Portada

Nicky Hayden fallece al no superar sus graves heridas

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

Nicky Hayden falleció en la tarde del lunes. El piloto de Superbikes, que se encontraba hospitalizado en Cesena desde el pasado miércoles, estaba en coma inducido y sufría graves heridas tras ser arrollado por un coche en Rimini. Tenía un grave daño cerebral y ni siquiera pudo ser intervenido quirúrgicamente.

El hospital Maurizio Bufalini confirmó la triste noticia con un comunicado:

"Los médicos han confirmado la muerte del paciente Nicholas Patrick Hayden que estaba ingresado desde el miércoles 17 de mayo en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Cesena Bufalini como resultado de lesiones graves múltiples ocurridas en esa fecha".

El estado del piloto de 35 años jamás mejoró desde que fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos. Hayden, que primero fue atendido en Rimini (lugar del accidente), fue trasladado a Cesena el miércoles pasado para ser intervenido. Su estado era tan grave que no ha podido pasar por el quirófano.

Hayden, actual piloto de Superbikes y campeón de MotoGP en 2006, salió a montar en bici el pasado miércoles por el sur de Rimini. Al mediodía, el norteamericano se saltó un stop -según la investigación policial- y un coche le arrolló en la carretera que une Tavoleto y Riccione. Tal fue el golpe que rompió el parabrisas con la cabeza y la bicicleta salió disparada fuera del asfalto, quedando totalmente destrozada.

Tras ser estabilizado, Hayden fue trasladado al centro sanitario Infermi de Rimini con severos politraumatismos en la cabeza y lesiones en el pecho, teniendo que ser sometido a reanimación en la unidad de cuidados intensivos. Horas más tarde, fue transferido al hospital Maurizio Bufalini de Cesena para ser operado, algo que finalmente no pudo realizarse.

  • "Nuestra historia no debía terminar así"

Su hermano, Roger Lee Hayden, hizo pública en sus redes sociales un día después del fallecimiento de Nicky una emotiva carta con la que se despedía:

"Nicky, hermano; nuestra historia no debía terminar así. Fuiste campeón del mundo por algo. Nunca he conocido a nadie con tantas ganas de competir como tú. Me acuerdo de cómo crecimos compartiendo habitación y de cómo, con 12 y 13 años, estudiabas las notas que habías tomado en la carrera anterior. Nunca olvidaré que el lunes después de proclamarte campeón del mundo me hiciste levantar de la cama para ir a correr. Eso es lo que te separaba del resto y lo que te convirtió en leyenda.

Hiciste mejor a todo el mundo, porque cuando no estabas en casa, corríamos en bici o en moto para que cuando volvieras, ese margen que siempre tenías se hubiera reducido un poco. Me empujaste a dar el máximo, pero lo más importante es que siempre recordaré el tipo de hermano que eras. Fuiste una leyenda como piloto y como hermano. Siempre estuviste a mi lado sin importar qué estuviera ocurriendo, dispuesto a ayudar.

Me alegro de que pudieras ver mi mejor versión en estos dos últimos años, no sólo encima de la moto, sino también lejos de ella. Podría sentarme todo el día a preguntar por qué, pero en vez de eso prefiero dar gracias por haberte podido tener como hermano durante 33 años. No te preocupes por tus sobrinas, las tengo bajo control: nada de novios hasta que vayan al instituto. Y voy a enseñar a los niños qué se necesita para ser campeón, en aquello que ellos decidan.

Esta foto es especial para mí. Después de pasar por un episodio de muy mala suerte, cuando parecía que tu título se había escapado, al final pude agarrarte así y decirte que ese año seguía siendo el tuyo. Y eso es lo que me volviste a decir tú a mí desde el podio. Incluso en un momento tan increíblemente difícil como este, todavía tengo fe. Si Dios te he traído hasta aquí, Dios te guiará a través de ello. Hasta que volvamos a rodar juntos. Te quiero"

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas