Kaká pasó su partido de sanción con la afición del Orlando City

Kaká sufrió en la última jornada de la Major League Soccer la expulsión más surrealista de su carrera tras intentar detener una tangana bromeando con un ex compañero, algo que el VAR entendió como una agresión. Castigado con un partido, decidió cumplirlo en la grada del Orlando City Stadium junto a los aficionados.

La escena fue captada por la retransmisión del choque, que enfrentaba a su equipo con el Columbus Crew. Kaká se situó con The Wall, la grada de animación del Orlando City.

Kaká fue sancionado en la última jornada de la MLS en el encuentro ante los New York Red Bulls. Cumplido ya los 90 minutos de juego, Toia, Higuita y Davis iniciaron un enfrentamiento y el resto de jugadores acudieron para intentar separarlos. Entre ellos estaba el brasileño, quien quiso rebajar la tensión bromeando con un ex compañero, Aurélien Collin, al que agarró la cara.

Aunque ambos se rieron, el VAR fue implacable. El árbitro mostró la amarilla a Higuita, Davis y después, sacó la roja al madridista. Incluso el propio Collin se dirigió al colegiado para explicarle que todo había sido una broma, pero ya no había remedio. Kaká se marchó expulsado en el minuto 97.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies