Portada

Lucas Alcaraz: "Pido ayuda a jugadores, empleados y medios"

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

Lucas Alcaraz fue presentado como nuevo entrenador del Granada, cargo que ocupa por tercera vez en su carrera. "Sé que si estoy aquí es porque es complicado", declaró, además de pedir ayuda a los jugadores, a los empleados y a los medios. "Necesitamos la mejor atmósfera posible", dijo, para lograr una salvación que ve posible, aunque espera "un año difícil".

Primeras palabras:

Dentro de todos los apoyos que me han llegado hoy, en la calle, en las redes sociales, de los periodistas, de gente de la casa, de ex jugadores... Incluso te pones a pensar en gente que no está, que parece que te están hablando. Te pones a reflexionar un tiempo y prefiero apuntar un posible descenso en mi currículum que no atender la llamada de mi equipo. Dicha esta frase, no quiero volver a escuchar esa palabra.

Yo prometo y solicito un esfuerzo extra a mí mismo, porque no sería coherente con lo que solicito, a los jugadores, a los empleados y una ayuda a los medios. No voy a decirles cómo hacer su trabajo, pero sí que el equipo necesita comprensión y ayuda. Se ha demostrado con los resultados y con el rendimiento. Y necesitamos el apoyo de la mejor afición de España, y no lo digo yo, lo ha dicho LaLiga. Cada uno hace su trabajo, sin influir en el de nadie, pero si estamos juntos 25 jugadores comprometidos, todos los que les rodeamos apoyando, los medios apoyando y 20.000 gargantas en Los Cármenes cada 15 días... Estoy convencido de que lo vamos a conseguir. Pero evidentemente, no va a ser fácil.

Igual en otro sitio no me atrevería a hablar tan directo, porque no es justo pedir esto en octubre, la gente puede pensar que hacen falta mejores jugadores o un mejor entrenador y que los gestores han cometido errores, pero donde estamos, sin vuestra ayuda y la de la afición me parece complicado salir y, sin embargo, con ella creo que tendremos la determinación suficiente y el rendimiento para salir.

Se podrían decir unas frases muy agradables de escuchar, pero yo creo que vamos a tener un año difícil. Cuando tú en las seis primeras jornadas de 18 puntos tienes 2, te encaminas a un año difícil. Eso va a marcar la mentalidad que tengamos, la resiliencia que tengamos para recuperarnos de los golpes y los factores que rodean a los jugadores. Si a mí me dicen en 2003, que estaba en Santander y ví un partido del Granada en un campo de arena, que en 2016 el equipo iba a estar en Primera, yo particularmente no me lo creo. Por tanto, yo creo que no es el año de regalar la categoría.

Hace falta un mejor entrenador, vale. Hacen falta mejores jugadores, también. Mejores decisiones en la gestión, también. Todo eso es perfecto. Pero si todo eso ha fallado, no podemos regalar la categoría. Yo sé que todos estáis igual de convencidos que yo, aunque sea yo el que esté aquí exponiéndolo. Como dice el libro de Fernando Valverde, no me vuelvas a decir que es imposible. Nos tenemos que poner en modo 'sí se puede' ya, no como hemos habitualmente en primavera, sino ahora, antes de llegar al otoño. Esta es mi forma de ver las cosas, puede estar equivocada, pero está reflexionada.

¿Es un marrón lo que te ha tocado? ¿Qué te has encontrado?

Yo lo dije cuando me despedí la segunda vez. Comenté que si me llaman seguro que es porque el club está en una situación complicada y que hay connotaciones más que suficientes para que yo no piense en los daños personales. Es como si tienes la rodilla mal y juegas un partido, puedes preferir guardarte o jugar y si me rompo la rodilla me da igual. Si es más o menos mi etapa más difícil... Yo sé que si estoy aquí es porque es difícil, pero a mí me supone una motivación y un halago. A lo mejor empezar la temporada es más fácil hacer el trabajo y en esta situación, es más complicado, pero si me han llamado es porque consideran que puedo hacerlo.

¿Hay una implicación personal en su decisión?

Sin duda. Son muchas cosas. No pienso en el currículum, pienso en ayudar. Si yo percibo que la gente cree que yo puedo ayudar, doy el paso al frente sin pensar en las consecuencias negativas. Una vez que aceptas el reto, no piensas en ello. La familia no te puede decir nada en ese momento.

¿Has visto los partidos del Granada este año?

He visto muchos partidos, porque primero es mi obligación, y segundo es mi hobby. He estado en el campo del Betis dos veces, en el del Málaga dos veces, en Leganés, en Córdoba, Atlético de Madrid, Cádiz, Murcia... No sé, he estado hasta en San Roque viendo a un amigo mío en Tercera, así que... Es mi devoción. Y evidentemente, cuando es mi equipo, los he visto todos. Los veía hasta cuando estaba en Grecia... Además, hoy en día tienes esa ventaja. Muchas veces si es verdad que, para que todo el mundo esté cómodo, no voy a Los Cármenes, y mira que soy abonado y tengo mi asiento, pero sí que veo los partidos.

¿Dónde crees que tienes que poner el acento, en lo táctico o en lo psicológico?

Ahora mismo, en la confianza, el aspecto psicológico es muy importante. Pero el jugador siempre se siente más seguro cuando conoce las soluciones. Es un poco de todo. Hay que mostrar cercanía, exigencia y darles argumentos. Cercanía para que rindan, exigencia para lo mejoren y argumentos para que sepan qué tienen que hacer. No digo que antes no lo supieran, sino que sepa qué tiene que hacer con la idea que tenemos que hacer ahora.

Juegan dos partidos en casa y cuatro fuera, ¿esto ayuda?

Eso lo sabe todo el mundo, está claro que la parte más amable del calendario ha pasado, pero ahora mismo yo no creo que nos ayude mucho pensar cosas de ese tipo, ¿no? Debemos pensar cómo crecer cualitativamente, cómo ensamblar todo lo que tenemos y ayudar a que el rendimiento de chavales, que son jóvenes y tienen calidad, han llegado a una ciudad nueva y hay muchos aspectos que influyen mucho. Para mí el futbolista es más nada una persona, y hay cosas que distraen como el calendario, pero lo conocemos.

¿Es posible la salvación?

Yo creo que partimos de una base, no hay que explicar el déficit que tenemos de puntos y calendario con estas jornadas, pero yo creo que con los argumentos que tenemos, si somos capaces de extraerlos todos y crear el contexto ideal para que la gente rinda, tenemos que salvar la categoría. Evidentemente, con todos los condicionantes que he intentado explicar antes, que tengamos la mejor atmósfera posible.

Entrenadores anteriores se quejaban de que la diversidad de la plantilla hacía difícil la comunicación...

Yo te hablo de lo que yo considero, no de lo que consideraban los anteriores. Lo ideal es que todos hablasen castellano, pero creo que el cuerpo técnico tenemos que estar preparados para poder comunicarlos en cualquier idioma.

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas