Morata: “Me voy de mi casa con la conciencia muy tranquila”

Álvaro Morata ya es jugador del Chelsea. El Real Madrid confirmó en la tarde del miércoles el traspaso de su delantero, que fue presentado el viernes en Londres con su nuevo equipo. En la Premier League jugará al fin a las órdenes Antonio Conte, su gran valedor en Italia, y se convierte en el traspaso español más caro de la historia.

Tras abandonar la concentración del Real Madrid en Los Ángeles, el español puso rumbo a la capital británica, donde firmó su nuevo contrato hasta 2022 y posó con su nueva camiseta junto a su familia. Después, aprovechó la tarde del viernes para ejercitarse en la ciudad deportiva del Chelsea, antes de poner rumbo a Asia para unirse a sus nuevos compañeros.

Horas antes, Morata colgó a su cuenta personal de Twitter una carta con la que se despedía de los madridistas, explicando los motivos de su marcha y reconociendo que "muchos no entenderán mi decisión y otros ni la apoyarán". "Me voy de mi casa", escribe. Este es el texto íntegro:

Los blancos fueron los primeros en confirmar la noticia a través de un comunicado en su página web:

"El Real Madrid C. F. y el Chelsea FC han acordado el traspaso del jugador Álvaro Morata, pendiente del reconocimiento médico pertinente. El club quiere mostrar su agradecimiento por estos años de dedicación y profesionalidad y por su comportamiento ejemplar desde su formación en nuestra cantera hasta su trayectoria con el primer equipo".

El Chelsea paga por el delantero 80 millones de euros, lo que le convierte en el futbolista nacional más caro de la historia, superando a otro delantero, Fernando Torres. El colchonero fichó precisamente por el Chelsea en 2011 a cambio de 60 millones que recibió el Liverpool.

Morata se pone finalmente a las órdenes de Antonio Conte, el técnico que pidió su fichaje para la Juventus en 2014. El madridista llegó a Turín ese verano, pero para entonces el italiano se había convertido en seleccionador de su país, lo que impidió que ambos coincidieran en la Vecchia Signora.

"Fue el entrenador que más apostó por mí, sin haberme tenido siquiera en su equipo, se fue antes de que yo llegara. Me conoce mejor de lo que yo mismo imagino, estoy seguro, y eso es importante: eso te motiva para trabajar duro. Me siento en deuda y aún no he tenido la suerte de trabajar con él. Estoy seguro de que lo haré tarde o temprano", dijo Morata de Conte el pasado mes de abril. Tan solo ha tenido que esperar tres meses para hacer realidad su vaticinio.

El delantero, de 24 años, se marcha del Real Madrid tras haber jugado 43 partidos la última campaña, en la que anotó 20 goles y dio 6 asistencias. En total, disputó 1.872 minutos, un balance insuficiente para él según explicó en numerosas declaraciones conforme se acercaba el final de la campaña.

Morata había estado este verano cerca de fichar por el Manchester United y por el Milan, como confirmaron José Mourinho y el director deportivo del conjunto italiano, pero finalmente será el sustituto de Diego Costa en el Chelsea. El hispano-brasileño está así más cerca de fichar por el Atlético, mientras que el Real Madrid se lanzará para intentar cerrar cuanto antes a Kylian Mbappé.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies