Karim Benzema, de gato a cazador

Karim Benzema afronta la nueva temporada mejor que nunca. El francés empezó la campaña lesionado, lo que le impidió jugar el primer partido de Liga, pero en su vuelta a los terrenos de juego sólo ha hecho una cosa: marcar. ¿Cómo ha sido la evolución del francés?

Benzema llegó al Real Madrid procedente del Olympique de Lyon en el año 2009, siendo todavía un jugador desconocido en España. Desde el momento de su llegada siempre se le echó en cara algo al jugador galo: su falta de carácter. Su indolencia muchas veces no fue entendida por la afición blanca, que siempre busca y premia el esfuerzo de sus jugadores, y esto le llevó a recibir pitos en más de una ocasión.

Nunca se puso en duda su calidad pero el problema partía de que Benzema no es un '9' al uso, o al menos no lo era. Esta temporada parece que el francés se ha transformado, y es que ante el Athletic de Bilbao marcó dos goles que eran de delantero puro, de pillo, de estar en el lugar oportuno en el momento justo.

Quizás se deba a que Benítez le acusó de ser irregular y le exigió que lograra 25 goles este año, por lo que el delantero ha querido reivindicarse. También puede deberse a que su estado físico ha mejorado: está más fino que nunca.

Sea como sea la cuestión es que el delantero ha marcado en todos los partidos que ha disputado (Betis, Espanyol, Granada, Shakhtar y Athletic). Ya suma cinco goles en la competición nacional y sus tres últimos tantos han sido claves, ya que han supuesto los tres puntos de su equipo. Además, en los últimos tres choques disputados fue el encargado de abrir el marcador. En total, lleva seis goles en cinco partidos, una media de 1,20 goles por encuentro, algo histórico para el delantero.

Su mejor temporada en el Madrid fue la 11-12, año en que el Madrid ganó la Liga de los récords mientras Benzema e Higuaín se alternaban la titularidad. El francés logró 32 tantos, una cifra que hasta ahora no ha vuelto a repetir pero que, de seguir en esta línea, es muy posible que pulverice este año.

Benzema está confiado, ha ganado carácter y celebra cada gol con rabia queriendo demostrarle a su afición y entrenador que el Madrid es su sitio. El gato del que habló Mourinho una vez ahora se ha convertido en todo un cazador, un cazador de goles. 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies