Alen Halilovic, el guaje croata del Sporting

Alen Halilovic es el hombre de moda en Gijón. El desparpajo del croata de 19 años en la mediapunta ha despuntado tanto que solo le han bastado nueve partidos con el Sporting de Gijón para meterse a la afición en el bolsillo. 

Halilovic puso rumbo a Barcelona el año pasado procedente del Dinamo de Zagreb para formarse en el filial blaugrana. Allí cuajó una buena temporada en Segunda División, en la que firmó cuatro goles y una asistencia en 30 partidos. Después de que el croata se asentara como titular en su primer año en España y con tan solo 18 años, el Barcelona no quería frenar la irrupción de Halilovic, y el Sporting de Gijón valoró muy positivamente la quebradiza zurda del chaval para aportar aún más juventud y talento a su zona de ataque. El acuerdo por la cesión hasta verano de 2016 llegó a buen puerto y ante la sorpresa de todos, Halilovic es el ídolo de la parroquia sportinguista.

En los nueve encuentros que ha tenido Alen para demostrar su valía, se le ha visto tirar túneles, someter el cuero a la voluntad vertiginosa de su pierna izquierda, gambetear ante la desesperación de medios y defensas, repartir asistencias y también marcar goles. El primero de ellos, de bella factura desde la frontal del área, tuvo un valor especial porque fue el Espanyol el que sufrió el descaro del ‘25’. La afición perica no olvidó qué club tiene atado a la perla croata y parte de ella le pitó cuando fue sustituido a falta de diez minutos del final del encuentro. Su última diana –que él mismo inició desde su campo- en la última jornada fue más importante, si cabe, porque era la que daba al Sporting los tres primeros puntos en el Molinón frente al Málaga; un tanto desde dentro del área que dice mucho del olfato ofensivo de Alen. La tarde pudo ser redonda para Halilovic si el larguero fuera unos centímetros más alto: hasta dos veces golpeó el croata el balón en el poste para frustración de un chico con sed de gloria.

El 8 de noviembre tiene una cita difícil por delante, una prueba de alto nivel que pondrá trabas a las lecturas inteligentes que hace del juego como referencia de su equipo. El Atlético de Madrid tendrá que poner especial atención a Halilovic para no dejarle campar a sus anchas en el Calderón, como ya hiciera en Cornellà-El Prat (o Power8 Stadium). Teniendo en cuenta las debilidades físicas del croata, podría pasarlo mal ante la férrea defensa colchonera. Unas debilidades que, sin embargo, son parte de su juventud y que tendrá que mejorar con el tiempo para ser un jugador más completo. Lo que está claro es que valentía, tesón, confianza y actitud no le faltan, unos valores que son muy apreciados en Gijón, donde algunos ya se atreven a llamarlo “Guajilovic”.

Un niño feliz adaptado a la ciudad asturiana, al Sporting y a un Abelardo que ha sabido ayudarlo y hacerlo explotar. Con la confianza de sus compañeros, afición y técnico, todo depende de Halilovic para acercarse a la puerta del FC Barcelona. Más allá de triunfar y dejar su sello en Asturias, el sueño de Alen no es otro sino el de militar en el primer equipo culé.

Twitter: @_AngelPerales

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies