Salah Mejri llega al Real Madrid

El Real Madrid ficha al pivot Salah Mejri. El ex-jugador del Blusens Monbus, que ha sido nombrado Jugador Revelación de la Liga Endesa, firma por un año para reforzar el juego interior blanco con su estatura y su poder intimidatorio.

Comienza el movimiento en el mercado de la sección de basket madridista certificando un fichaje que se esperaba desde hace meses pero no oficializado hasta el 8 de julio tras pasar el reconocimiento médico. Ese primer fichaje es Salah Mejri, un gigante de 2,17 y 27 años de origen tunecino que ha irrumpido en la Liga Endesa con el Blusens con mucha fuerza hasta convertirse en el máximo taponador de la temporada y el Jugador Revelación 2012-2013.

Mejri, que será el primer jugador de origen árabe de la sección de basket blanca, no ha dejado de crecer durante la temporada y fue clave, junto con Alberto Corbacho y Andrés Rodríguez, para que el Blusens estuviera en los playoffs 2013, donde se despidió de la temporada enfrentándose a su nuevo equipo. Ha promediado 9,3 puntos, 5,4 rebotes y 1,6 tapones en 20 minutos de juego, y dio el golpe en la mesa que llamó la atención a todos al ser elegido MVP en la jornada 26 de la liga regular, con 20 puntos y 15 rebotes en 19 minutos ante el Blancos de Rueda Valladolid. Una actuación solo comparable a las grandes actuaciones de Sabonis a principio de los 90, cuando aterrizó en la ACB.

Este poderoso pivot se inició en el baloncesto a los 18 años tras verse obligado a dejar la práctica del fútbol por su estatura. Jugó durante cuatro temporadas en el Etoile de Sahel de su país natal hasta que dio el salto a Europa en 2010 al fichar por el Antwerp Giants de la liga belga por dos temporadas. Con su intachable ética de trabajo progresó a pasos de gigante en un cortísimo espacio de tiempo y comenzó a llamar a las puertas del éxito cuando fue campeón y MVP del Afrobasket 2011 con Túnez, promediando 9 puntos y 9 rebotes en 7 partidos.

Hace menos de un año aterrizó en la Liga Endesa en su afán de ser cada vez mejor jugador, exhibiendo su gran movilidad en la pintura, su gran potencia de salto para taponar y rebotear, y una increíble capacidad para correr las contras, una característica fundamental para jugar en el Real Madrid de Laso.

Salah Mejri llega al Real Madrid con la esperanza de ser por fin ese ‘cinco’ titular imperial que el club lleva buscando durante años. No le resultará difícil mejorar la productividad de Begic (con ofertas importantes de Turquía) y Slaughter, jugadores que han ido de menos a más esta temporada, pero que no terminan de dar el perfil del pivot titularísimo que busca este equipo desde la salida de jugadores como Eric Struelens hace unos años, o más recientemente Pat Burke, que firmó una gran última temporada en el Madrid en la que fue clave para lograr el título de liga en 2004.

En medio está el incotrolable carácter de Kambala o el sonado fracaso de Lazaros Papadopoulos, que llegó con ficha de estrella (2,5 millones) y se marchó ‘estrellado’. Tan solo Felipe Reyes ha estado a la altura de ese puesto regularmente a lo largo de los años, pero la busqueda constante de una ‘torre’ dominante y su capacidad de adaptarse a la posición de ‘cuatro’ le ha ido alejando del puesto de pivot puro progresivamente. 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies