¿Es Chris Froome imbatible?

El actual líder de la vuelta gala se ha perfilado en estas últimas jornadas como el claro favorito para hacerse con la victoria final. Está en un momento de forma espectacular, envidiable y cuenta con el apoyo de uno de los equipos más fuertes del Tour, el Sky. Con todos estos ingredientes, ¿tendrá Froome algún talón de Aquiles?

El británico está en estado de gracia. Ha iniciado su andadura en el Tour como una explosión. Su rigor físico y mental hace que a nivel individual no haya rival para él. Y por eso está donde está.  A todo esto se añade que pulverizó el crono en la contrarreloj y puso aún más tierra de por medio con sus inmediatos perseguidores. La distancia se puso en 2’, que aunque no sea un tiempo insalvable, le aporta mucha renta de crédito al corredor del Sky.

Todo esto hasta ayer, donde Alberto Contador pudo recortar 1:09’ a Froome en una escapada de equipo de 10. El actual maillot amarillo continúa con su hegemonía a pesar de los intentos del de Pinto, por lo que esto promete un Tour apasionante.

La clave de Froome es su fortaleza física. Anda bien de piernas y es capaz de responder a varios ataques repetidos con éxito, como vimos en la etapa de  Bagnères-de-Bigorre, donde estuvo solo ante el peligro pues su equipo no pudo cubrirle las espaldas.

Otro punto a favor de Froome es su equipo. El Sky también se ha postulado como uno de los conjuntos más serios de la ronda gala. La clave del éxito de Froome también reside en el apoyo incondicional de su equipo, del que es claro líder. Corren por y para él.

Llegados a este punto no queda sino analizar las opciones de que Froome deje de ser imbatible. El año pasado se vio que el corredor acabó cediendo en el tramo final del Tour, debido a lo que parecía un cansancio físico, normal tras tanto esfuerzo. Para este año se le ve con más fortaleza, pero aún así queda el recuerdo de la pájara final dela vuelta pasada.

Además quedan tres etapas durísmas como son la de mañana del Mont-Ventoux y la doble escalada a Alpe d’Huez que pondrán a prueba la fuerza de Froome y la estabilidad de su equipo. La clave del Tour pasa por estos días.

El resto de corredores y equipos son conscientes que para conseguir desestabilizar a Froome deben anular a su equipo y dejarle sólo ante el peligro, pues al estar sólo estará sin duda más vulnerable.

La respuesta de si Froome cuenta con un pequeño punto débil, un talón de Aquiles que pueda acabar con él se verá sin duda en la montaña, donde está obligado a morir y darlo todo. ¿Alguien dijo que este deporte es aburrido?

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies