La magia de Isco destroza a Italia en el Bernabéu (3-0)

Isco Alarcón se coronó con la Selección española ante Italia y fue el líder del equipo de Julen Lopetegui, que goleó a su máximo rival por la primera plaza del grupo. El malagueño hizo los dos primeros goles y se marchó ovacionado al final, permitiendo a David Villa volver a jugar con la Roja tres años después. Morata cerró el marcador.

Las grandes estrellas son las que más brillan en las noches especiales. Isco ha lucido en incontables ocasiones, dejando ver su infinita calidad ante todo tipo de rivales. Apodado 'magia' por su compañeros (quizás, el apodo más acertado de la historia), al de Arroyo de la Miel solo le quedaba un escenario en el que dejar su firma, un partido importante con la Selección.

Hasta ahora, su punto más álgido con España lo vivió en Wembley (poca broma) ante Inglaterra. Allí apareció en el descuento para empatar un partido que la Roja tenía perdido 10 minutos antes por 2-0. Su exhibición ante Italia dejó en una broma de mal gusto aquel partido. No solo fue el goleador, que ya es importante, fue el comandante, el mariscal, el jefe. Todo el fútbol de ataque pasó por sus pies -y por su cabeza- en el Bernabéu. Y no fue poco, porque el baño fue total.

El duelo se le puso de cara a España ya en los primeros compases. Ramos y Asensio estuvieron cerca de hacer el primero tras un saque de falta al corazón del área, pero la diferencia la marcó el hombre de las portadas. Isco, también con un libre directo, puso el 1-0. En su caso, gracias a un disparo maravilloso desde 20 metros, superando a la barrera y haciéndolo imposible para un Buffon que vio en primera persona como el balón era inalcanzable.

Fueron minutos de ebullición, con la batalla en plena disputa. El gol situaba a los de Lopetegui por delante, pero Italia aún se negaba a tirar la toalla. No llevaba el peso del partido ni lograba controlarlo, pero sí pudo crear la ocasión más clara que tuvieron en los 90 minutos. Candreva colgó un centro perfecto desde la derecha y Belotti, el último gran hombre gol de la Azzurra, remató con un testarazo en el área. De Gea, siempre oportuno, voló para despejar.

La intervención del guardameta fue más importante de lo que se contará. Casi nadie la guardará en el recuerdo y hablará en el futuro del gran baño de España a Italia (que lo hubo), pero esa mano del espigado rubio hizo posible la goleada. Italia, a la que le costaba horrores llegar al área local, terminó de hundirse tras ese error. Incluso Verratti, de lo mejor que tiene Ventura, estuvo a punto de marcar el 2-0 en propia con una inapropiada cesión a Buffon. El balón botó antes de que controlase el guardameta, que despejó con el pie como pudo a córner.

A raíz de ese saque de esquina, Piqué pudo hacer una de las cosas que más 'le ponen', según sus propias palabras: marcar en el Santiago Bernabéu. El lanzamiento no llegó a nada, pero la jugada continuó y acabó con Koke centrando desde la banda derecha. El central, que seguía descolgado tras el córner, remató en el corazón del área por encima del larguero.

No volvió a haber rival para la Selección desde entonces. Italia desapareció del partido, cediendo todo el protagonismo a una España que se gustó en campo contrario. Las posesiones cada vez eran más largas y los olés empezaron a propagarse por el Bernabéu. Era una noche soñada, sobre todo para Isco, que se apropió del futuro con el 2-0. Justo al filo del descanso, con la Azzurra pidiendo a gritos enfilar el túnel de vestuarios para frenar el dominio español, el 22 controló en la frontal, buscó el espacio para probar un disparo con el interior al palo largo y, sin embargo, sorprendió con un remate duro al corto. Cosas de ilusionistas. De nuevo, Buffon no pudo sino rendirse.

El descanso llegó, pero ya no había nada que hacer por Italia. Carvajal pudo sentenciar tras una de las jugadas más completas de su equipo. Decenas de toques después, Isco arrancó rompiendo a su marcador y tirando un caño de fútbol sala a Marco Verratti. Con espacios, el malagueño buscó la llegada del lateral por la banda derecha. El madridista se plantó en el área mano a mano ante Buffon, al que intentó picar el balón, pero más sabe el diablo por viejo que por diablo y aguantó bien.

No acabó ahí la función de Don Francisco Alarcón. Minutos más tarde, el mediapunta dejaba en evidencia a Insigne y Verratti, quienes corrían para intentar bloquear un rápido contragolpe español tras un córner italiano. El merengue los despachó con un sombrero que enloqueció al Bernabéu. Sin oposición, dibujó un pase al espacio para Morata, quien tenía todo el campo italiano para correr. El ariete controló mal y dio a Barzagli la oportunidad de recuperar el tiempo perdido y arrebatarle el balón.

El nueve del Chelsea no pasará a la historia por su técnica ni por su habilidad con el balón en los pies, pero tampoco le hace mucha falta. Es imposible reunir un vídeo de regates en Youtube con su firma, pero sí con sus tantos. En su regreso al Santiago Bernabéu no perdió la oportunidad de meter el dedo en la llaga, sobre todo después del infame 'espectáculo' de Benzema ante el Valencia. Morata solo tuvo que empujarla casi en la línea de gol, tras un rápido contragolpe que Ramos definió con un genial pase de la muerte, pero ahí estaba él. ¿Qué más se le puede pedir a un goleador?

Spinazzola intentó maquillar el doloroso resultado en los últimos segundos con la única oportunidad de Italia en todo el segundo tiempo: un disparo desde más de 30 metros. Dice mucho del conjunto azzurro que solo fuese capaz de llegar así, pero no fue una sorpresa visto lo visto. Como ocurrió en el primer tiempo, De Gea reaccionó a tiempo. Esta vez, incluso, se gustó, permitiendo a los fotógrafos capturar una preciosista palomita, con la que además atajó el balón. Como España atajó el primer puesto del grupo G. El Mundial de Rusia está más cerca que nunca.

Twitter: @NJSaez

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies