Ruud Van Nistelrooy, “Van Gol”

Durante muchos años, un nombre ha estado ligado en el mundo del fútbol a la palabra gol. “Van Nistelgoal” o “Van Gol” han sido algunos de los apodos que ha recibido Ruud Van Nistelrooy en su larga trayectoria.

Ruud forma parte de una de las mejores generaciones de delanteros centro de la historia. Ronaldo, Shevchenko, Raúl, Totti, Drogba, Henry o Trezeguet han compartido una época brillante con el holandés.

Van Nistelrooy comenzó a destacar en el PSV Eindhoven, que le fichó con 22 años. En este club se destapó como gran goleador. El jugador no pasó desapercibido y llamó la atención de los grandes de Europa, y en concreto del Manchester United, que se haría con sus servicios mediante el traspaso más caro de la historia del club por aquel entonces, 19 millones de dólares.

La de Manchester es sin duda la mejor parte de la carrera deportiva de Van Nistelrooy a nivel individual, fue el lugar donde se labró un nombre que quedará para la historia. Con los Red Devils tuvo cifras de más de 20 goles por temporada y se convirtió en un jugador determinante para que en sus primeros años, se lograra una Premier League, una FA Cup y una Community Shield. Además consiguió el galardón de máximo goleador de la Champions en tres ocasiones. En ese equipo coincidió con jugadores de la talla de David Beckham, Cristiano Ronaldo, Solksjaer o Ryan Giggs. En total anotó 150 goles en 219 partidos con la camiseta roja, antes de que fuera fichado por el Real Madrid tras sus desavenencias con Sir Alex Ferguson.

El mayor lastre de Van Nistelrooy han sido siempre las lesiones. En su estancia en Manchester le respetaron, pero al llegar al Real Madrid se le volvieron a reproducir, y es que cuando estaba en el PSV sufrió la gravísima lesión de rotura de los ligamentos cruzados de la rodilla.

El primer año del delantero en el equipo blanco fue glorioso. El Real Madrid se proclamó campeón de Liga superando al F.C Barcelona, y Van Gol fue el máximo artillero de la competición con 25 goles marcados.

A partir de aquí no tuvo ninguna temporada tranquila en Madrid, primero los tobillos y después el menisco, le trajeron de cabeza y le impidieron brillar al grandísimo nivel que había mostrado. La evolución de Gonzalo Higuaín y la llegada de Cristiano Ronaldo y Benzemá le cerraron el sitio en la plantilla, por lo que su paso por el Real Madrid tenía fecha de caducidad.

Sin embargo, se fue por la puerta grande, con todo el cariño de la afición del Bernabéu, que recuerda sus goles así como su ejemplar comportamiento en todos los sentidos.

Van Nistelrooy ha sido siempre sinónimo de peligro, de remate y de seguridad en la definición. Su fuerte no era la velocidad ni el manejo del balón, pero su inteligencia para revolverse dentro del área y rematar en cualquier situación era portentosa, y muy difícil de ver en los delanteros de hoy en día.

Tras el Real Madrid recaló en el Hamburgo, y un año después en el Málaga, equipo con el que consiguió una histórica clasificación para jugar la Champions League al año siguiente.

Tras esta hazaña, Ruud Van Nistelrooy decidió retirarse del fútbol con 35 años.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies