Fiesta de niños en el Calderón (5-0)

El Atlético de Madrid ganó cómodamente al Granada en el día en que se celebraba la habitual fiesta del niño. El estadio del Manzanares se vistió de gala para ver a su equipo endosar una manita a un Granada que huele a Segunda División.

Los colchoneros se lo pasaron como si fueran críos. Partido plácido de los hombres del Cholo, que sin excesivos alardes, logró cuajar un 5-0 a los nazaríes. El equipo entrenado por Lucas Alcaráz se vio superado en todo momento por el rival. El gol tempranero de Diego Costa en el minuto 4 dejó sin argumentos a los granadinos, que se mostraron impotentes al vendaval goleador de los rojiblancos.

Partido importante para el Atlético, ya que había cosechado tan sólo una victoria en los últimos cinco encuentros. Con la tercera plaza prácticamente asegurada (12 puntos de ventaja con el cuarto clasificado, actualmente la Real Sociedad), el equipo de Diego Pablo Simeone parecía haberse relajado. No sólo por el índice de resultados, sino por las sensaciones. Menos intensidad, fruto tal vez del cansancio, tal vez de no ver peligrar el objetivo principal de la temporada: jugar en la Liga de Campeones la próxima temporada.

De esta forma, y con este resultado, los colchoneros recuperan las buenas sensaciones, y la mejor versión de su estrella por excelencia, Radamel Falcao. El colombiano logró dos tantos en la victoria de equipo. El primero de ellos, rematando en el segundo palo una brillante contra de libro realizada por Cristian Rodríguez y Diego Costa. El segundo, rematando a placer un balón perfectamente ejecutado por Koke, con la defensa granadina de mera espectadora. Y es que los de Lucas Alcaráz estuvieron espantosos en todas sus líneas, principalmente la retaguardia. Prueba de ello es el protagonismo absoluto del canterano rojiblanco, que firmó nada menos que tres asistencias de gol, todas ellas balones colgados al área. Raúl García sería otro de los goleadores, aprovechándose también de un servivio del 6 rojiblanco.

Filipe Luis culminaría la fiesta, marcando el definitivo 5-0. Buena internada del lateral brasileño, que aprovecha un servicio de Adrián para definir de primeras con un toque sutil. El asturiano acababa de entrar al terreno de juego, al igual que Oliver Torres. La flamante perla atlética dedicó los veinte minutos que estuvo sobre el terreno de juego para dar un amplio recital de pases y aperturas. Todos le buscaban. Parece que ha llegado el momento de darle minutos y responsabilidades al chaval, para que vaya aprendiendo de los mayores. También entraría Emiliano Insúa, sustituyendo al goleador Filipe en el carril izquierdo. Debut del argentino, que regaló sus primeras llegadas a línea de fondo a su nueva afición.

Estos tres puntos sirven al Atlético para afianzarse a su deseada tercera posición, que le permite dejarla prácticamente cerrada, salvo catástrofe. Por su parte, el Granada vuelve a dejar de nuevo una desastrosa sensación, que le hace llegar al sprint final de temporada con la peor de las previsiones. Los andaluces parecen tener un pié en segunda, aunque ya sabemos que hasta el pitido final de la temporada, todo puede pasar.

Twitter: @ivanglez93

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies