Cristiano Ronaldo ha vuelto (0-6)

CRÓNICA Y VÍDEO. Segunda goleada consecutiva del Real Madrid, que desactiva el virus FIFA gracias a una exhibición de Cristiano Ronaldo. El portugués destrozó las redes del Power8 Stadium con cinco goles que le convierten en el máximo goleador histórico del club en Liga y le dejan a solo cuatro de Raúl en el global. Karim Benzema completó el set. Bale, esta vez sí, sobresaliente desde la mediapunta.

Cristiano Ronaldo ha disfrutado de un verano exótico, liberado de compromisos y quizás sobredimensionado por su creciente actividad en redes sociales. El portugués, siempre reservado, ha abierto las puertas de su casa para presumir de hijo, amigos y cercanía con sus fans. Una decisión tan favorable para su imagen como arriesgada si deportivamente se baja el listón. Y el listón del '7' está, por culpa suya y de Messi, a una altura favorable para Baumgartner.

Con De Gea en el Manchester United hasta 2019 -en principio-, el único debate por resolver en la Casa Blanca recaía sobre la figura de su buque insignia. Dos jornadas sin marcar para un extremo no debería ser extraño, pero si éste hace 50 goles por temporada, la estadística habla por sí sola: la lluvia de goles está cerca o algo está pasando.

Por fortuna para el madridismo, las alarmas han dejado de sonar a base de balonazos. 19 minutos tardó Cristiano Ronaldo en recuperar su media habitual de un gol por partido, completando un hat-trick que sentenciaba el encuentro. Un ciclón al que los lugareños conocen bien: hace tan solo cuatro meses repitió el mismo modus operandi con otro triplete. Entonces, de poco sirvió salvo para la gloria personal (certificó un Pichichi al que Messi se había sumado en las últimas semanas). Esta vez, los tantos aportan toneladas de tranquilidad al proyecto de Benítez.

Simbolismo aparte, el primer tanto del '7' llegó, precisamente, a los siete minutos. Luka Modric, asentado al fin en el nuevo sistema, destruyó la fortaleza perica con un cañonazo a sus espaldas. Un pase perfecto que Ronaldo controló escorado a la izquierda y cruzó al segundo palo, lo suficiente colocado para que Pau López no pudiese despejar. Un clásico para el de Madeira.

Para clásico, su segundo tanto, afirmarán sus detractores. 10 minutos más tarde, Gareth Bale caía dentro del área derribado por Álvaro González y Cristiano transformaba la pena máxima. El guardameta local adivinó la trayectoria y reaccionó con rapidez, pero el balón lo fue aún más. Con la confianza desbordada, el hat-trick apenas tardó dos minutos más en llegar. El gales volvía ser protagonista lanzando un centro con ese efecto hacia dentro que desvirtúa a los centrales y Ronaldo se anticipó a todos para arrebatarles los tres puntos.

El éxtasis blanco se produjo un poco más tarde, cuando la BBC, algo denostada por el cambio de estilo -ya no comparten la misma línea-, volvió a sacar músculo y a exhibir su poderío. Bale recibió de Modric en la medular y condujo hasta la frontal del área, cediendo a Cristiano Ronaldo dentro del área. El portugués buscó rápido a Benzema en el segundo palo y este la empujó a placer. Una jugada demoledora y tan veloz que resultó insultante. Benítez, mientras tanto, tachaba una línea más en su libreta. A Karim ya solo le faltan 23.

Del Espanyol, difícil hacer balance. El equipo de Sergio González se vio superado desde el primer minuto y los goles solo terminaron por hundir la moral de sus efectivos, incrédulos ante lo que estaban viviendo. Solo Salva Sevilla probó a Keylor Navas con un disparo lejano en el primer tiempo, cuando el 0-3 ya era un hecho. Tras el descanso, los locales pudieron descifrar el tacto del esférico y profundizar en el campo del Real Madrid, que activó el piloto automático. Los blancos solo actuaban cuando el balón se acercaba a las inmediaciones de Keylor Navas, neutralizando con rapidez cualquier peligro. No eran necesarios más esfuerzos ni más extravagancias con un 0-4 en el marcador.

Aún así, Cristiano Ronaldo continuó su particular guerra con la historia y superó a Raúl González Blanco en Liga con otros dos goles. Primero, transformando a los 60 minutos otra asistencia de Bale (esta, desde la derecha, en la variedad está el gusto). Después, haciendo lo propio con un pase de Lucas Vázquez. Cinco goles que le catapultan en el Pichichi, completan la segunda goleada consecutiva del Madrid (que hacía cuatro décadas que no sumaba tres jornadas dejando la portería a cero) y revierten el debate: de la falta de gol del portugués a la quiniela que toca, ¿cuándo superará a Raúl? Solo necesita cinco goles más.

  • Ficha técnica

ESPANYOL: Pau López; Arbilla, Ciani (Montañés, 45'), Álvaro González, Duarte; Salva Sevilla, Víctor Sánchez (Jordán, 64'), Javi López (Cañas, 45'), Víctor Álvarez; Gerard Moreno y Felipe Caicedo.

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Ramos (Varane, 74'), Pepe, Marcelo; Casemiro, Modric (Kovacic, 55'); Isco, Bale, Cristiano Ronaldo; Benzema (Lucas Vázquez, 65').

Goles: Cristiano Ronaldo (7', 17', 20', 61' y 80') y Karim Benzema (29')

Árbitro: Vicandi Garrido. Amonestó a Álvaro González (17'), Benzema (36'), Cañas (65') y Kovacic (68')

Estadio: Power8 Stadium.

Twitter: @NJSaez

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies