Cristiano y Di María devuelven la calma al Bernabéu (4-0)

El Real Madrid no tuvo problemas para doblegar al Copenhague en el Bernabéu. Cristiano y Di María protagonizaron la goleada blanca con dos tantos cada uno.

Tras la derrota en el derbi y el mal juego del equipo de los últimos partidos, el Real Madrid consigue reapirar tras derrotar cómodamente a un rival que no causó peligro prácticamente en todo el partido. Ancelotti introdujo cinco cambios en el once respecto al pásado sábado: Casillas, Carvajal, Modric, Marcelo y Varane. 

Se iniciaba la primera parte y el Copenhague era el primer equipo que se acercaba al área contraria, que inquietó al los locales tras una mala salida de Casillas. Sin embargo, sería un espejismo, ya que el equipo danés dejó de tener el balón y se encerró en su campo. El partido empezó a ser un monólogo del equipo blanco. La primera gran ocasión sería para Benzema, que remató fuera en el área pequeña tras un buen centro de Marcelo. El brasileño estuvo brillante durante todo el partido, y demostró que a buen nivel no tiene rival en su posición. La versión del Madrid mejoró a la de los últimos encuentros, aunque el rival tampoco mostró mucha oposición.

El primer gol llegaría en el minuto 20. Marcelo realiza un buen centro al segundo palo, donde Cristiano no perdona y hace el 1-0 de cabeza. Tras el primer gol, el Madrid no dejó de atacar. Pocos minutos después, Di María fallaría una gran oportunidad para dejar prácticamente cerrado el encuentro. El futoblista argentino estuvo muy activo durante todo el encuento. En el minuto 36 volvería a tener otra oportunidad, pero su remate de cabeza se iría desviado.

El susto del partido para el Real Madrid llegó en el último tramo de la primera parte. Casillas volvió a hacer una mala salida tras un corner y Modric sacó bajo palos el remate de Jorgensen.

Empezó la segunda mitad y el partido seguía en la misma línea. El Madrid atacaba y el Copenhague esperaba. Carvajal tuvo la primera ocasión de la segunda parte con un disparo a la media vuelta que rozó la escuadra. A pesar de las numerosas ocasiones, no llegaba el gol. Y el Cophenague seguía con opciones de dar la sorpresa. La incertidumbre se mantuvo hasta el 64′. Cristiano hizo el segundo de cabeza tras una gran jugada de Benzema y Di María. El argentino se sacó una espectacular rabona para asistir al portugués. 

Ancelotti empezó a realizar cambios. El primero fue Isco, y posteriormente saldrían al campo Morata y Jesé, ovacionados por el Bernabéu. En el minuto 70, Di María sentenció definitivamente el partido con un disparo de rosca ajustado al palo izquierdo de la portería. El argentino no se conformaría con un gol. Ya en en el tiempo de descuento, robó un balón casi en el área e hizo el 4-0 completando un partido formidable. Casillas, que apenas había intervenido en el partido, se llevó los aplausos del público que todavía aguantaba en el Bernabéu tras sacar un mano a mano a Bolaños. En el córner posterior, volvería a sacar una buena mano a un remate de Adi en el segundo palo. Las actuaciones del capitán fueron recompensadas con la ovación del público. 

El Real Madrid consigue su segunda victoria consecutiva en esta Champions y facilita el camino al liderato del grupo. Ancelotti consigue evitar una debacle y gana cierto respiro tras no fallar en el Bernabéu de nuevo. 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies