No hay alirón, pero Messi está a tope (2-2)

mundodeportivo.com

El Barça llegaba a San Mamés con la cabeza en el Bayern. No tanto por el próximo partido, sino por el sufrido en Alemania. El equipo azulgrana demostró estar tocado, más aún cuando Susaeta abrió el marcador. Hasta que llegó Messi, que cambió la cara al equipo, anotando uno de los dos goles que voltearon el marcador, que finalmente igualó Ander Herrera.

Hoy el Barça podría haber cerrado definitivamente la Liga, incluso haber cantado el alirón (dependiendo de lo que ocurriera en el Atlético-Real Madrid), pero se lleva otras cosas, positivas también, del choque frente al Athletic.

mundodeportivo.comEl partido empezó muy vivo, con unos ‘leones’ muy activos, con ganas de abrir primero el marcador. Por otro lado, Tito Vilanova alineó un equipo donde las ausencias de Iniesta y Messi destacaban por encima de la de Tello (habitual en Liga en estos últimos partidos) o la de Villa.

Con Cesc, Pedro y Alexis, el Barça formó un ataque que apenas creó peligro en la primera mitad. Eso sí, el chileno estrelló un balón en el palo al cuarto de hora de juego después de una buena jugada colectiva y Xavi ajustó un lanzamiento a la escuadra izquierda de Gorka, ambos sin suerte.

mundodeportivo.comIba a ser Susaeta el que encontrara el camino del gol, llevando el jolgorio a las gradas de San Mamés, después de empujar a la portería un centro-chut de Aduriz. 1-0 para el Athletic y fantasmas en la cabeza de los jugadores del equipo catalán.

Por suerte para el Barça, el Athletic no es el Bayern, incluso ni se acerca a la mejor versión del equipo vasco que pudimos disfrutar el año pasado. El equipo culé hizo una primera mitad bastante deprimente, sin ritmo de juego y sin ideas. Parece que con Xavi no basta para dar juego al equipo.

Nada más regresar al césped después del descanso, los jugadores no tardaron en ver corretear a Messi por la banda. Susaeta intentó de nuevo batir a Valdés, esta vez con un lanzamiento de falta, pero su disparo se estrelló en la cruceta. Fue entonces cuando Tito sacó su mejor arma al campo, ante el peligro de que se escapara el partido y la moral de sus jugadores, de cara al choque contra el Bayern.

mundodeportivo.comEntró Leo Messi y cambió todo. Se reactivó el juego azulgrana y muy pronto llegó el tanto del empate, que como no podía ser de otra forma, lo hizo el argentino. Messi se marchó de San José, Gurpegui y Ander en apenas una baldosa, acomodó el balón a su pierna izquierda y batió a Gorka ajustando un disparo raso al palo derecho de Gorka.

Alexis fue el encargado de dar la vuelta al marcador, después de aprovechar una buena jugada entre Piqué, Alves y Messi, que remató mal, pero que asistió sin querer al chileno para que marcara el 1-2.

En los últimos 15 minutos entró Andrés Iniesta, pitado en San Mamés desde que pisó el césped y cada vez que tocaba la pelota. El motivo de los silbidos es una expulsión de Amorebieta hace años, donde el que recibió la entrada del central vasco fue el propio Andrés.

marca.comEl Athletic no dejó de intentarlo hasta el final y fue entonces cuando encontró el gol del empate que hacía justicia. Un balón buscando la cabeza de Llorente lo despejó mal Adriano, el balón cayó a los pies de Ander, que no se lo pensó y batió a Valdés por el palo corto, con un tiro raso.

El gol de Ander evita el posible alirón culé, pero no parece importarle mucho al Barça, que lo único que pretendía con este partido era recuperar sensaciones y, al menos con Messi, lo ha conseguido.

Twitter: @djm_9

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies