Un ‘caníbal’ anda suelto por Anfield

Al igual que en noviembre de 2010, Luis Suárez no ha podido eludir sus instintos y ha mordido a un rival. El uruguayo pagó su frustración al no lograr controlar un pase de un compañero con su marcador, Branislav Ivanovic. En el Liverpool se preguntan si conviene mantener al delantero en el equipo o si ha llegado el momento de traspasarle, siendo el máximo goleador de la Premier.

Luis Suárez lo ha vuelto a hacer, y en Anfield empiezan a estar hartos del uruguayo. A pesar de ser el máximo goleador de la Premier con 23 tantos en su haber, el ‘Caníbal’ acumula estupideces y acciones vergonzosas como jugador ‘red’. La última, morder a Ivanovic en una jugada aislada durante el último Liverpool – Chelsea, que empataron los locales gracias a un gol del charrúa en el último segundo.

Las imágenes del mordisco dan la vuelta al mundo y no han pasado desapercibidas ni para la directiva del club de Anfield ni para Brendan Rodgers, su entrenador, quien asegura que “todos los jugadores son sustituibles, por muy buenos que ellos crean que son”.

Rodgers no se quedó ahí y calificó las imágenes de “inexcusables”, lo que ha provocado una división de opiniones en Merseyside. Algunos creen que Suárez ha cruzado una vez más la delgada línea roja (nunca mejor dicho) y que es el momento perfecto para dejarle salir en verano por una suculenta cantidad. Otros, sin embargo, opinan que el uruguayo es vital para el proyecto ‘red’ y no puede abandonar la entidad, a pesar de sus excentricidades.

Desde que Luis Suárez llegase a Liverpool hace poco más de dos años, el delantero se ha granjeado un expediente disciplinario tan llamativo como abominable. En octubre de 2011 fue sancionado con siete partidos por insultos racistas sobre Patrice Evra, del Manchester United, al que se negó a dar la mano cuando volvieron a verse, en febrero de 2012.

En octubre de 2012, ya en la presente campaña, celebró un gol ante el Everton, en el derby de Merseyside, simulando un ‘piscinazo’ en frente de David Moyes, técnico de los Toffees, quien había dicho que Suárez se “tiraba demasiado”.

Ya en 2013, el pasado enero logró un gol vital en el enfrentamiento del Liverpool ante el Mansfield controlando el balón con la mano.

El uruguayo ha pedido perdón en Twitter y el mánager general del Liverpool, Ian Ayre, asegura que este hecho no marcará para nada su futuro en Anfield. “Firmó un contrato por cuatro años más el pasado verano y estaríamos encantados de verle cumplirlos”, asegura.

No obstante, es ineludible recordar que Luis Suárez ha sonado en las últimas fechas como opción para la Juventus, el Barça e incluso el Real Madrid. Su precio, 30 millones de euros. ¿Aceptará el Liverpool el traspaso de su ‘bad boy’?

Twitter: @NJSaez

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies