El Real Madrid se aburre en casa de Martin Odegaard (0-0)

CRÓNICA Y VÍDEO. El Real Madrid se quedó a cero ante el Valerenga en un aburrido partido que dominaron los blancos. Martin Odegaard jugó de inicio y dejó algún detalle en 45 minutos, ovacionado por sus compatriotas. Borja Mayoral pudo dar la victoria a los blancos en el segundo tiempo y Bale volvió a jugar por el centro sin dar resultado.

Aunque el partido se disputó en Oslo bajo unos plácidos 20 grados, las piernas de los futbolistas pesaban como en cualquier amistoso español a las cinco de la tarde. El Real Madrid tuvo el control del partido desde el minuto uno, como era de esperar, pero no logró materializarlo en goles. Hubo ocasiones, sí, pero tampoco fue un festival de lanzamientos ni un asedio constante. De hecho, el guardameta Burchert fue durante muchos minutos un espectador VIP.

En apenas cinco minutos, Modric y James ya habían probado fortuna con tiros que se marcharon desviados. El croata, desde fuera del área y el colombiano, rematando de manera muy precipitada un pase de Marcelo dentro del área. Los blancos tocaban sin demasiada oposición y llegaban al área rival casi por inercia. Unas facilidades que hicieron creer al Real Madrid que los goles serían inevitables.

Los noruegos apenas crearon peligro -como Inter, City o Tottenham-, pero siempre hay una excepción que confirma la regla. Lindkvist tuvo su minuto de gloria en el 25, cuando se escapó en solitario tras un buena contra local y se plantó delante de Keylor Navas. Poco ducho en enfrentamientos con porteros de primer nivel, al futbolista local le pudo la presión y definió mal. Es cierto que el costarricense estuvo veloz y acertado tapando todos los huecos, pero una ocasión así no puede ser desaprovechada.

El público que llenó el Ullevaal Stadion vibró con la oportunidad, pero no tanto como cuando Odegaard dejó sus primeros regates dentro del área. No siempre juega el Real Madrid en tu casa y menos con un compatriota en el once titular. El niño podrigio volvió loco a su marcador con recortes hacia dentro y hacia fuera, pero la jugada no llegó a nada. Para más inri, eso fue lo mejor que hizo el '41' merengue en los 45 minutos que disfrutó ante su gente. Tiene talento, sin duda, pero necesita mucho tiempo.

Otros necesitan reflexionar. Gareth Bale fue una vez más mediapunta, y una vez más fracasó. Quizás no habría que culpar al galés en su totalidad y empezar a mirar al banquillo. Rafa Benítez sigue persiguiendo una idea que cada vez genera más dudas. El técnico está empeñado en que el lugar idóneo del '11' es el centro, pero su rendimiento certifica lo contrario. Lo poco que hizo el jugador llegó desde las bandas. Y de falta, donde todos sus lanzamientos van entre los tres palos. Teniendo en cuenta dónde las manda Cristiano Ronaldo, es un comienzo.

El que será el delantero centro del Real Madrid en el debut liguero del equipo (salvo sorpresa mayúscula) tampoco tuvo una buena tarde. Jesé apenas entró en juego y su única ocasión clara llegó a los 42 minutos, cuando intentó embocar un disparo de Bale que rebotó en la defensa. El canario no tuvo fortuna y acabó sustituido por Borja Mayoral en la segunda mitad.

La reanudación trajo eso, cambios. A diferencia de lo visto en los últimos compromisos de pretemporada, donde Benítez trataba de no variar el equipo en exceso, esta vez realizó seis sustituciones de una tacada. No sirvieron para mucho. El Real Madrid siguió controlando el partido a su antojo, pero las ocasiones brillaron por su ausencia. La nota más emocionante la protagonizó un valiente que saltó al campo con un único cometido: hacerse un selfie con James mientras la seguridad intentaba darle caza. Cumplió el objetivo.

Marco Asensio y Borja Mayoral tuvieron una oportunidad inmejorable para reivindicar el valor de la juventud y copar algunas portadas, pero tampoco tuvieron suerte. El mallorquín condujo con clase un contragolpe muy parecido al del Valerenga de la primera mitad y cedió a su compañero, que recibió exactamente donde Lindkvist fusiló a Keylor Navas. Como si de un déjà vu se tratara, el canterano hizo lo propio y repitió la misma acción. Definición nerviosa y facilona para que Burchet pueda contar que el Real Madrid fue incapaz de hacerle un gol.

Cheryshev probó con una chilena desde fuera del área que se marchó por poco mientras que el balón se paseó de un lado a otro por el campo del Valerenga. Tanto que acabó aburrido, como el partido. Decía Homer Simpson que los domingos había que santificarlos descansando, y eso hicieron los chicos de Rafa Benítez. Dentro de dos semanas en El Molinón habrá que ver si mantienen esa filosofía.

  • Ficha técnica

VALERENGA: Burchert (Moller, 80'); Lundström, Nakkim, Wæhler (Stengel, 45'), Näsberg (Kristiansen, 70'); Grindheim (Zahid, 45'), Hallberg (Tollas, 52'), Berge (Totland, 80'), Holm (Abdellaoue, 33'), Lindkvist (Larsen, 45'); Omarsson (Brown, 45')

REAL MADRID: Keylor Navas (Kiko Casilla, 45' y Rubén Yáñez, 82'); Danilo (Carvajal, 45'), Nacho, Varane, Marcelo (Arbeloa, 45'); Casemiro (Illarramendi, 45'), Modric (Kroos, 45'); James (Cheryshev, 45'), Bale (Marco Asensio, 67'), Ødegaard (Lucas Vázquez, 46'); Jesé (Borja Mayoral, 56')

Estadio: Ullevaal.

Twitter: @NJSaez

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies