El Manchester City pasa por encima del Real Madrid (4-1)

Contundente goleada del Manchester City, que pasó por encima del Real Madrid en el segundo tiempo. Otamendi, Sterling y Stones pusieron un rápido 3-0 en apenas 15 minutos, mientras que el hispano-marroquí Brahim Díaz cerró la cuenta en los minutos finales. Óscar hizo el gol del honor con un sensacional disparo desde 30 metros.

Los partidos de pretemporada suelen prestarse a resultados abultados y poco coherentes en competición oficial con relativa asiduidad. No hay año sin la goleada inesperada al grande de turno, y en 2017 le ha tocado al Real Madrid. Los blancos vistieron de negro en Los Ángeles, presagio de la noche que se les venía encima. En 45 minutos, los segundos, el City hizo valer el tan cacareado rodaje y superó a un equipo en peor estado del que se presumía.

El primer aviso apenas tardó en llegar dos minutos, el tiempo que necesitó Bale para arrancar el motor y despegar. El galés recibió en la izquierda un buen pase de Isco, regateó a todo aquel trato de pararle y buscó el disparo más difícil, escorado a su banda. Se marchó fuera, pero el movimiento avisó al Manchester City.

Cinco minutos más tarde, era el malagueño quien probaba los guantes de Ederson con un disparo marca de la casa: con el interior, efecto y desde la frontal. Le faltó algo de potencia y colocación para ser uno de los goles de la pretemporada. Lo mismo que a Gabriel Jesus en la primera ocasión de los Citizens, un lanzamiento desde 25 metros sin aparente historia que al final tuvo que detener en dos tiempos Keylor Navas.

Pese a que el arranque fue blanco, el City disfrutó de sus mejores minutos en el partido desde entonces. En el 22, el Kun Agüero lideró un rápido contraataque que acabó con un pase con el exterior para Gabriel Jesus. El brasileño recibió dentro del área, escorado a la derecha, e intentó sorprender con un buen disparo cruzado. Keylor estuvo aún mejor.

El ciclón inglés duró 10 minutos, hasta que un cabezazo de Casemiro lo disipó. El centrocampista remató con soltura un centro de Isco desde la izquierda, haciendo temblar la portería de Ederson. Benzema cazó el rechace en el segundo palo, pero sin apenas ángulo se estrello contra el portero. No sería la única ocasión que tuvo el francés. Pocos minutos más tarde, Luka Modric se inventaba un pase de la muerte perfecto desde la banda derecha. Al nueve le faltó una zancada para empujarla.

La segunda parte pudo cambiar si Karim hubiera querido, pero el delantero estuvo espeso. De nuevo Modric le buscó desde la banda derecha, pero esta vez Ederson y Otamendi no se entendieron y ninguno cazó el balón, rebotándolo y dejándolo en los pies de Carvajal. El lateral, muy forzado, le pegó como pudo, inventando más una asistencia para Benzema que un disparo. El galo no reaccionó desaprovechando el 0-1.

En la siguiente jugada, el City si aprovechó su oportunidad. Stones remató con contundencia un saque de esquina y Kiko Casilla sorprendió con una parada espectacular. Otamendi se encargó de hacerla inútil al encontrarse el balón en el área pequeña y marcar el 1-0. Para más inri, Zidane cambió a todo el equipo instantes después. El once inicial se retiró al banquillo y entró una alineación completamente nueva e inédita, con los Sub-21 (Ceballos, Asensio, Vallejo, Llorente y Mayoral), más otros chicos de la cantera.

Lejos de revolucionar el partido, el cambio de timón desajustó aún más al Real Madrid, que se vio ampliamente superado durante los instantes posteriores. Así fue como Sterling y Stones pusieron un doloroso 3-0 en el marcador, desarbolando a la defensa merengue con excesiva facilidad. La puntilla fue de un español menor de edad, Brahim Díaz, un talento malagueño que cerró el marcador Citizen en la recta final con un zapatazo imparable.

Aunque para imparable, la única nota positiva de los merengues en el segundo tiempo. Si los juveniles fue lo mejor del primer partido ante el United, contra el City fue uno de los chicos de Guti quien hizo el tanto del honor. Óscar, con un prodigioso golpeo, disparó desde 30 metros como si lanzase una falta directa y marcó el gol del verano.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies