King James vuelve a reinar en la NBA, ahora con Cleveland

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

Séptimo partido, todo por decidir. LeBron podía quedarse con la miel en los labios un año más y defraudar a su ciudad, pero The King, secundado por su mejor compañero este año, Kyrie Irving, logró su tercer anillo e hizo historia en la NBA. El primer equipo de la historia que remonta un 1-3 en unas Finales y lo más importante, promesa cumplida a su ciudad natal, Ohio. Volvió a casa para ganar el anillo y, dos años después, lo ha conseguido: el primero de Cleveland tras dos finales (2007 y 2015).

No se puede disfrutar más con la NBA que con estos partidos, imposible, sin duda es la mejor liga de baloncesto del mundo entero. No hay nada equiparable a esa sensación que sintió Kyrie Irving al anotar el triple decisivo del partido a falta de un minuto, salvo la sensación que Iniesta tuvo con su gol en la final del Mundial que gana España. Es un deporte distinto, nada está perdido hasta el último segundo y el espectáculo está garantizado siempre, eso es lo que hace grande a la NBA.

En lo referente al partido, sin duda alguna, el mejor de los 7 disputados en estas Finales. Fue el partido más igualado y disputado de toda la serie, donde pudimos ver a un Green desatado y a LeBron e Irving en su salsa, con el picorcito en la mano. Estos dos jugadores han llevado a los Cavs a la gloria. Green no pudo con ambos a pesar de su gran primer tiempo, donde los Warriors se iban al vestuario 7 puntos arriba, cuando el ala-pívot de Michigan consiguió 21 puntos, 5/5 en triples y 9/10 en tiros de campo, números de auténtico MVP, números de gente a la altura de Curry, LeBron o Irving.

Todo comenzó con un pobre primer cuarto, donde los Cavaliers se fueron ganando por la mínima en un quiero y no puedo en parar a Green. El ala-pívot de los Warriors estaba desatado y ya dio muestras de que este partido no iba a ser pan comido para los Cavs, no quería perder las finales el jugador de Michigan. En defensa volvió a ser el mejor de los Warriors, consiguiendo anular a LeBron en cuanto a la anotación (14 al descanso), pero sin pararle en las asistencias, punto fuerte hasta el descanso de LeBron. Pero había un problema, Curry y Thompson no estaban funcionando, aunque los Warriors ganaban al descanso de 7 puntos.

Volvieron los jugadores a la cancha y las tornas se cambiaron. Kyrie Irving se puso la capa de superhéroe para remontar esa desventaja que tenían los Cavs y quedarse a un punto a falta de 12 minutos por disputarse. Irving se salió cuando debía hacerlo, ya que LeBron no estaba encontrado posiciones de tiro claras y era bastante absurdo que éste se jugase todas las canastas. Nadie podía frenar a Kyrie, que se iba al último cuarto con 21 puntos, cuarto en el que el Rey tuvo que aparecer y demostrar que sigue siendo el mejor jugador del planeta, con permiso de 'Don Stephen'.

Es en el último cuarto donde los Cavs sacaron su mejor arma a pasear, LeBron James. Hasta el último cuarto, LeBron se había dedicado a pasar la pelota, capturar rebotes y meter algún que otro punto, pero las ansias de ganar le activaron y se echó el peso del equipo encima. Con 11 puntos en el último cuarto, el mejor jugador de las Finales de la NBA iba a conseguir su tercer título en su carrera deportiva. Tras el recital de LeBron, vimos la peor cara del partido, 0 puntos en 4 minutos de ambos equipos. Pero no iba a ser él el que decidiese el partido con la última canasta, sino que fue su compañero de batallas, Irving. A falta de un minuto, balón para Irving, emparejado con Curry. Ante la debilidad defensiva del MVP de la temporada, Irving ataca con una serie de amagos consecutivos para conseguir sacar una opción de tiro. Curry llega tarde e Irving la enchufa de tres puntos, lo que dejaba a los Warriors a 3 puntos a falta de 50 segundos, sin opciones para la reválida.

Nada pudieron hacer los Warriors ante las acometidas de LeBron e Irving, que hicieron imposible la reválida del equipo de Oakland. Al final del encuentro se pudo ver lo importante que era para LeBron este título, la promesa que le había hecho a su ciudad estaba realizada, la remontada estaba consumada. Esa consumación de la remontada y el título hizo estallar a LeBron, que tras celebrar con sus compañeros se tiró en el parqué del Oracle Arena a llorar como una magdalena, muestra de lo importante que es este tercer anillo para el rey de la NBA. Lo mismo hizo Tyronn Lue, llorar desconsolado en el banquillo, él sólo. En su primer año como entrenador principal de un equipo, conseguía lo más grande en la NBA, ser el mejor equipo y ganar el título.

El MVP fue para LeBron, a pesar de las actuaciones de Green e Irving. El triple-doble conseguido y la posterior victoria fue el detonante para que el premio fuese suyo. Green (32-15-9) se quedó cerca del triple-doble y vio cómo su mejor partido del año no valía para ganar el anillo. Irving (26-6-1) ayudó bastante a LeBron y gracias a su último triple llegó la victoria de los Cavs. La baja de Andrew Bogut volvió a ser decisiva, sobre todo en la defensa, pues los Warriors sólo tenían a Green e Iguodala como buenos defensores. 

  • Quintetos iniciales:

-Cavaliers: Irving (26/6/1), Smith (12/4/2), Love (9/14/3), Thompson (9/3/0) y James (27/11/11)

-Warriors: Green (32/15/9), Barnes (10/2/1), Curry (17/5/2), Ezeli (0/1/1), Thompson (14/2/2)

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
   

Login Form

   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas