El Barça estará en la Final Four de Londres

Los blaugranas sellaron su pase con un excelente primer cuarto liderados por Navarro. El PAOK, sin respuesta. El Madrid espera en semifinales.

Bastaron los primeros diez minutos para poder preveer el desenlace nítidamente. El Barça apenas encontró resistencia ante el Panathinaikos, que pago muy cara la prontitud con la que Diamantidis, su buque insignia, se cargó de faltas y la nulidad (1/15) en el tiro de tres. ‘La Bomba’ Navarro fue el brazo ejecutor, por enésima vez, con 15 puntos, muy bien secundado por Huertas y el dominio de Jawai bajo los aros. En el PAOK, buenos números de Lasme y algunos arreones de sus bases, nada más.

Los jugadores de Xavi Pascual comenzaron intensísimos en defensa, sacando el máximo partido a la zona 2-3 forzando malos tiros, dominando el rebote y encontrando siempre el tiro claro de Navarro, Marcelinho e Ingles. El resultado, 28-14. En el segundo cuarto, Diamantidis, líder indiscutible, hizo reaccionar a sus compañeros y para recortar la desventaja apretando en defensa, forzando fallos en los tiros del barça, pero descuidando el rebote, uno de los apartados por donde se desangraron los griegos. En medio, Jawai echó de la pista a Schortsianitis, haciéndose amo y señor de la pintura, sin que se echara de menos a Tomic, inédito en la primera parte por las faltas. Aún así, el PAOK recortó la desventaja a once puntos y sobrevivió a la primera parte (44-33). Tras la reanudación, llegó el miedo a la pista. Las defensas, la precipitación, los fallos en el tiro y el juego lento del Barcelona afearon el partido hasta extremos insospechados. Solo Stefan Lasme (16 ptos., 7 rebotes) era capaz de sumar para el Panathinaikos, consiguiendo reducir la desventaja a nueve. Tomic regresó a pista para sacarle la cuarta falta a Diamantidis con un buen movimiento en el poste bajo. Después, cuatro minutos sin anotar para los griegos y casi siete para los catalanes.

El cuarto definitivo de la eliminatoria arrancó con una diferencia de ocho puntos, pero con todo prácticamente decidido. Navarro volvió a aparecer tras siete minutos con el electrónico fijo en el 54 para el barça, que se sostuvo en el rebote todos esos minutos, para volver a golpear desde el 6,75. Los griegos naufragaban en ataque con unos porcentajes de tiro muy malos, ofuscados en tiros rápidos o mal elegidos. Aún así, tuvieron una última oportunidad de luchar por el partido. A dos minutos del final, Ukic marraba un triple totalmente solo que hubiera acercado a su equipo a tres. En la jugada posterior, Marcelinho certificó la victoria con un triple definitivo (62-53). Jasikevicius añadió dos puntos más desde el tiro libre.

El último minuto se dejó correr ya con la victoria asegurada del Barça, que estará en su decimotercera Final Four para luchar con el Real Madrid por un puesto en la gran final del 12 de mayo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies