Lo que mueve a Falcao

Una pena. Todo apunta a que uno de los mejores ‘killers’ del mundo abandona la Liga Española. Su salida al Mónaco supone que ninguna competición europea disfrutará de los goles de Falcao. ¿Extraña decisión? Sí, pero no depende de él. Éste es un ejemplo evidente de que el fútbol es un mero negocio con intereses.

La mayor parte de la decisión de Falcao no es suya. El grupo invensor Doyen Sports tiene la mayoría de los derechos del colombiano. Esta empresa dirigida por Jorge Mendes ha realizado una inversión en la carrera del delantero. Ahora quiere recuperar y aumentar su dinero. La situación económica del Atlético imposibilita mantener a Falcao y el único equipo que quiere y puede pagar con todos los intereses que giran alrededor del jugador es el francés.

Un futbolista es una empresa que genera dinero para él y para otros. Esta situación ya se vivió con Tévez y Mascherano. Los grupos inversores compran derechos de futbolistas interviniendo en traspasos y administrándoles sueldos con el objetivo de obtener ganancias en un futuro. Por ello, existen jugadores que también son propiedad de terceros. Esto ha sido prohibido en el fútbol inglés y criticado con Platini en una comparación con esclavos, ya que en muchas ocasiones no deciden sobre dónde quieren jugar.

Doyen Sports obtuvo el 55% de los derechos sobre Falcao en su traspaso al Oporto. Durante su carrera, el 9 ha recibido un sueldo suplementario por parte del grupo inversor de Jorge Mendes. Su llegada al Atlético de Madrid suponía para la empresa la exposición de su producto. Ahora, han decidido que con los 27 años del jugador es el momento de recuperar su dinero.

Los equipos que podrían permitirse al killer son PSG, Manchester City, Real Madrid, Chelsea y Mónaco. El PSG ya ha llenado el cupo de delanteros. El City no está por la labor de hacer más inversiones desmesuradas, el Real Madrid no quiere pagar tanto y el Chelsea tendría que comprar todos los derechos al grupo inversor para posibilitar que pueda jugar en la Premier, dado que está prohibido el fichaje de jugadores pertenecientes a terceros.

Cuando un futbolista ya tiene resuelta su vida y la de sus hijos, suele buscar el éxito, el reconocimiento de su talento y trabajo, entrar en la historia. Falcao aún tiene mucho que escribir en este deporte. Un negocio y una pena para el fútbol que se marche a un equipo que esta temporada militaba en segunda división.

No se sabe si él ha dado el votado sí al suculento sueldo anual que le ofrece el Mónaco. Lo que es evidente es de su grupo invensor depende la mayor parte de su decisión. ¿Puede que las lágrimas ante la afición colchonera digan que él no quería irse? En este mercado futbolístico, el lugar donde él y su mujer prefieren que nazca su hijo o donde el Tigre quiera perforar redes no es todo lo que importa.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies