El Barcelona se pone serio y asalta el Etihad (0-2)

CRÓNICA Y VÍDEO. Messi adelantó a los azulgrana con un penalti polémico en el minuto 53 que conllevó la expulsión clara de Martín Demichelis y decantó la eliminatoria para un Barça que cometió menos errores que el rival. Valdés desbarató las llegadas del City, comandado por un brillante Silva. Alves puso la puntilla en el 90.

Martes noche. Todo preparado para que volviera la Champions con un choque de altos vuelos entre dos ‘gallitos’ de Europa: City y Barcelona iban a abrir el telón de los Octavos de Final en un Etihad Stadium que presentaba un aspecto propio de una noche especial con un mosaico de los de las grandes ocasiones que rezaba “Blue Moon” (“Luna Azul”), una luna que a la postre se teñiría de azulgrana.

El balón echaba a rodar y ambos equipos declaraban sus intenciones en los primeros compases; los locales esperaban en su campo con un repliegue intensivo cediendo metros y posesión al Barcelona, que la movía de un lado a otro sin gran profundidad. Ya en la previa del encuentro, Martino advirtió que sufriría más el equipo que tuviera menos la pelota, y así fue.

El planteamiento inicial de los ‘citizens’ comenzó a deshacerse con el paso de los minutos y avisaban de forma clara en el minuto 18 por mediación de Negredo, que recibía un pase magistral de David Silva, el mejor del partido, y remataba muy forzado tras evitar la salida de Valdés y quedarse sin apenas ángulo.

Esta aproximación arengó a los hombres de Pellegrini, que adelantaron líneas considerablemente y comenzaron a robar balones en medio campo con Fernandinho y Yayá Touré subiendo la agresividad sin balón. No obstante, no dudaban en recular y volver a esperar una salida a la contra para advertir al Barcelona del poderío inglés con metros por delante.

Los locales hacían daño también a balón parado y comenzaban a crear dudas en lo hombres de Martino. El partido se ponía emocionante para el espectador con jugadas de ida y vuelta que los azulgrana pretendían evitar ralentizando el juego cada vez que tenían la posesión. Así se llegaría al descanso tras una primera mitad de un ritmo trepidante con aproximaciones de unos y otros aunque sin remates claros sobre los dominios de Hart y Valdés.

Nada más dar comienzo el segundo acto, se produciría la jugada decisiva del partido: Navas perdía el balón en medio campo y daba opción al Barcelona a lanzar la contra cogiendo descolocado a los ‘citizens’. Iniesta ve la carrera de Messi y le pone el balón en ventaja para que Demichelis lo derribe en el borde del área y Eriksson pite penalti e inevitablemente expulsión para el 'ex' de Málaga y Atlético.

Era el 52’ y la polémica estaba servida tras apreciarse que el contacto es fuera del área y con las protestas locales por una supuesta falta sobre Jesús Navas en el robo de balón que propició la jugada de la pena máxima. Lejos de verse presionado, Messi transformó firme, raso y al centro de la portería adelantando al Barcelona y poniendo la eliminatoria muy de cara para los de Martino.

El City no se rindió y seguía intentándolo en jugadas aisladas y a balón parado. David Silva dio un recital, jugando y haciendo jugar en tres cuartos de campo, y creando peligro a la espalda de los centrocampistas culés a base de filtrar balones peligrosos buscando la referencia de Negredo, uno de los más destacados sobre todo en la primera mitad.

Con un hombre más sobre el campo, el Barcelona trataba de ocupar mejor los espacios que el rival y aprovechó el flanco izquierdo de la zaga ‘citizen’ con subidas constantes por parte de Dani Alves, que avisó de lo que haría después con una subida por banda y un disparo cruzado que rozó el palo de Hart pasada la hora de juego.

A punto estuvo de traicionar al Barça la superioridad numérica, ya que cometieron el error de recular de manera exagerada en el tramo final dando opciones a un City que estaba al límite físicamente y que se venía arriba al ver real la opción del empate a partir de una gran volea de Silva con la derecha que atrapó un Valdés, de nuevo, impecable.

Los de Pellegrini apretaban con balones en largo hacia Dzeko, que entró sustituyendo a un combativo Negredo y que trataba de fijar sobre todo a los centrales para crear espacios en las llegadas desde segunda línea. Los ‘citizens’ quemaban las últimas naves en el tramo final.

Después de que Eriksson anulara un tanto legal a Piqué, Dani Alves iba a acabar con el sueño de la heroica ‘skyblue’ con una subida marca de la casa por el carril derecho y una combinación maravillosa con su compatriota Neymar que lo dejó sólo para definir ante Hart y hacer el 0-2 con el que se llegaría al final del partido. El Barcelona supo leer bien el partido, arriesgando poco en el pase, sin cometer errores y aprovechando la decisiva expulsión de Martín Demichelis para dejar la eliminatoria muy de cara.

FICHA DEL PARTIDO:

MANCHESTER CITY: Hart: Zabaleta, Kompany, Demichelis, Clichy; Fernandinho, Yayá Touré; Kolarov (Lescott, 56'), Silva, Navas (Nasri, 57'); Negredo (Dzeko, 71').

F.C.BARCELONA: Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets, Xavi, Iniesta; Cesc (Sergi Roberto, 81'), Messi, Alexis (Neymar, 73').

ÁRBITRO: Jonas ERIKSSON (SUE)

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies