Fútbol total del Real Madrid para mantener el trono (0-3)

El Real Madrid arrancó LaLiga como la acabó hace ya tres meses, en lo más alto de la tabla. Los blancos ganaron en Riazor al Deportivo en un plácido partido que dominaron de principio a fin. Gareth Bale volvió a hacer el primer gol merengue en el campeonato por tercer año consecutivo, mientras que Casemiro y Kroos completaron el marcador.

Hubo una época en la que Riazor era un lugar maldito para el Real Madrid. Las crónicas de los partidos estaban plagadas de referencias a las célebres meigas gallegas. Solo con la mediación de las brujas se podía explicar la sequía merengue en A Coruña. Hasta 19 años pasaron los blancos sin lograr llevarse tres puntos de botín. Una racha que marcó a toda una generación, acostumbrada a marcar en el calendario el encuentro como una misión imposible.

El maleficio acabó a principios de 2010 en una noche célebre. Muchos recordarán el 'taconazo de Dios', aquella maniobra tan loca como preciosista que culminó Benzema. Lo que no sabrán muchos es que ese día se puso fin casi dos décadas de miserias. Desde entonces, el Deportivo no ha vuelto a ganar al Real Madrid. Nunca. Sumó un empate en casa dos años después y desde entonces, la nada.

Con el 2-6 de finales de abril aún fresco en la memoria, el partido se asemejó bastante. Las diferencias, en la eficiencia de ambos conjuntos. A los de Pepe Mel les faltó algo de puntería, con Andone y Guilherme rozando el gol. Los de Zidane, por su parte, van camino de convertirse en el equipo total (si no lo son ya). Con el récord histórico de partidos consecutivos marcando a tiro, en Galicia dejaron otro apunte al firmar la jugada con más pases desde hace 12 años. Ni el Barça de Guardiola alcanzó tal honor.

Y eso que el partido arrancó con un Dépor peleón, intimidando a la zaga merengue por mediación de su referente en ataque. Florin Andone probó a Keylor Navas en dos ocasiones durante las primeras fases del encuentro, respondiendo siempre el costarricense con entereza. La respuesta la dio un clásico ya de las primeras jornadas. Bale, que lleva tres temporadas iniciando la cuenta merengue en LaLiga, apareció en el minuto 20 para empujar a placer el 0-1. Modric disparó desde la frontal, Rubén rechazó mal y Benzema corrió a remachar el balón. Sus detractores dirán que Karim falló al intentar marcar y sus hinchas defenderán que buscó una asistencia de mago para el galés. El caso es que el de Cardiff puso a su equipo por delante.

Cinco minutos más tarde, Casemiro terminaba de sentenciar el encuentro con una jugada para uso y disfrute. Desde Keylor Navas hasta el centrocampista brasileño, el Real Madrid completó 44 pases seguidos en 107 segundos, recorriendo ambas bandas y todo el terreno de juego. La posesión ininterrumpida más completa desde la temporada 2005-2006. Ni siquiera el Barça de Guardiola fue capaz de igualar algo así. La asistencia final, de Marcelo.

La jugada sirve también para explicar cómo fue el resto del partido, siempre en manos de un Real Madrid que levantó el pie del acelerador y bajó el ritmo. No se puede decir que sea una falta de respeto, porque lo hace tanto con el Dépor como con el Barça. Y con los dos les vale. De hecho, tal y como dijo Pepe Mel tras el encuentro, los gallegos generaron más peligro a los visitantes que los culés en la Supercopa. Incluso sumando ambos encuentros.

Ya en el segundo tiempo, Andone volvió a ver cómo se le negaba el gol, esta vez por mediación de Sergio Ramos. El rumano logró batir al fin a Keylor Navas con un cabezazo al segundo palo, pero ahí apareció el capitán para despejar a manos de su portero. Al igual que ocurrió en el primer acto, la respuesta rival si dio en la diana. Benzema firmó un control marca de la casa y prolongó para Isco, el malagueño buscó a Bale en la izquierda y el galés frenó lo justo para buscar la llegada de Toni Kroos desde la frontal del área. Asistencia para el alemán y gol por la escuadra tras un ligero toque de Guilherme, que desvió lo justo.

Zidane dio minutos a Marco Asensio, Lucas Vázquez y Marcos Llorente, quizás quien más los necesitaba para sentirse uno más del plantel. Mientras tanto el Dépor siguió chocando contra un muro en su afán por hacer el tanto del honor. Guilherme lanzó un latigazo fantástico desde la banda derecha, en una posición proclive para el centro, pero su osadía se topó con el larguero. La palma se la llevó Andone, que culminó su gafe fallando un penalti dudoso de Carvajal en el minuto 88. El lanzamiento no parecía ir entre los tres palos, pero Keylor además se encargó de despejarlo a córner.

El punto y final, sin embargo, fue innecesario. Con el liderato asegurado y el partido a escasos segundos para su final, Sergio Ramos se 'autoexpulsó' de manera absurda en un salto con Borja Valle. Un choque que acabó con el colegiado mostrando una justa segunda amarilla al capitán. Sin discusión. El Madrid no cuenta con los dos jugadores más importantes de su plantilla, y no parece inquietar a los blancos. Así está el nivel.

  • Ficha técnica

DEPORTIVO: Rubén; Juanfran, Sidnei, Schär, Luisinho; Guilherme, Mosquera, Celso Borges (Adrián, 64); Fede Cartabia (Borja Valle, 78'), Andone y Bakkali (Bruno Gama, 54')

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Kroos, Casemiro (Marcos Llorente, 72'), Modric; Isco (Asensio, 65'); Bale (Lucas Vázquez, 79') y Benzema

Goles: Bale (20'), Casemiro (26'), Kroos (60')

Árbitro: González González. Expulsó a Sergio Ramos por doble amonestación (53' y 91'). Amonestó a Bakkali (24'), Schär (53'), Modric (57'), Fede Cartabia (60'), Mosquera (83') y Andone (88')

Twitter: @NJSaez

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies