Los juveniles del Madrid intimidan al Manchester United (1-1)

El Real Madrid arrancó su pretemporada en los Estados Unidos con un empate ante el Manchester United. Los de Zidane presentaron una alineación titular en el primer tiempo y al equipo de juveniles en el segundo, precisamente cuando Casemiro logró el empate de penalti. Buen debut de Theo Hernández, imparable por el carril izquierdo.

Los partidos de pretemporada están bañados por el sol, tienen aroma a crema protectora, a cloro de piscina o a mar en el caso de los más afortunados. Incluso se puede intuir cierto olor a barbacoa o espetos, dependiendo del chiringuito elegido. El cuerpo no está para competir, especialmente en el caso del aficionado, que en muchos casos se pierde parte del choque o el encuentro entero porque no sabe cuándo juega su equipo (y menos cuando es en Estados Unidos o China).

No tiene mucho sentido sacar conclusiones de amistosos en los que ni siquiera están definidos los equipos, a los que les faltan fichajes y les sobran futuras salidas. Aún así, se pueden intuir detalles y valorar el estado en el que se encuentran los futbolistas que tienen su presencia asegurada. Y en ese caso, el Manchester United fue el gran derrotado del empate ante el Real Madrid.

Los de Mourinho llegaron al Levi's Stadium de Santa Clara con una semana de trabajo más que el Real Madrid y tres partidos de preparación más en las piernas. Entre ellos, una cómoda victoria ante el eterno rival, el Manchester City. Unos condicionantes que debían haber marcado un partido como éste, donde el estado físico resulta clave. No influyeron en nada. De hecho, cuando más titulares tuvieron los Red Devils sobre el campo (el segundo tiempo), coincidió con el revolucionario once de juveniles que presentó Zidane.

Antes de la llamativa imagen que dejó el equipo de Guti (merece como mínimo la mención) tras el descanso, la primera mitad dejó un enfrentamiento divertido, con un ritmo elevado (sorprendió la frescura blanca especialmente) y un juego constante en las inmediaciones de ambas áreas. Benzema dejó un sombrero, Modric tiró un caño antes de dar un pase de la muerte sin rematador y Lingard buscó la sorpresa desde fuera del área.

Al duelo solo le faltaron ocasiones, escasas pese al buen juego. Las pocas que hubo se concentraron en los instantes finales del primer acto. Gareth Bale, que disfruta de su primera pretemporada completa, dibujó un centro al área para Benzema que Jones atinó a despejar antes de que el francés firmase el 1-0. Al filo del descanso, Martial dejó una de las jugadas del partido. Recibió en la izquierda, regateó a Lucas Vázquez y Carvajal, esquivó la intervención de Modric y cedió a Lingard, que no tuvo más que empujarla a placer en el área pequeña.

A partir de ahí, llegó la 'revolución'. Zidane cambió la alineación al completo y dio entrada al juvenil, con las únicas excepciones de Theo Hernández, Mateo Kovacic y Casemiro. A destacar el partido del francés, que recordó al poderoso Bale de sus primeros años en Southampton y Tottenham, volando por los 100 metros de la banda izquierda. También merece crédito el centrocampista brasileño, que dejó a un lado sus labores defensivas y sorprendió con su presencia en ataque, llegando a lucir como mediapunta en varias fases. Y a gran nivel.

El gol del empate merengue llegó, precisamente, gracias a una poderosa carrera de Theo. Nadie imaginó que el velocísimo lateral pudiera llegar a un gran pase al hueco que buscaba explotar su arrancada. Lindelof, el primero. El zaguero sueco, con todo a favor para despejar, acudió al corte y pateó con fuerza, buscando despejar el balón. Se topó con el carrilero madridista, que no solo llegó al balón, ya lo había jugado para superar al flamante fichaje del United. Acabó volando de nuevo, pero esta vez literalmente ante la patada del defensor (tan involuntaria como punible). Casemiro transformó la pena máxima con otro violento pateo, pero al balón. Aunque De Gea adivinó la trayectoria, el '14' reventó la escuadra.

El partido acabó con los jovencísimos talentos blancos dominando el balón y plantando cara a un Manchester United que sí demostró más pericia en una cosa, los penaltis. Horrorosa tanda la que brindaron ambos equipos tras el empate en los 90 minutos reglamentarios. Disparos centrados, sin problema para los porteros, y otros tantos por encima del larguero o a los laterales. Solo tres de los 10 que se lanzaron acabaron en la red (1-2 para el United). Que nadie apueste por las tablas en la Supercopa europea del 8 de agosto…

  • Ficha técnica:

REAL MADRID (primer tiempo): Keylor Navas; Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo; Kroos, Modric, Isco; Lucas Vazquez, Benzema y Bale.

Segundo tiempo: Casilla; Achraf, Manu, Tejero, Theo; Casemiro, Kovacic, Dani Gómez; Franchu, Óscar y Quezada

MANCHESTER UNITED (primer tiempo): Romero; Fosu-Mensah, Bailly, Jones, Darmian; Carrick, Fellaini, Andreas Pereira, Martial; Lingard y Rashford.

Segundo tiempo: De Gea; Blind, Smalling, Lindelof, Valencia; Ander Herrera, Fellaini; Pogba, Mkhitaryan, Martial; Lukaku.

Twitter: @NJSaez

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies