Dulce despedida blanca de San Mamés (0-3)

El Real Madrid ha conseguido la victoria ante el Athletic de Bilbao por un resultado de 0-3, en el que ha sido la última visita de los blancos a San Mamés, antes de que el estadio sea derruido.

La principal novedad del equipo local fue la alineación de Llorente en el once titular por segunda vez esta temporada en San Mamés. Por parte del Real Madrid, Mourinho probó con Sergio Ramos en el lateral derecho, posiblemente pensando en el partido de ida de las semifinales de Champions ante el Borussia Dortmund, donde no podrá contar ni con Arbeloa ni con Essien para el lateral.

Nada más comenzar el encuentro, en el minuto 2 Cristiano Ronaldo inauguraba el marcador con un gol de falta directa. Cristiano continúa enchufadísimo en este final de temporada, y ya suma 32 tantos en liga.

A partir de aquí el Real Madrid cedió el control del esférico al Athletic, tal y como viene siendo habitual en liga cada vez que los blancos se adelantan en el marcador. Ander Herrera agradeció el ofrecimiento y se asoció con Muniaín para hacerse con el dominio del encuentro.

No obstante cualquier equipo pudo marcar en el resto de la primera parte. Diego López se reafirmó por enésima vez con una gran parada a un disparo ajustado desde la frontal de Ander Herrera, y Di María pudo poner tierra de por medio en una contra que terminó con el balón en el palo de la meta de Iraizoz.

En la segunda parte el partido fue más dinámico. Modric cobró presencia en la medular y el Madrid se desperezó un poco en ataque, aunque quedó bien reflejado que la dependencia de Cristiano en este aspecto es demasiado alta. Benzemá muy despistado todo el partido, y Di María muy poco profundo. Ambos serían sustituidos mediada la segunda mitad por Callejón e Higuaín respectivamente.

El gol que cerraba el choque fue obra de Cristiano Ronaldo, para variar. Xabi Alonso botó una falta que fue rematada de cabeza directo a las mallas por el goleador luso.

Inmediatamente el partido entró en una fase de nervios para el Athletic Club de Bilbao, que empezó a desentenderse y emplearse con demasiada agresividad, siempre con Cristiano en el punto de mira de los jugadores vascos. Sin embargo Gonzalo Higuaín calmó los ánimos al marcar el tercer gol del Real Madrid, en el primer balón que tocó en el partido.

El pipita está volviendo a tener un buen nivel de juego, y sobre todo vuelve a meter goles, por lo que ahora mismo parece estar ganándose la confianza del técnico en la lucha por el puesto de 9 en el equipo.

Al final resultado de 0-3 en un partido relativamente cómodo para el Real Madrid, que mantiene la segunda plaza de la clasificación.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies