La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

Pedrerol: "Messi es Maradona y CR7 es Di Stéfano"

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

Después de toda una vida dedicada al periodismo, habiendo tocado todos los palos, formando parte de diversos grupos y conociendo múltiples líneas editoriales de primera mano, Josep Pedrerol ha encontrado a los 45 años la aclamación del público en la franja de la medianoche. Lo ha hecho con el programa deportivo Punto Pelota, en la apuesta más arriesgada de su carrera. El periodista catalán nos atendió en las oficinas de Intereconomía en plena Castellana para hablar tanto de esta andadura como de fútbol o del periodismo en general.

1,7 millones de espectadores y un 3,4% de share el último domingo de Punto Pelota, ¿qué le parece ese dato?

Bien, está bien, estamos en forma. Tampoco el dato concreto de un día me parece importante, lo que me parece importante es que haya una tendencia, y la tendencia en el último mes es que no hemos bajado del 3%. Y cuando hay cuarenta y pico canales en España en este momento pues me parece... además hablamos de un canal llamado Intereconomía que no es una televisión generalista, o no lo era hasta hace muy poco, y meter un programa de deportes ahí con esas cifras es una pasada.

Haciendo un símil futbolístico, a usted lo fichó una Intereconomía que era comparable a un Getafe y ahora gracias a su programa está peleando de tú a tú a los Madrid y Barça de la televisión, ¿cómo lo ve?

Sería muy pretencioso pensar que por mi fichaje yo soy Maradona, no es el caso, lo que pasa es que es verdad que la televisión también yo creo que ha ido cambiando. Empezó siendo una televisión temática solo de economía, a partir de ahí con tertulias como El Gato al Agua que es un referente a nivel político y luego no existía un programa deportivo en televisión diario... Hemos conseguido, no sé, esa magia, esa comunicación con los espectadores que han entendido que hacía falta, se sienten cómplices de esta historia. El éxito es de las dos partes, pero sobre todo, de la casa por apostar y nosotros si hemos dado algo a la casa devolviéndole la apuesta con audiencia mejor que mejor, todos contentos.

¿Esperaba este éxito cuando fichó?

No tan pronto. Yo estaba convencido del producto que hacíamos, nosotros veníamos de hacer algo parecido en Punto Radio, con un grupo de gente con Tomás Roncero, Carme Barceló, Siro [López], Damián [González]... muchos de los que estamos aquí estábamos en la radio, entonces era apostar. Tampoco sabía hasta qué punto (yo había hecho televisión) la gente que había hecho radio o que estaba en prensa encajaría su imagen en televisión, cómo trasladaríamos eso a la tele. Pero yo le dije a la gente, porque la TDT era poca cosa hace dos años, 'venís a Intereconomía Televisión, a Punto Pelota, y estaremos un año en el desierto'. Era un camino largo, pero fue sorprendente que sin tener una publicidad, no tenemos tampoco una radio que nos apoye o un periódico deportivo que esté todo el día machacando la historia... a través del boca a boca la gente se lo ha hecho propio y ahí está el éxito. Pero me ha sorprendido la rapidez.

Con la gran acogida que tiene el programa, ¿ha pensado en hacerlo con público constante?

Hemos probado a hacerlo, y sí ha funcionado, la gente pide que hagamos el programa cara al público. Pero yo creo que no somos los mismos con público. [La gente] se corta o el que es menos brillante quiere serlo más, y además hay un problema: si el programa lo haces en Madrid, Roncero recibe aplausos y Carme abucheos. Entonces, el que está en Barcelona se siente como que está jugando en campo contrario, y eso es un problema. Le he dado vueltas, público sí pero no siempre.

¿Y hacer algún especial en palacios de deportes o estadios como hacen en la radio?

Yo eso no... Está bien, pero yo recuerdo los programas que hacía [José Ramón] de la Morena, por ejemplo si hace un programa en Bilbao le interesa mucho a la gente de Bilbao, pero al resto de España el programa no le importa nada. Es decir, el riesgo de hacer un programa local es que nosotros no hacemos televisión para 500 personas que están en un auditorio, sino para toda la gente que nos vea. Entonces corres el riesgo. Si en Valencia es la Copa del Rey hay que estar allí, pero no ir a Valencia porque sí. Nosotros no estamos ni en Madrid, ni en Sevilla ni en Valencia, nosotros estamos en España. Entonces, a mi ir a Valencia no, que venga Villa cuando estaba en el Valencia o que venga cualquier jugador del Valencia o del Sevilla para que estén aquí de invitados (o yo me voy a verles). Pero hacer el programa allí tiene un riesgo local.

¿Cómo se prepara un programa de Punto Pelota? ¿Cómo es el día a día?

En el día a día hay un trabajo de la redacción, tenemos una reunión aquí a las cinco de la tarde y luego una planificación cuando acaba el programa: 'oye, ¿mañana qué pasa? ¿qué actos hay?'. Y luego lo que siempre digo, hay que intentar vender otra cosa, una frase de Mourinho a las doce de la noche no vale, se ha escuchado en todos los informativos a las tres de la tarde, se ha visto en todas partes. Entonces tenemos que darle una vuelta a esa historia. Por ejemplo el día que se presenta Mourinho con Valdano al lado, sabiendo que Valdano había criticado a Mourinho, le dije a la gente que había que enfocar a Valdano, porque Mourinho sabemos quién es. Fue uno de los mejores vídeos, ver la cara de Valdano cuando hablaba Mourinho me pareció de lo más original. Hay que sorprender a las doce de la noche, no podemos hacer otra cosa.

Entre tanto debate muchas veces se producen momentos tensos en el programa, ¿alguna vez ha temido que pasasen a mayores? ¿Cómo se gestiona una situación así en antena?

A mí eso no me gusta. Yo siempre les digo que está bien el debate intenso pero que es un show, y al final cuando acaba el programa o vamos a publicidad se acabó el show y se acabó la bronca. Pero es verdad que aquí no somos actores ni hay un guión establecidos, aquí las broncas, no como en otros sitios, no están pactadas. Aquí cuando una bronca se produce, se produce de verdad. Cuando hay un guión sabes que no va a pasar nada, cuando no hay guión el riesgo existe.

Bronca no, pasión sí. La pelea dialéctica sí, pero la bronca como tal no nos ayuda. La gente siempre dice 'me lo paso bien con vosotros' pero cuando perdemos la esencia de pasarlo bien, la situación violenta no me gusta nada, pero es inevitable. Aunque bueno tampoco ha habido... al acabar el programa ha habido algún lío alguna vez pero entre todos lo hemos suavizado.

Al final de la pasada temporada, con toda la 'guerra de los medios' que hubo, se llegó incluso a decir que Antena3 le había hecho una oferta a usted, ¿qué hay de cierto en eso? Y si fuera verdad, ¿por qué siguió en Intereconomía?

Fueron tres ofertas, pero queda feo... Fueron tres televisiones, porque el programa funciona y uno tiene un hueco, y lo que querían era conseguir audiencia trasladándonos a su canal. Económicamente una de las tres era mejor que lo que me ofrecen aquí, pero yo valoro mucho la fidelidad y la apuesta, y esta casa apostó por un programa que no existía en su momento. Y ahora que estamos funcionando bien, me parece muy injusto decirle a esta gente 'nos vamos'. Y sobre todo yo lo que necesitaba era que la casa me demostrase que apostaba por el producto, y yo decía que no era tema económico, es tener más medios, tener unidades móviles, más cámaras... Hacer que Punto Pelota sea más importante y este canal ha hecho una apuesta muy seria. Y por otra razón: yo aquí tengo la libertad de invitar a quien me da la gana, al de la Ser, al de la Cope, al de la Razón y al de la Gaceta. En otros medios no puedo.

¿Qué opina de la polémica de la Cadena Ser echando a Paco González y el posterior desembarco de él y su equipo en la Cope?

Me parece muy interesante, pero para análisis periodístico. Yo trabajé en el grupo Prisa, y yo creo que allí durante mucho tiempo hubo la sensación de que después de Prisa no había nada. Y los que hemos abandonado Prisa nos hemos dado cuenta de que existen más medios. Yo eso de sentirse superiores a todo y sentir que la empresa está por encima de las personas... no siempre es así. Una empresa tiene que cuidar a las personas. La Cope ha conseguido trasladar un sonido. Lo que no consigo entender es como la Ser ha dejado perder todo el sonido. Yo entiendo que hay alguien ahí que no ha estado listo. Me parece algo gravísimo, ¿cómo puede ser que se te vayan 45? Lo tienes que hacer muy mal. Alguien que dirige aquello no ha estado muy acertado.

Intereconomía tiene una marcada tendencia ideológica y en determinados sectores tiene una fama un tanto negativa, ¿le afecta esto de algún modo o le da igual? ¿Le ha causado algún tipo de problema?

Porque es de derechas, y dicen que el canal es muy de derechas. Y además incluso La Gaceta, el periódico del grupo, dice 'Orgullosos de ser de derechas', presume ser de derechas. A mí me da un poco lo mismo. Somos de derechas, el canal es de derechas... Yo como digo aquí: yo no soy ni de derechas ni de izquierdas, ni del Barça ni del Madrid. Intento no serlo, pero aquí en deportes yo paso. No es importante para la gente la línea editorial de la cadena, además nos invita 'El Intermedio', estuvimos con Wyoming el otro día en La Sexta. Eso demuestra que podemos estar Wyoming y yo sentados en la misma mesa y no pasa nada, es una prueba de que podemos hacerlo compatible.

De igual manera, usted trabajó en Prisa durante 14 años cuya ideología también parece evidente, ¿lo notó de algún modo al desempeñar su trabajo?

No, yo creo que hablar de deportes supone ser más libre, hay más libertad. Aunque tampoco te creas, si escribes en el Sport sabes qué es y si escribes en el As también. Tú sabes cuál es la línea editorial de un medio y si trabajas en El País sabes lo que hay, o si trabajas en el ABC o en la Gaceta sabes qué hay de Rajoy y Zapatero. Yo me he sentido libre trabajando en el grupo Prisa, en Canal+ muchos años con El Día Después, con [Michael] Robinson y compañía, y ahora aquí, o en La 2 cuando estuve, o en Punto Radio... Sabes qué pasa, que tampoco aquí dependemos de una camiseta o un anorak del Madrid o del Barça. Cuando tú necesitas sortear en un periódico un chaleco del Madrid... imagino que eso a veces puede tener alguna dificultad.

Usted formó con Michael Robinson en Canal+ una de las parejas televisivas más famosas durante ocho años, ¿sois amigos fuera del plató o era todo un papel?

Un papel todo [Risas]. No, que va, hay muy buen rollo. Desde aquí hemos discutido mucho, lo hemos pasado mal, nos hemos reído también, ha sido mucho debate, mucha discusión... Y yo me acuerdo también que a las ocho de la tarde empezaba El Día Después y a las seis nos íbamos a tomar un café siempre los dos, a charlar de la vida, de no sé qué y un poquito del programa. Él era un fenómeno social, yo era el acompañante de Michael Robinson, no nos volvamos locos. Allí había una estrella televisiva, que era indudablemente Michael Robinson y yo le acompañaba. Aprendí en Canal+ a hacer televisión, me parece que El Día Después fue un fenómeno social, las retransmisiones de fútbol también lo fueron. Era girar la cámara y apuntar al público más que al campo en ocasiones, hacer seguimientos... Aprendimos a hacer televisión todos, en la dirección deportiva hubo un antes y un después en Canal+ y yo tuve la suerte de participar en eso con las previas, las entrevistas en el palco, luego El Día Después y El Día Antes. Aprendí mucho y tengo un fantástico recuerdo. Con Michael hablamos menos, él está mucho de viaje a Inglaterra y yo estoy aquí metido, pero cuando nos vemos es una pasada, yo le quiero mucho y él a mi también. O eso me dice.

¿Lo has llamado para Punto Pelota?

Fue el primer invitado de Punto Pelota, nuestro padrino fue Michael Robinson. A veces se lo digo y él me dice 'suerte'. Yo quería un amigo y Michael Robinson en aquel momento era muy importante, además él lo necesitaba porque en aquel momento le habían quitado El Día Después, cosa que no entendí. No entiendo El Día Después sin Michael Robinson en realidad.

¿Volverías a realizar a día de hoy El Día Después?

No, qué va, no. Estuvo muy bien pero soy muy feliz con lo que hago. Creo que los tiempos cambian y El Día Después fue una etapa. Yo creo que El Día Después ya se emite en Cuatro, en Los Manolos, sus vídeos, la gente que trabaja en el programa... Digamos que El Día Después se ha repartido entre Los Manolos y el Informe Robinson. Lo hacen bien, creo, tampoco les veo mucho, pero Juanma Castaño y Cañizares no han perdido la esencia de El Día Después porque eso se mantiene, pero los veo menos. Es verdad que antes era en abierto y al ser codificado ahora es un poco más 'tal', pero la esencia la sigue manteniendo. Cuando hablo de Michael Robinson no digo que sean malos los que hay ahora, digo que para mí 'Lo que el ojo no ve' es Michael Robinson, ese sonido...

Usted trabajó desde 1990 hasta 2004 en Canal+ y como decíamos antes, incluso forjó un dúo mítico con Michel Robinson. Aún así, en un reciente documental sobre la historia de esa cadena, a usted no se le ha nombrado en ningún momento, ¿qué le parece esta falta de respeto?

No, no era tampoco así, en el propio documental sí salgo, pero hicieron una promo de los presentadores y... Pero yo puedo entender eso, es decir, que el que está dirigiendo los deportes considere que sacarme a mí es hacer publicidad a Punto Pelota, que al final es competencia. No sé, prefiero no opinar mucho. Me han llamado compañeros de Canal+ para decirme 'qué feo', pero entiendo que hay una situación de cierto miedo ahora con la situación de Prisa y entiendo que un director de deportes o algún jefecillo de deportes puedan tener miedo a algo.

¿Acabó usted bien con Canal+?

Muy bien.

Usted presentó durante 2 años 'El Mirador del Deporte' en Punto Radio, durante la medianoche. Ahora ocupa esa plaza en televisión, ¿qué diferencias hay?

La sensación de que antes no me escuchaba nadie. Antes podíamos decir cualquier cosa y no te llamaba nadie al día siguiente a quejarse. Ahora tengo una bronca del carajo. Notas que cualquier cosa que dices... y con los futbolistas es una pasada. Recibo un montón de mensajes de futbolistas que siguen el programa, y mira que a esas horas tendrían que estar dormidos todos, pero hemos conseguido meternos de lleno. Hemos llegado mejor. Punto Radio también tenía la cobertura que tenía, en la televisión ahora cualquier cosa que digas es una pasada, hay que ir con mucho más cuidado.

Yo siempre me planteo antes de cada programa 'pasémoslo bien y no hagamos daño', lo que pasa es que es inevitable a veces sin querer. El otro día me encontré con Gurpegi y me decía 'Josep vaya palos me habéis dado por la entrada a Agüero', y al final te das cuenta de que los futbolistas son personas también. Y luego me comentaba cómo le siguen insultando en los estadios desde hace diez años. Y claro, que le diga al árbitro si lo está oyendo y el árbitro le diga que qué más da y no lo apunte... Nos metemos en el fragor, en la burbuja esta de la tertulia y nos olvidamos de los futbolistas, de lo que sienten.

Hablando de los programas de radio, ¿no cree que en ese medio se está viviendo una guerra de guerrillas con ataques entre presentadores y periodistas? ¿Qué opina de ese espectáculo?

Es un error. El otro día no sé en qué programa de televisión de la competencia me daban palos y llegaban mensajes diciendo 'Josep contéstales' y otros 'no les contestes'. Al final les mandé un beso de cariño a los que criticaban. No podemos entrar en eso, es de otros tiempos. No voy a entrar en guerras, ya alguna vez lo he hecho (contestar en televisión) y no lo voy a hacer más. Ya he aprendido eso. La gente pone la tele para pasarlo bien, no para que les utilicemos. Utilizamos a la gente para guerras periodísticas, eso es el pasado. Yo me he equivocado alguna vez contestando, porque me caliento y tal, pero no, nunca más. Insultos o no sé qué, a juicio, a un tribunal, pero en la tele no.

Usted entró a trabajar en la SER con 19 años, cuando estaba aún empezando la carrera de Periodismo, ¿cree por tanto que en esta profesión lo vital es tener iniciativa propia?

Eso está claro. Yo alucino un poco, a mi me dicen que hay mucho paro, pero yo no veo colas en la Castellana para hablar conmigo. A mí lo de los currículos al director, al jefe de personal o a recursos humanos, no creo mucho en eso. Yo con 19 años me fui a hablar con el jefe de deportes de la Ser en Barcelona llamando a la puerta. Me recibió, era un viernes por la tarde y me dijo 'tu imagen bien, yo creo que hablas bien, mañana a los ocho empiezas'. Eso un viernes a la seis de la tarde. Y me dijo 'tranquilo porque un sábado a las ocho de la mañana nadie escucha la radio'.

Echo de menos iniciativa, no hay. A lo mejor vosotros pensáis lo contrario, pero cuando haya colas en la Castellana yo diré que la gente quiere trabajar. Si un estudiante consigue llegar al departamento de deportes y al despacho es que puede llegar a conseguir una entrevista a alguien. Es la mejor prueba que hay, no un currículo, ¿un currículo para qué?

¿Por qué y cuándo decidió dedicarse al periodismo deportivo? ¿Ha contemplado en alguna ocasión dedicarse a otro tipo de periodismo?

Me gustaba, me parecía el periodismo más libre. Me parece que permite improvisar. Yo también hice información política en la Ser durante unos años y cubrí algún atentado, en Hipercor por ejemplo, en Barcelona, en la época que estaba pendiente de ser designada sede de los Juegos Olímpicos, y me lo pasé muy bien. Pero me quedo con la improvisación. No me gusta leer, me gusta improvisar.

¿No le parece que algunos diarios deportivos están entrando en una espiral sensacionalista?

Puede ser, sensacionalista no sé, pero un periódico con colores de equipo... El Sport fue el primero, nació y dijo 'soy del Barça' sin ningún tipo de reparo. Yo recuerdo las críticas que recibió de los demás medios de comunicación, además regalaban la cubertería del Barça y también lo criticaban. El modelo Sport, imitado por todos. Cuberterías reparten todos, y aquel que no se identifica con un equipo no está en el mercado. Que tenga sitio un periódico que no sea de ningún equipo o que no esté marcado, no sé, pero los periódicos de información general también están marcados. Tú cuando te compras un periódico sabes qué te vas a encontrar y a favor y en contra de quien están. A lo mejor como es un entretenimiento el periódico pues tampoco el que lo compra y se gasta un euro no querrá cabrearse, al final quiere que opinen como él.

¿Y cree que la prensa tiene tanto poder como se dice en el Real Madrid o en el Barcelona?

No creo mucho en eso. A Guardiola le daban palos porque no concedía entrevistas personalizadas y ganó seis títulos y luego otro, ¿y quién le da palos a Guardiola? Acaba de renovar ahora y quién le va a dar palos. Los periodistas que se creen que echan a presidentes o entrenadores están muy equivocados. Además yo creo que eso también pasa a la historia, nosotros no estamos para quitar o poner, estamos para contar lo que pasa y luego que cada uno decida, que sean los socios. Pero a mí eso de que digan del periodista 'qué poder tiene que puede echar a uno o a otro' y vaya amenazando... Yo creo que el periodismo es información, entretenimiento y show, nosotros no tenemos que quitar y poner. Contamos lo que sabemos, opinamos sobre lo que nos parece y que sea una tertulia plural donde cada uno cuente lo suyo.

Es que sobre todo el Marca el año pasado cuando empezó con los titulares de 'Vete ya Manolo' o 'Estás despedido Manolo' parecía que estaba ejerciendo un poco de juez ejecutor, daba esa sensación.

Ya, sí, no sé donde está el límite de todo eso. Yo creo que hay que tener opinión, yo consideraba que Pellegrini lo había hecho muy mal, y hay quien lo defendía. Yo aquí me peleaba con la tertulia porque hay gente que lo defendía y decía que el proyecto pasaba por Pellegrini. Yo creo que el tiempo ha dicho que no era Pellegrini el hombre, y sí Mourinho. Pero sobre todo no podemos defender, bueno se puede defender no sé qué, pero decir que en la Liga ha conseguido más puntos que nadie un equipo al que echa el Alcorcón y que en Octavos le echan en Octavos otra vez de la Champions... una sola competición tienes que ganarla por lo menos. Entonces yo no creía en ese proyecto. Las formas de tratar el tema, a mi me decían que a Pellegrini le sentó mal lo que yo decía, pero yo creo que hay que mojarse. No podemos estar ahí 'pues yo no opino', yo me mojo. Yo no soy moderador, presento un programa, soy director y opino. Yo no soy moderador de nada.

¿Y qué le pasa a D'Alessandro con Mourinho? ¿Le debe dinero o algo?

No sé, no le cree. Dice que lo suyo está inventado. Que las guerras ya las hacía Clemente y que el equipo tácticamente no está trabajado. Él es fan de Guardiola en cambio. Todo lo contrario, de Guardiola es fan.

¿Es posible conocer y mantener amistad con futbolistas o gente del fútbol siendo periodista o puede condicionar?

Condiciona, sí, lo que pasa es que tienes que elegir. Si tú tienes un amigo en el vestuario del Madrid consigues información de primera mano de lo que ocurre allí, pero no le mates luego en una crítica. Qué ganas y qué pierdes, hay que valorarlo. Si tú quieres ser ecuánime absolutamente no tengas relación con ningún jugador, pero si quieres dar noticias tienes que conocer a entrenadores, a presidentes y a jugadores. Dónde está el matiz, es delicado. Y bueno, si un jugador es amigo tuyo entenderá que le des un palo si hace falta.

Uno de los momentos más recordados de Punto Pelota es el maratón que se hizo con cada clásico entre Real Madrid y Barcelona, ¿cómo se preparó para esa hazaña?

Se nos ocurrió con BBVA que es un sponsor que tenemos, con el presidente de la casa y conmigo en una cena, era en Barcelona el primero [de los clásicos] y faltaba como un mes, y dije 'hay que montar un lío para darle más publicidad al programa. Un maratón, 24 horas'. El de BBVA me dijo 'es buena esa', le dije si me apoyaba y me dijo que sí y ahí estuvimos. Era demostrar que podíamos hablar 24 horas del Barça-Madrid sin cansarnos y sin repetirnos mucho. Fue una locura. Simplemente tuve a una doctora pendiente de mí las 24 horas, era batir un récord Guiness, el programa deportivo más largo de la televisión en el mundo y había que conseguirlo. Muchas nueces, plátanos y agua.

¿Lo pasó mal durante la retransmisión?

Muy mal, sobre todo a determinadas horas. A las siete de la mañana, que llevábamos siete horas ya y veías salir el sol por la ventana, un poco regular. Pasé momentos delicados.

¿Alguna anécdota?

No sé, anécdotas seguramente habría muchas. En la segunda edición yo quería hacer más 'reality' la historia, con lo cual los compañeros estaban por ahí en sofás tirados y había un rollo muy divertido. Complicidad, una sensación muy 'heavy'. Anécdota sobre todo cuando al cabo de quince días aquí en la puerta [de las oficinas] me encontré a una pareja que venía a verme y me dijo la señora 'Josep yo solo aguanté 16 horas, pero mi marido lo vio todo, él aguantó'. Y cuando planificamos el programa me decían 'haremos una promo que diga ‘¿cómo va a aguantar Josep?’' y les dije que no íbamos a cambiar, lo importante no es que aguante yo es que aguanten los espectadores. Con lo cual era '¿cómo podemos aguantar juntos?' o algo así.

¿Volvería a hacerlo o ya ha tenido suficiente?

Ahora, vamos a hacer una semana entera con el Madrid-Barça y la final de Mestalla (risas). Estamos preparando qué hacemos ahí, la gente lo pide pero claro coincide que tenemos el sábado el Madrid-Barça y luego el miércoles tenemos la final de la Copa del Rey, bueno y la Champions cuidado que puede estar ahí también. Haremos la semana del juicio final o algo así, pero no sé cómo lo vamos a hacer. Todavía no sé como lo vamos a hacer.

¿Cree que este Barça es el mejor equipo de la historia?

Sí, sobre todo porque tiene su propio estilo. Conseguir jugar al fútbol tan bonito como juega el Barça, con un estilo de juego tan definido, con un entrenador que trabaja 10 horas al día pensando en el fútbol y que además los jugadores son en su mayoría de la cantera, me parece que no pueden estar tan buenos ingredientes en un equipo. Aquí se cumple todo, jugadores de la casa, trabajo de cantera, apuesta arriesgada de verdad de Guardiola, un estilo de juego, una filosofía determinada, jugar bien al fútbol, ganar, ganar seis títulos en una temporada, en el primer año de un entrenador... Me parece que tanto junto no puede estar. Lo del Barça es una pasada. Si dicen que es aburrido es verdad. Es mareante para el equipo rival, para un defensa ver a Messi, a Xavi, a Iniesta o a Pedro es una pasada.

¿Ve al Madrid alcanzando (o incluso superando a este Barcelona?

Digamos que el nivel de juego, ese nivel de toque, eso de conocerse de memoria el que llegue a un equipo un chaval de abajo como Pedrito y sea uno más y parezca mejor que Villa, eso no es fácil. Pero el Madrid es un equipo solvente. Yo creo que va a conseguir esa solvencia que no demostró contra el Barça, pero este Madrid va a estar peleando, no va a tirar la Liga. El que conoce al Madrid sabe que no va a tirar la Liga nunca, y el que conoce a Mourinho sabe que menos la va a tirar todavía. Hay una tranquilidad ahí que es la final de la Copa del Rey que ha devuelto la ilusión a los madridistas, hacía falta eso, pero al madridista le hace falta ganarle al Barça. Ganarle al Barça la final de Copa salva una temporada de verdad, porque demuestra que sí le puede ganar al mejor del mundo. Yo creo que jugar como el Barça no, pero el Madrid el otro día no jugó nada mal.

Ahora se pregunta quién es el Di Stefano del siglo XXI, ¿usted se queda con Messi o con Cristiano Ronaldo como dice Valdano?

No sé, Valdano utiliza lo del escudo, la camiseta y todo eso. No sé quién es el Di Stefano. Nos gusta mucho hacer ese tipo de cosas, sobre todo en una semana que no hay liga y tenemos que vender milongas, se utiliza ese tipo de comparativas y hablamos de Di Stefano. No sé, seguramente Messi sea Maradona y Ronaldo, Di Stefano.

Pique acaba de 'confirmar' su relación con Shakira, según dicen algunos, para acallar a la prensa rosa, pero desde que Casillas besó a Sara Carbonero la persecución mediática de estos ha sido escandalosa, ¿no cree que le pasará lo mismo a Pique?

Sí, va a ser inevitable. Cuando Pique llegué a Valencia o a Barcelona para un partido aparecerá la prensa deportiva y la del corazón. Es inevitable. Yo no sé cuál es la solución que tenía Pique. Toda Barcelona sabía que Shakira estaba allí desde hacía meses, que había alquilado allí un piso de tres mil metros cuadrados, y no por casualidad. ¿Piqué qué ha hecho? Cuando le han estado mercadeando con una fotografía, ofreciéndole 150.000 euros por una foto con Shakira, él ha demostrado que no es cuestión de dinero. Ha lanzado la foto a través de su red, a través del Twitter, como 'aquí la tenéis'. La persecución continuará pero se acaba el mercadeo por lo menos, la oferta y demanda, una revista más, una menos... Pero no tienen la foto que buscan, también te digo, ayer lo hablábamos. La foto que buscan es ellos dos abrazados.

Ayer hacía el debate yo de hasta qué punto podemos debatir sobre eso, porque tengo entendido que Casillas se enfadó conmigo porque entendía que el tema entre él y Sara Carbonero aquí en Punto Pelota es donde más cancha le dimos. Es un gran debate que yo me planteo interno. El tema Sara Carbonero-Casillas no es noticia hasta que ella es portada del diario The Times, en ese momento entiendo que no es una broma, que aquí en España tenemos que hablar de Sara Carbonero. Y sabiendo que las agencias le habían hecho 43 fotografías a ella, entendía que el tema iba más allá. Y el beso al final demostró que teníamos razón, eso tenía una historia, un principio y un final. El final feliz, se habla más del beso que del gol de Iniesta.

Yo creo que va a ser complicado para Piqué pero me parece un tío con una madurez y una naturalidad brutal. Lo va a llevar bien.

¿Ve positiva la incursión de jeques como Al-Thani en el Málaga o Ali Syed en el Racing, o cree que su repercusión puede ser negativa para nuestro fútbol?

No sé, es una incógnita. Me parece muy bien que vengan, me da miedo que se cansen y se vayan, y dejen hecho unos zorros el equipo. Me da un poco de miedo todo eso. Jeques sí, pero no sé si hay compromiso.

En plena crisis y con muchos clubes sin pagar a sus futbolistas, ¿no cree que se deberían de buscar otras medidas para ayudar a los jugadores? En Inglaterra se sanciona deportivamente con la pérdida de puntos, forzando al equipo a cumplir sus contratos, ¿lo vería factible aquí?

Sí, es la mejor, lo he hablado muchas veces y me parece la mejor solución. Tenemos un problema en España, sobre todo que los clubes se están gastando el dinero de las televisiones del año que viene ya. Es que no se están gastando lo que reciben este año, los bancos les avalan el dinero que van a recibir el año que viene, con lo cual van un año por detrás, y algunos dos.

De todos los personajes que ha conocido a lo largo de su carrera en el mundo del deporte, ¿con cuál se queda? ¿Cuál le ha parecido más grande, más polémico, le ha marcado más...?

Yo soy muy de la naturalidad de Nadal, desprende normalidad. Y no he conocido a Alonso que me desprende todo lo contrario, y seguramente es un fenómeno pero qué importante es manejar la imagen. Y sobre todo tener una familia y un entorno que te ayude a eso. Nadal es un ejemplo de deportista cumbre, y luego por lo demás hay personajes muy llamativos. Me parece Mourinho un tipo muy interesante, un tipo que merece la pena, que le conocemos seguramente poco y que él tampoco quiere le conozcamos más de lo que es necesario. Pero sobre todo te hablo de Nadal como un ejemplo de trabajo y de naturalidad. En el deporte el ejemplo ojalá sea ese, y el de Iniesta.

Yo me acuerdo cuando se enfadaron en Barcelona porque montamos el chiringuito en el pueblo de Iniesta porque pensamos que le iban a dar el Balón de Oro, y pegó una rajada el tío... Eso no gustó mucho en Barcelona ¿pero qué vas a hacer? ¿Qué va a hacer la familia de Iniesta?

Usted vivió de primera mano la época de Jesús Gil, Mendoza, Gaspart, Lorenzo Sanz... ¿cree que hacen falta presidentes que den espectáculo como ellos o estamos bien así?

Echo de menos eso, echo de menos a Jesús Gil para el show... Aquí cuando se critica a Mourinho, se le puede criticar, pero si somos periodistas queremos Mourinhos más que Pellegrinis. Queremos titulares. Queremos más a Jesús Gil que a Lendoiro, que Lendoiro no es de los malos que todavía tiene bastante chispa, pero hay presidentes muy aburridos. Y ahora está de moda no hablar. Mi trabajo iba a menos en Canal+ con las entrevistas en el palco. En mi época hablaban todos, pero yo dejé de ir y luego dejaron de hablar. Y claro, hacer entrevistas en el palco y que no hablen los presidentes, acabas haciendo entrevistas que no interesan a nadie. Ahora parece que como Florentino [Pérez] empezó a no hablar si no hablas eres más importante. Una bobada.

¿Mantuvo relación con alguno de ellos?

Sí, relación de hablar por teléfono, de periodista a presidente.

Por último, con el Mundial aún reciente, ¿qué repercusiones cree que puede tener tal éxito en nuestro fútbol? ¿Cree que ese está gestionando o vendiendo bien ese triunfo o quizás se están excediendo (u olvidando)?

Yo creo que hay que recordarlo, ahora está reciente, la Copa paseando por todas partes y Del Bosque donde le piden va. El Marqués Del Bosque, que a él le agobia lo del marqués, le pone enfermo. Yo creo que la sensación que hay entre la gente joven es que cada dos años se gana un título, y habrá que decir con el paso del tiempo que un Mundial no se había conseguido nunca, y que la Eurocopa solo dos en la historia. Lo que pasa es que en dos años se ha conseguido todo. Pero está bien que la gente disfrutemos de ese momento histórico para muchos, mucha gente mayor lloró diciendo 'me podré morir habiéndolo vivido'. Y también gente que su padre o su abuelo había muerto sin haberlo visto, seguramente se acordaron de la gente que se quedó a las puertas de verlo.

¿Y un saludo para los lectores y oyentes de Manda Pelotas?

¿Manda Pelotas? ¿Lo tienes registrado? Ese es bueno eh, Manda Pelotas. Pues un abrazo a la gente de Manda Pelotas, que ha sido un placer y que sobre todo peléis mucho, que luchéis por una profesión que es fantástica. Y si peleáis lo vais a conseguir.

Twitter: @NJSaez

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas