Portada

Deulofeu oposita al tridente

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

El traspaso de Neymar al París Saint-Germain ha abierto muchísimas heridas en el subconsciente colectivo barcelonista, provocando un fuerte impacto en una de las líneas de flotación principales del conjunto que actualmente entrena Ernesto Valverde. Con la marcha del carismático delantero brasileño, sus dos compañeros en la punta de ataque, Leo Messi y Luis Suárez, han quedado huérfanos de fantasía.

La llamada MSN, una de las puntas de ataque más efectivas y voraces de la historia del fútbol, ya es cosa del pasado. Muchos son los nombres que han sonado a la hora de definir un sustituto de garantías que pueda asumir tal responsabilidad, pero un nombre propio ha sido obviado a la hora de atesorar este estatus. Hablamos de Gerard Deulofeu, un futbolista que ha hecho su camino sin tener una palabra más alta que la otra, sabiendo gestionar una carrera llena de contrastes. Hechos que han propiciado que pueda regresar al club donde se ha formado como futbolista.

El Barça hizo efectivo su regreso en este vigente mercado de fichajes y las sensaciones que nos ha dejado esta pretemporada son positivas. La parroquia barcelonista tiene un problema de base inherente y es que constantemente a lo largo de la historia ha tenido un sentimiento de veneración hacía todo jugador que se incorporaba desde otro equipo. Sobreponiéndose incluso a jugadores que han completado toda su progresión como futbolistas en las categorías inferiores de la entidad catalana.

Otorgar galones de estrella a Deulofeu podría servir para eliminar esta fobia endémica que ha propiciado las últimas temporadas en relación a establecer a un jugador de la Masía como titular indiscutible. Un hecho que no se produce desde la consagración de Sergio Busquets y Pedro, una situación excesivamente lejana en el tiempo en relación a un club que siempre ha sabido exprimir de manera altamente eficiente su fútbol base en las zonas más centrales del terreno de juego. Sergi Roberto ha sido un titular accidental en relación a la mala gestión a la hora de solucionar la dicotomía existente en el lateral derecho; con un Aleix Vidal intermitente. El Barça iniciará la temporada en casa ante el Betis, un rival a priori accesible que dibuja un trayecto inicial asequible en relación a la competición doméstica, el conjunto catalán es ampliamente favorito si analizamos la casa de apuestas BetStars.

La trayectoria de Deulofeu nos presenta un camino complicado como ya hemos mencionado anteriormente. El delantero de Riudarenes nacido en 1994, ha militado en algunos de los equipos más potentes del contexto europeo, un hecho que sorprende por su incipiente carrera futbolística. El jugador ha destacado en todas las categorías de la cadena de formación barcelonista, ostentando el rol de capitán en muchas de ellas y erigiéndose como un líder innato. El jugador debutó con el Barça B la temporada 2011/12, finalizando la temporada con 9 goles anotados, una cifra nada desdeñable si tenemos en cuenta que era su primera temporada en el filial barcelonista. La fe que depositó la entidad catalana sobre el jugador era inequívoca, un hecho que se pone de manifiesto cuando vemos que incluso Pep Guardiola, hombre siempre abonado a hacer uso de la cantera, decidió convocarlo para debutar oficialmente con el primer equipo. El esperado debut tuvo lugar el 29 de octubre de 2011. Su segundo año en el Barça B fue el de su eclosión profesional; fue nombrado como mejor jugador de la categoría y todo hacía presagiar que el jugador se incorporaría al primer equipo tarde o temprano. Para hacerlo crecer como jugador, la directiva azulgrana decidió ceder al jugador primero al Everton inglés. El jugador fue llamado la temporada próxima en relación a incorporarse a la disciplina azulgrana bajo las órdenes de Luis Enrique, pero una serie de desavenencias con el técnico asturiano provocaron que Deulofeu se fuera nuevamente cedido, con una etapa intermedia en el Sevilla, una segunda estancia en el club inglés y una cesión final al Milan. Este último movimiento provocó su eclosión como futbolista en los 17 partidos que disputó.

En el conjunto lombardo el jugador mostró su mejor cara y fue llamado con la selección absoluta internacional, anotando su primer gol el 28 de marzo del presente año ante toda una Francia en el Stade de France. Este hecho provocó que el Barça decidiera contar nuevamente con sus servicios, haciendo efectiva una opción de recompra sobre el jugador e incorporándolo a las órdenes del nuevo técnico Ernesto Valverde. Y en este contexto nos encontramos, con un jugador mucho más maduro, más hecho y más fuerte, y con todo un futuro aún por explorar. El desafío que tiene por delante es equitativo en relación a sus capacidades como futbolista. El tiempo dirá si el jugador logra establecerse como uno de los pilares del nuevo Barça de Valverde y si consigue hacer olvidar a Neymar, jugador que ha decidido abandonar los colores azulgrana que le han acompañado los últimos cuatro cursos. Iniciando una aventura incierta en la Ciudad de las luces. Deulofeu puede convertirse en una respuesta romántica a un fútbol cada vez más desnaturalizado en el ámbito sentimental.

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas