España se estrella en su estreno ante Serbia (70-80)

Batacazo de España en su debut en el Eurobasket. Los de Scariolo no empezaron con buen pie ante Serbia, pero poco a poco fueron desplegando su juego comandados por Felipe Reyes y estuvieron por delante en el marcador durante muchos minutos. Sin embargo, el tercer y el último cuarto fueron catastróficos y los balcánicos se llevaron el triunfo.

No convenció España en su primer partido del Europeo de Baloncesto. Los minutos de lucidez se alternaban con las sombras, y los constantes altibajos terminaron por quebrar a una selección que acabó cayendo ante Serbia.

Los primeros instantes ya presagiaban un mal desenlace. Tuvieron que pasar casi cinco minutos de juego para que la 'ÑBA' lograra sus primeros puntos en el encuentro a cargo de Rudy Fernández. Sin embargo, tras esos minutos de sequía que tampoco Serbia aprovechó -sólo sumó cinco puntos-, los españoles despertaron y empezaron a gustarse. Felipe Reyes entró en la pista y cambió la cara del equipo con carácter y puntos. Finalmente, los de Scariolo lograron un parcial de 21-6 y se fueron 10 puntos arriba en el marcador (21-11).

En el segundo cuarto volvieron los fallos al combinado nacional y esta vez Serbia sí encontró su oportunidad para ir acercándose en el luminoso, iniciando la máxima presión a su rival. A falta de segundos para el descanso, los serbios lograron empatar en el marcador y sólo una genialidad de Llull sobre la bocina logró que los españoles se fueran mandando a los vestuarios (36-34).

Arrancó el tercer cuarto y una vez más los serbios pasaron por encima de España. Pau Gasol seguía sin aparecer y sus pobres cinco puntos no pasaban desapercibidos. Además, Serbia mantuvo su dureza en el juego valiéndosde un árbitro permisivo con el que las faltas empezaban a brillar por su ausencia. España se atascaba en ataque y no lograba hacer daño a su rival. Al borde del final del cuarto, Serbia se puso 12 arriba (50-62) logrando así la máxima ventaja del partido. Pau Ribas anotó para reducir la ventaja a diez antes de que se jugase el último asalto.

Últimos diez minutos y en los compases iniciales todo parecía indicar que España remontaría. Los de Scariolo llegaron a estar a cuatro puntos de diferencia y tuvieron ocasiones para acercarse aún más, sin embargo, el azar y los fallos en los momentos claves terminaron por hundir a la selección. Por si fuera poco, los serbios empezaron a anotar triples como si les fuera la vida en ello. Bjelica, con dos canastas espectaculares seguidas, unido a otro tiro de tres más de Bogdanovic, sentenciaron a España (70-80).

Decepción de los chicos de Scariolo en su esperada puesta de largo, que hace reaparecer los miedos e inseguridades del fracaso sufrido en el pasado Mundial y mete demasiada presión para el segundo partido ante Turquía.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies