Álvaro Morata, el referente de la Vecchia Signora

La marcha de Carlos Tévez le sitúa como líder de la delantera bianconera tras finalizar el pasado curso en un gran momento de forma. La lesión muscular que le mantendrá apartado un mes y la competencia deportiva de Dybala y Mandzukic no le hace perder la confianza de Allegri.

Aunque en su día no tuvo fortuna vistiendo la camiseta del primer equipo del Real Madrid, los problemas de gol del conjunto blanco hacen que más de uno se arrepienta de la marcha del canterano en verano de 2014. Los 22 millones que pagó la Juventus por hacerse con sus servicios van a resultar baratos teniendo en cuenta el rendimiento que ha experimentado el ‘9’ bianconero en su primer año en Turín.

La cifra sorprendió al mundo del fútbol y lo cierto es que un año después su valor de mercado es superior. El crecimiento que ha experimentado con la confianza de Allegri le ha hecho ser incluso un reclamo mediático como ya se ha visto con su protagonismo en la portada del nuevo PES 2016 o en la campaña de las nuevas equipaciones juventinas. Ya no es ese canterano prometedor de un club grande ni el delantero de las categorías inferiores de España. Es Álvaro Morata, uno de los artilleros de moda del fútbol internacional.

El hecho de estar en los primeros planos hace que haya cambiado incluso su carácter. Si en el Real Madrid era un delantero suplente con escaso peso en el equipo, desde que llegara a la Juve se ha convertido en uno de los líderes bianconeros tanto dentro como fuera del campo. Un claro ejemplo fue el ‘cabreo’ que se cogió con Massimiliano Allegri en el amistoso de pretemporada ante el Lechia Gdansk.

Después de que el técnico toscano decidiera dejarle en el banquillo para darle entrada en el descanso, Morata no paró de replicar todas sus instrucciones y mostró una actitud apática en el que quizás fue su peor momento como jugador de la Vecchia Signora. El ex madridista fue sustituido en el minuto 71 ante su falta de intensidad y enfiló directamente el túnel de vestuarios pese a la insistencia de Allegri en que se sentara en el banquillo junto al resto de sus compañeros. Solo había disputado 26 minutos.

Este episodio, no obstante, acabó con el joven delantero reculando y saliendo a entrenar solo tras la ‘pataleta’ según confirmó el técnico italiano: “Hoy no era su día, no me gustó. Independientemente de los errores técnicos, no me gustó su actitud. Le salían mal las cosas y se paraba y por eso decidí cambiarlo. Se enfadó pero después ha sido valiente y salió a entrenar solo”, declaró.

Lo cierto es que la pretemporada no ha comenzado de la mejor manera para Álvaro Morata. El buen rendimiento de Dybala y Mandzukic unido al desgarro que sufre en el sóleo de su pierna izquierda y que le mantendrá un mes de baja, comprometen su rol en el esquema de Massimiliano Allegri. No obstante, el internacional español tiene crédito tras un primer año notable y sigue siendo el principal referente de la Vecchia Signora en materia atacante.

La marcha de Tévez hace que el madrileño acapare la atención de cuerpo técnico y afición no solo por rendimiento sino también por liderazgo. El hecho de que tenga que asumir los galones que ostentaba el ‘Apache’ durante estos años pondrá a prueba la madurez de un jugador llamado a ser presente y futuro de la Juventus y de una Selección española falta de gol en los últimos tiempos. Pese a las llegadas de Dybala y Mandzukic, Allegri seguirá confiando la misión del gol a Álvaro Morata, el referente de la Vecchia Signora.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies