McLaren busca la calma tras la tormenta de Suzuka

Las polémicas quejas que Fernando Alonso lanzó a través de la radio del equipo hicieron temblar las estructuras de Woking y Sakura en una carrera que además se disputaba en suelo nipón. Pese a que el MP4-30 era notablemente más lento que sus rivales directos, el piloto asturiano logró un undécimo lugar que corresponde al tercer mejor resultado de la temporada. Tras Japón, llega el circuito semiurbano de Rusia.

McLaren-Honda sigue inevitablemente en el centro de la diana y no parece que nada vaya a cambiar de un día para otro. O al menos en Sochi este fin de semana. Después de que saltaran chispas entre la cúpula de la escudería anglojaponesa y Fernando Alonso durante la última carrera disputada en Suzuka, tanto el bicampeón como la segunda escudería más laureada de la parrilla planean volver a la sinergia para luchar por un objetivo común que no llega desde Hungría: los puntos.

Pese a implorar –con razón- al cielo por tener un motor propio de GP2 el piloto espada de McLaren rozó los puntos con una undécima posición que se convertía –tristemente- en el tercer mejor botín del piloto astur este año. Y sí, es triste tanto que sea la tercera mejor nota del curso como que una escudería de tales dimensiones esté de travesía por el desierto buscando los puntos como un equipo cualquiera de la cola de la parrilla.

Pero como hace tiempo que nadie cree a nadie (Ni McLaren a Honda ni Honda a McLaren), la coherencia lleva a pensar en objetivos reales y no en eternas promesas que ya no es que no vayan a cumplirse en 2015, sino que quizás tampoco se consumen para 2016. Esa es la situación que Fernando Alonso lleva asimilando desde febrero con un guión de paciencia y optimismo que pareció olvidar mientras daba vueltas con su MP4-30 al circuito de Suzuka a ritmo de la M-30.

El mismo piloto limó asperezas con su equipo a través de los medios de comunicación y de sus redes sociales, pero lo cierto es que el futuro a corto y medio plazo está más en el aire que nunca. Tanto es así que algunos se atreven a afirmar que Honda deberá rediseñar por completo su unidad de potencia para paliar los problemas que les tienen maniatados desde que comenzaran los test de pretemporada, algo que ha querido desmentir Yasuhisa Arai:

Mirando a este año y el año que viene, ya tenemos un plan de cómo hacerlo mejor basándonos en la disposición actual. El plan final podría llegar en invierno, pero ya estamos en ello. La de este año será la base desde la que trabajemos porque es la disposición sobre la que hemos trabajado desde cero con McLaren. Creemos que la posibilidad está ahí, por eso hemos fijado esa disposición. Así que hay más potencial que tener”, declaraba el jefe de Honda en la Fórmula 1.

Las palabras bien podrían invitar al optimismo, pero teniendo en cuenta que el cabecilla nipón lleva todo el año esquivando balas a la vez que vende más humo, se llega al punto exacto donde se encuentra McLaren: las dudas. La escudería británica ha confirmado también que usará los tokens restantes en la unidad de potencia de este año aunque el propio Alonso admite que el margen de mejora de aquí a final de año es nulo.

Cómo estarán las cosas para que el único que esté poniendo cordura sea aquel que incendió el box en 2007… Si ya fue Ron Dennis el encargado de apaciguar ánimos tras el enfado de Fernando en Japón, el presidente de McLaren se ha encargado ahora de quitar toda la presión posible a Honda y señalar a la FIA por su prohibición de hacer test. “Me gustaría hacer pruebas y me gustaría tener libertad en el túnel de viento. Cuando eres poco competitivo tienes que buscar la manera de dejar de no serlo, y en este momento las regulaciones son muy limitadas en esta área”, dijo.

Eric Boullier también ha querido sellar la paz defendiendo a su fabricante de motores en declaraciones a Autosport: "Honda no ha hecho nada malo, lo único que ha pasado es quehan entrado comenzando desde cero y lo decidieron hace un par de años. Los otros fabricantes también han sufrido. Renault y Ferrari lo pasaron mal el año pasado, de hecho Renault sigue sufriendo.  Necesitamos asegurarnos de que todo está en su sitio porque no quiero que el año que viene estemos en la misma situación que este", concluyó.

En medio de un fuego cruzado de culpas que parece calmarse sobre todo desde el bando británico, el equipo hace las maletas rumbo a Rusia para seguir con su pretemporada particular y firmar progresos de cara a 2016. Button estrena renovación y buscará junto a Alonso un botín en forma de puntos que haga salir el sol en Woking y Sakura después de la última tempestad vivida en Suzuka. 

@borja_velasco8

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies