El Madrid prepara la final de Copa goleando (6-2)

Partido de muchos goles en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid ganó una jornada más en liga y continúa invicto en casa esta temporada tras doblegar al Málaga por 6-2. El alirón del Barça tendrá que esperar.

Si la situación extradeportiva del Real Madrid es caótica y desastrosa, sobre el terreno de juego se siguen sumando victorias a pesar de no jugarse absolutamente nada en la Liga BBVA y de disputar sus encuentros con varios de los no habituales para Mourinho.

Por si quedaba alguna duda Diego López volvió a ser titular, y Casillas ocupó su plaza en el banquillo como ya es habitual. El puesto del “castigado” Pepe, fue ocupado esta vez por Raúl Albiol, y Nacho fue dueño del lateral derecho una semana más.

El Málaga disputaba el encuentro con vistas a avanzar en su objetivo de obtener un puesto europeo, pero el equipo del ex entrenador del Real Madrid, Manuel Pellegrini, no fue capaz de derrotar a los blancos.

Apenas a los 2 minutos del comienzo Albiol anotó de cabeza su primer gol en liga tras un saque de esquina botado por Luka Modric.

El Málaga arriesgó en busca de la igualada, y la obtuvo por medio de Roque Santa Cruz en el minuto 15, igualmente tras un saque de esquina que el Real Madrid no supo defender.

Tras el empate, apareció el crack, apareció Cristiano para poner de los nervios a la zaga malaguista. En una jugada dentro del área, Sergio Sánchez derribó al astro portugués dentro del área y fue sancionado con penalti y tarjeta roja. Willy Caballero detuvo con el pie el penalti a un Cristiano Ronaldo que lo tiró al centro de la portería.

Cristiano se resarciría del fallo a los pocos minutos al convertir en gol una jugada de falta indirecta en el área del Málaga por una cesión ilegal al portero.

De nuevo el equipo blanquiazul se lanzó al ataque a costa de descuidar la defensa. El Madrid se llevó el gato al agua en un contraataque protagonizado por Mesut Özil, que puso tierra de por medio en el marcador en una jugada de auténtica calidad.

Si alguien creía que el partido estaba decidido para el Real Madrid se equivocaba. Sin tiempo apenas para celebrar el gol de Özil, Antunes recortó distancias para el Málaga con un soberbio golazo de rosca desde fuera del área al que no llegó el portero gallego del Madrid.

Justo antes del descanso,  primero el guardameta Caballero fue sustituido por lesión por Kameni, y  después Benzemá empujó el balón a puerta vacía tras una buena triangulación para poner el 4-2 en el marcador y marchar a vestuarios.

En la reanudación la locura cesó por momentos. El Real Madrid se hizo dueño y señor del partido y se encargó de desplegar todo  su juego ofensivo por medio de Cristiano, Özil, Benzemá y Modric.

Precisamente el croata anotaría el quinto gol, con un potente disparo desde la frontal del área muy ajustado al palo derecho de la portería defendida por Kameni. El Málaga entendió que ese gol era definitivo y se echó atrás para evitar una goleada mayor.

Sin embargo, aquí no acabaría el tormento de los visitantes, pues se quedarían con 9 hombres al ser expulsado Demichelis por doble amarilla. Mourinho aprovechó para hacer debutar al joven lateral brasileño del filial Fabinho.

La peor noticia para el equipo blanco fue la lesión que sufrió el alemán Özil, que abandonó el terreno de juego al torcerse el tobillo cuando Mourinho ya había realizado los tres cambios.

Cuando el partido estaba muriendo y los jugadores habían echado el freno, apareció Di María para cerrar el choque con el sexto gol de la noche. Resultado final de 6-2. Con este marcador de set de tenis, el Madrid aplaza un poquito más el alirón del Barça.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies