúa. Tan solo 3 minutos después fue el luso el que regaló el cuarto tanto a Özil para que rematara a puerta vacía. Özil repitió gol ya en el descuento para firmar la manita en casa.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies