Rafa Nadal agranda su leyenda con su décimo Roland Garros

Rafa Nadal agrandó aún más su leyenda en Roland Garros tras conquistar su décimo triunfo en 12 participaciones. El español pasó por encima de Stan Wawrinka, al que ganó en tres sets (6-2, 6-3 y 6-1) y acabó desquiciando. Ningún hombre había ganado 10 Grand Slam en toda la historia, hasta ahora.

Nada ni nadie podía separar a Rafa Nadal de su cita con la historia. El 11 de junio de 2017 estaba marcado en el calendario del manacorí, que justificó aún más si cabe la estatua que le brindará Roland Garros en la pista central de París. Un tributo merecido por tardes de tenis como la del domingo, en la que arrolló a su rival y se convirtió en el jugador que más títulos ha ganado en lo que va de temporada.

Es imposible describir este momento. Para mí es imposible compararlo con nada. Roland Garros es el torneo más importante para mí, decía Nadal tras levantar por décima vez la Copa de los Mosqueteros en la Philippe Chatrier. Necesitaba tres sets para ganar a Wawrinka y no cedió ni uno, quedándose a punto de batir la histórica marca de Björn Borg en 1978, quien solo perdió 32 juegos en todo el torneo. Rafa concedió 35.

“Es difícil describir lo que siento, sólo puedo decir gracias. Gracias a los organizadores, a los otros jugadores, a todas las personas que hacen posible el torneo. Para mi este tiempo ha sido difícil, pero mi relación con el torneo es muy especial. Muchas gracias a todos os llevaré siempre en el corazón”, continuó el español.

Nadal también agradeció su título, el 35º en tierra batida, a su familia y en especial, a su tío y entrenador, Toni: “Tengo que agradecer a mi familia, mi equipo, en especial a mi tío, que ha trabajado conmigo todo este tiempo. Muchas gracias, no sería posible sin ti”.

Con el del domingo, el tenista mallorquín ha ganado 79 de los 81 partidos que ha disputado en Roland Garros, con un increíble porcentaje de efectividad del 98 por ciento. Lo que siento aquí, esta adrenalina que tengo, no lo siento en otro lado. Sólo puedo dar gracias a todos por el apoyo. Yo voy a ganar a todos los torneos pero aquí en París es algo distinto”, comentó.

Su rival, Stan Wawrinka, empezó a perder los papeles en el segundo set, desesperado ante la superioridad del español. El suizo no jugó un mal partido, pero Nadal le llevaba el límite, obligándole a tirar de golpes imposibles si quería sumar algún punto. Acabó destrozando una raqueta, mordiendo una pelota y golpeándose la cabeza repetidas veces.

“Lo que estás haciendo en el deporte es algo increíble y siempre fue un honor enfrentarme a ti, esta vez en la segunda final de un Grand Slam. Felicidades tanto a ti como a todo tu equipo”, declaró el helvético tras la final.

Nadal también tuvo palabras para Wawrinka: “Lo siento por hoy Stan, pero has hecho dos semanas increíbles de tenis. Gracias y hasta el año que viene”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies