Sergio Ramos jugará el Clásico infiltrado y después parará

El capitán blanco volvió a dañarse el hombro izquierdo anotando el primer gol del Real Madrid en el Pizjuán y tuvo que tomar el camino de los vestuarios antes de tiempo. Una mala caída el pasado 15 de septiembre ante el Shakhtar le ha hecho perderse hasta seis encuentros y jugar otros infiltrado. Hará lo propio para el 'Clásico' y después, intentará evitar una operación que no descarta.

Lo único seguro es que Sergio Ramos jugará contra el Barcelona el 21 de noviembre. A partir de ahí, el de Camas valorará qué hacer para dejar atrás de una vez por todas las dolencias en su hombro izquierdo y no trastocar más los planes de Rafa Benítez. El central blanco recayó de sus molestias el pasado domingo en Sevilla y ya ha iniciado un tratamiento conservador.

Desde que se lesionara el 15 de septiembre ante el Shakhtar, el andaluz se ha perdido seis encuentros y ha jugado infiltrado ante PSG, Sevilla, Celta y Atlético. El Barcelona, última parada. Dependiendo de su estado tras la gran cita del Bernabéu, el capitán del Real Madrid decidirá si acude al quirófano o no.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies