Verano frustrante para unos New York Knicks sin futuro

Sigue la maldición para unos Knicks que no verán demasiada mejora en la trágica situación de la icónica franquicia del Madison tras un verano decepcionante. Ni el Draft ni el mercado han revolucionado un proyecto del que Carmelo Anthony comienza a estar cansado.

Parecía que la llegada de Phil Jackson a los Knicks iba a resucitar al equipo dado el prestigio que atesora el técnico conocido como El Señor de los Anillos. Tras una temporada horrible (17-65), repleta de lesiones y en la que solo el futuro Draft daba sentido a la existencia del aficionado, la historia se repite respecto al verano de 2014 y la mediática franquicia ha sido incapaz de firmar ningún gran nombre de los agentes libres disponibles. Se soñó con Marc Gasol, se idolatró a Greg Monroe y la realidad acabó con unos Knicks felices por al menos, haber firmado a Robin López.

También se prometió seleccionar a una futura estrella en el Draft, pero ‘pasando’ de las jóvenes promesas que brillaron en la liga universitaria, los Knicks escogieron a un enorme (2.21 cm) letón con experiencia en la ACB. “¿Será un nuevo Pau Gasol? ¿Quizá un Nowitzki?” se preguntan los aficionados más optimistas, pero dejar escapar a hombres como Mudiay o Hezonja no gustó nada en un principio.

Ni el poder del 'Zen Master' han atraído a ningún jugador de nivel:

Traspasar a los mejores jugadores de los Knicks se convirtió en el modus operandi del ‘Zen’ para aligerar masa salarial en pos de fichar a Aldridge, Gasol, Matthews o Greg Monroe. Sin embargo, perder a J.R Smith y Shumpert (finalistas la temporada pasada con los Cavs) no ha cumplido con el objetivo y si bien se ha reforzado el quinteto titular, la plantilla de los Knicks sigue siendo una de las más débiles del campeonato.

Greg Monroe, principal objetivo de los Knicks, firmó por Milwaukee Bucks:

El principal objeto de deseo para Phil Jackson, ante la imposibilidad de fichar a Marc Gasol, fue el ala-pívot Greg Monroe, que venía de apuntar maneras en los Pistons y era una de las piezas más glamourosas de la agencia libre. Sin embargo, en una decisión que en otros tiempos hubiera sido un sacrilegio, Monroe rechazó Nueva York para firmar con los Milwaukee Bucks. La franquicia de Wisconsin ha vivido años negros en las últimas temporadas, pero a diferencia de los Knicks, gracias a una buena mano en los despachos, cuentan con un proyecto sólido, de futuro, gracias a una plantilla repleta de jóvenes valores a los que solo les faltaba un pívot –y un par de temporadas más- para pelear por todo.

La negativa de Monroe simboliza la decadencia de unos Knicks que ya no atraen a nadie por su aroma a rancio, sus repetidos fracasos y la tendencia autodestructiva de un equipo que suele caer en sus propios vicios e inestabilidad. Ante esto, opciones de mercado válidas como Robin López (27), Kyle O'Quinn (25),Arron Afflalo (30) o Derrick Williams (24) no sirven para ilusionar al aficionado ni para convencer a Carmelo Anthony rodeándole de otras estrellas. Se podría decir que la plantilla se ha mejorado –aunque era fácil- pero no lo suficiente como para sentir los efectos a corto plazo incluso en la débil conferencia Este.

El rookie Porziņģis, Robin López, Afflalo y Derrick Williams, refuerzos útiles pero insuficientes:

Tampoco el ansiado Draft 2015 en el que los Knicks poseían un pick 4 de primera ronda ha terminado de contentar a los aficionados, ya que en una generación con grandes nombres como Okafor, Towns, Rusell, Mudiay o Winslow, Phil Jackson ha apostado por el letón Kristaps Porziņģis, ex del Sevilla en la ACB que demuestra tener maneras de gran jugador, pero no está tan preparado para brillar con inmediatez. Su pretemporada ha sido irregular, alternando grandes partidos con otros más discretos, pero lo que es seguro es que el clima de crispación que vive la franquicia no ayudará al joven jugador. A fin de cuentas, el físico y el estilo de Porziņģis recuerdan a la principal lacra del equipo en los últimos años: Bargnani.

Desde la salida de Ewing, los Knicks han ganado una eliminatoria de Playoff:

Desde que en febrero de 2011 Carmelo Anthony dejase los Nuggets cansado de perder en primera ronda de Playoff por unos Knicks al alza -apuesta arriesgada de Melo en comparación con su amigo LeBron-, los Knicks no han dado al alero los mimbres necesarios para asaltar el campeonato. Además, las dos primeras temporadas a nivel MVP contrastan con el actual Carmelo, castigado por las lesiones y al igual que cuando dejó Denver, cansado de saborear la derrota. En su primera temporada fueron barridos por los Celtics (4-0), en la segunda por los Heat (4-1) y en la tercera, tras derrotar a Boston, los Pacers volvían a hundir a los Knicks tras su primera victoria en Playoff en mucho tiempo.

El arroz se le pasa a un anotador feroz como él, ya en los 31, mientras sus compañeros de generación han ganado anillos, títulos de MVP y sobre todo, el reconocimiento del público. Anthony es uno de los mejores jugadores del siglo XXI, pero se le tacha de ser incapaz de llevar a los Knicks a cotas más altas, algo así como la situación de Messi en Argentina. Sin Leo y sin Carmelo, no merecería la pena pagar una entrada para ver a la albiceleste o para entrar en el Madison Square Garden, pero los resultados es lo que marca el éxito ante el respetable.

Con López, Afllalo, Derrick Williams y Calderón, Carmelo Anthony deberá vivir en sus habituales 25 o más puntos por partido y esperar a que los demás cumplan su cometido si quiere al menos devolver a los Knicks a Playoff. Renovar por dinero antes que por títulos es una decisión que pesa en la cabeza del '7' y que, si el equipo no cambia de dinámica, acabará en una salida a la desesperada con rumbo a un equipo que le permita pasar a la historia como una estrella y no como un mero buen anotador.

Twitter: @Diego_27Blues

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies