Xavi Hernández, una vida azulgrana

Semana fatídica para los ‘One club man’. Tras la marcha de Gerrard del Liverpool, Xavi anuncia que deja el Barcelona tras 17 temporadas repletas de éxitos, dejando varios récords en el club de su vida.

Se apaga la llama de la antorcha futbolística por excelencia en el fútbol español. Jamás España tuvo un futbolista con tantos éxitos individuales y colectivos girando sobre el eje de sus botas, pero como todo en la vida, los años pasan y Xavi pondrá rumbo a una vida menos exigente: Qatar. El jueves será oficial, restándole el partido frente al Deportivo y las finales de Copa y Champions por jugar. Casi nada.

Xavi Hernández Creus es la demostración de que la altura, la fuerza y la velocidad, tan valoradas en el fútbol moderno, quedan en segundo plano a merced de la técnica, la inteligencia y el dominio del elemento del que nace el balompié: la pelota. El mejor director de orquesta de la historia del fútbol, pilar del Barcelona de Guardiola y de la Roja de los tres títulos en 6 años.

Como suele suceder en el fútbol, la memoria es corta y muchas veces la gente ha tenido espíritu crítico para analizar su figura más por sus comentarios sobre el césped que para examinar la calidad de su juego. Su papel humano, guste más o menos, también es elogiable en algunos aspectos: su relación con Casillas simboliza que los extremos deben congeniar desde el respeto, mediando en los momentos de tensión en los que el ejemplo a los niños no era digno de deportistas. De ahí nació un reconocimiento fuera del fútbol: Premio Príncipe de Asturias en 2012.

Algunos números que ilustran su nombre: además de sus 133 partidos y 3 títulos con la Selección, sus 17 años en el Barcelona (1998-2015)  le convierten en el jugador que colecciona más temporadas, partidos (764 -tres por disputar-) y títulos (23, a falta de 2 finales) en el club. Además, acumula la friolera de 150 partidos en Champions League.

Los inicios: a la sombra de Guardiola en un club en caída libre.

Tras pasar por todas las categorías inferiores del club, los primeros años de Xavi no fueron fáciles para una institución llena de polémicas y bandazos a nivel deportivo. Largos años de transición post-Cruyff por parte de la entidad y la larga sombra de Guardiola sobre un jovencísimo Xavi con el 26 a la espalda. Una vez el de Santpedor puso rumbo a Italia, el de Tarrasa se hizo con un puesto en el once. De esta primera etapa solo se llevaría una Liga: la de 1999, con Van Gaal de entrenador.

La resurrección: el Barça de Rijkaard y la confirmación de Xavi

Seis años pasarían sin títulos.  De la mano de otro holandés (Rijkaard) y Ronaldinho en el verde cuando el Barcelona resucitó, y ahí Xavi comenzó a ser un futbolista importante a nivel mundial. Caracterizado por su poco físico y su menuda estatura, se destapó como interior organizador.

El dominio blaugrana frente al Real Madrid (ejemplificado en el 0-3 de los aplausos a Ronaldinho), las dos ligas consecutivas (2005,2006) y la Champions de París frente al Arsenal, su recuerdo de esta época. También se llevó las respectivas Supercopas de España.

Eje en el Barça de Guardiola: Xavi toca techo.

Tras los dos últimos años de Rijkaard en los que el Barcelona se hundió en su propio éxito, la figura de Luis Aragonés resucitó a Xavi para elevarlo a su máxima potencia durante 2008. La brillante llegada de Guardiola al Barcelona otorga a Xavi el dominio del mediocampo tras la venta de Deco. Se podrían escribir epopeyas sobre estos años, pero basta con recalcar que además de ganar muchos títulos, el modo en que se ganaron –fútbol ofensivo y vistoso con gran presencia de la cantera en el equipo- los hace históricos.

La primera temporada es la más recordada: 6 títulos para un entrenador debutante. Pero la gran virtud de aquel equipo fue perdurar en el tiempo, siendo las antológicas exhibiciones en las finales de Champions de 2009 y 2011, el 2-6 y el 5-0 al Real Madrid o las 3 ligas consecutivas el mayor legado del tándem profesor-alumno. Además, 2 Copas del Rey, 2 Mundiales de clubes, 2 Supercopas de España y 2 de Europa completan la era más exitosa del club.

El triángulo mágico de Pep: triplete culé en el Balón de Oro

Esta imagen resume el dominio absoluto de aquel equipo de la mano de un trío que pasará a la historia del fútbol por su calidad. Tres canteranos blaugranas que finalizaron en el podio del Balón de Oro de 2011. Solo la majestuosa figura de Messi y sus cuatro galardones consecutivos evitaron que Xavi pudiera suceder a Luis Suárez como único español con un Balón de Oro.

 

El Barça post-Guardiola: la desgracia de Tito Vilanova y el fracaso de Gerardo Martino.

Tito Vilanova tomó las riendas del equipo y solo su trágico cáncer le hizo dejarlo de lado. Xavi ejerció de líder en el vestuario y en una temporada de autogestión el Barcelona ganó la Liga con Jordi Roura frente a Mourinho, pero cayó aplastado en Semifinales de Champions frente al Bayern.

El estilo estaba en entredicho, pero el bloque continuó sin variaciones y Gerardo Martino se hizo con el equipo, dejando grandes sensaciones en la primera mitad de campaña (ganando los dos Clásicos) pero perdiendo la final de Copa frente al Real Madrid y la Liga frente al Atlético –también verdugo en Champions- en la última jornada. La muerte de Tito acabó de teñir de negro el año blaugrana.

 

El ocaso de Xavi: cambio de rol con Luis Enrique y posible triplete de despedida

Turno para hablar de Luis Enrique, quién decidió en consenso con Xavi relegar su rol a un papel más secundario para dejar paso a Iván Rakitic en el once. Puyol dejó el club y Xavi tenía pensado ceder el testigo también, pero al final su papel como jugador de treinta minutos por partido ha resultado clave en algunos encuentros, como el 1-3 frente al PSG.

Muchas críticas y líos institucionales hicieron peligrar su última temporada, pero las cosas se arreglaron a tiempo. Xavi acaba de ganar su octava Liga (más que el Valencia, las mismas que el Athletic o dos menos que el Atlético en toda su historia) y tiene tres partidos por delante para conquistar su segundo triplete con la que sería su tercera Copa y cuarta Champions (de 5 que tendría el club).

Una forma, sin duda, de marcharse por todo lo alto, como no podría ser menos teniendo en cuenta la categoría a la que pertenece el mejor futbolista español de la historia. Independientemente del equipo que defiendas, solo puede ser despedido con respeto y tristeza, pero sobre todo, con agradecimiento.

¡Suerte, maestro!

 

PALMARÉS: Colectivo e individual.

 

8 Ligas: 1999,2005,2006,2009,2010,2011,2013,2015

3 Champions League*: 2006, 2009, 2011 y *¿2015?

2 Copa del Rey*: 2009, 2012 y *¿2015?

2 Supercopa de Europa:2010, 2012

6 Supercopa de España: 2005,2006,2009,2010,2011,2013

2 Mundial de Clubes: 2010,2012

2 Eurocopas: 2008 y 2012

1 Mundial Sub 20: 1999

1 Mundial: 2010

1 Medalla de plata de los Juegos Olímpicos: 2000

3x Balón de Bronce: 3er clasificado en el FIFA Balón de Oro: 2009. 2010, 2011

1x MVP de la Eurocopa: 2008

4x Mejor constructor de juego según la IFFHS: 2008,2009,2010,2011
1x MVP Final de la Champions: 2009
5x 11 del año en la Uefa y 6x 11 del año por la FIFA
Premio Príncipe de Asturias 2012

 

Twitter: @Diego_27Blues

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies