El Leicester lidera la Premier al terminar la jornada del sábado

No solo jugó el Manchester United. Esta jornada de sábado, la tres de la Premier League, dejó otros cuatro partidos donde quedó patente cual es el estilo en el país donde se inventó este deporte tal y como ahora lo conocemos. El Tottenham no pudo con el Leicester (1-1), ahora líder provisional. Mismo resultado se vio el Norwich-Stoke, y en el Sunderland-Swansea. El West Ham cayó el recién ascendido Bouneouth (3-4) y Crystal Palace y Aston Villa se dejaron los goles para el final, en un partido que acabó con un 2-1.

  • Tottenham 1-1 Leicester City

El Tottenham no pudo ganar al Leicester y ya empieza a ser preocupante lo del conjunto de Mauricio Pochettino. En tres partidos solo ha sumado dos puntos, y aunque todavía quede mucha Premier, la exigencia del campeonato seguro que hará que se acuerden de este lapsus inicial. Por su parte, el cojunto de Ranieri, en principio, uno de los equipos más débiles del campeonato, se están mostrando muy sólidos atrás y efectivos arriba, de ahí su liderato provisional.

Marcar el primer tanto del encuentro en el minuto ochenta suele ser sinónimo de victoria, pero ahí es donde evidenciaron los Spurs que no están a tope. El gol lo hacía Alli, que salía del banquillo y a cabeza, remataba un pase de Chadli. Pero acto seguido, casi mientras seguían celebrándolo, el extremo Mahred se convertía en máximo goleador de la Premier igualando el partido y haciendo estallar a su gente en el King Power Stadium.

  • West Ham 3-4 Bournemouth

Muchos goles fueron los que recogió el marcador del Olímpico de Londres, concretamente siete, pero el reparto no fue agradable para los locales. El West Ham United perdía por 3-4 ante el Bouremouth, que suma sus tres primeros puntos como equipo de la Premier League.

El delantero, Callum Wilson fue la estrella tras firmar un triplete; dos goles en la primera mitad, y el cuarto y definitivo en la segunda. Aún así, los locales plantaron cara. Primero igualando tras el descanso el 0-2, y luego metiendo el susto al Bouremouth a cinco minutos del final con un tanto de Maiga, de libre directo.

Con este resultado ambos equipos se igualan en la tabla, con tres puntos en tres partidos.

  • Norwich City 1-1 Stoke City

Hubo tablas en Carrow Road. El Stoke City golpeaba primero, ya que a los diez minutos de partido Shaqiri colocaba en la cabeza de su nueve, Diouf, un centro lateral para adelantarse en el marcador. Y lo mismo que tardaron en marcar el gol, esperaron para que les igualaran.

Otra falta lateral, esta vez a favor del Norwich City, era rematada por un amarillo, pero Butland, guardameta rival, conseguía taponar el disparo. Sin embargo, poco pudo hacer ante la volea que empalaba el central Martin, la cual, terminó colándose entre sus piernas. Una jugada, desde luego, para abroncar a su defensa, ya que no pudieron alejar el rechace que dejó tras la parada, viniendo de ahí el gol.

  • Sunderland 1-1 Swansea City

El Swansea City no pudo cerrar un partido que empezó ganando y que también dominó. El balón fue suyo, y las ocasiones también: 17, diez más que su rival. Cuando la primera parte se había ido al minuto 47, Gomis, el delantero, hacía justicia al dominio de los cisnes cruzando la bola después un buen pase al espacio del lateral Naughton.

Pero en una jugada parecida, el otro delantero, Defoe, ponía las tablas. El Sunderland presionó arriba y recuperó una pelota en la salida del Swansea, poniéndosela en los pies a Lens, que andaba por la media punta, y este al punta para que dejara clavado al meta rival, también, cruzando la bola.

  • Crystal Palace 2-1 Aston Villa

Crystal Palace y Aston Villa se dejaron la emoción para el final. Primero era Dann, defensa central de los locales, quien en el 71’ volaba más que nadie; hasta le estaban agarrando, para adelantarse de cabeza.  Luego, en el 77’, Adama Traoré, el extremo del Barcelona B que acabó con los villanos y estaba en el campo tras haber ingresado desde el banquillo, se comía la banda con agilidad y potencia para poner una pelota que Souare colaba en su propia portería.

Cuando solo quedaban tres minutos para que terminara el tiempo reglamentario, a Sako controlaba una pelota dentro del área, y con sutileza la ajustaba con la zurda al palo largo del guardameta rival, McCarthy.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies